..

Paro municipal en Sastre por la normalización de liquidaciones

Los trabajadores reclamaron y el intendente dijo que son medidas que se toman "fuera de la ley" y por razones políticas.

Miércoles 19 de Agosto de 2015

"Hay presión de parte del gremio hacia los trabajadores. De alguna manera, los obligan a adherir al conflicto que plantea el sindicato", disparó ayer al mediodía el intendente sastrense, Rosaldo Gardella, en respuesta a la medida de fuerza que comenzó el viernes último y continuó ayer en el municipio local, en el que los trabajadores reclaman la normalización en la liquidación de sueldos de un sector de la planta de empleados. El intendente dijo que son medidas que se toman "fuera de la ley" y las atribuyó a "razones políticas" que persiguen el objetivo de hacer que termine su mandato con un conflicto.

Por su parte desde el sindicato respondieron que el Ejecutivo "intenta amedrentar a los trabajadores", y analizan profundizar el plan de lucha que incluyó un paro de tres horas en el lugar de trabajo realizado el viernes y durante la mañana de ayer.

Un grupo de trabajadores y dirigentes gremiales reclamaron durante las primeras horas de la jornada laboral con pasacalles y bombas de estruendo frente al edificio municipal.

El secretario general de la Asociación de Trabajadores y Empleados Municipales y Comunales (Atemyc), Horacio Chiappero, señaló que el intendente está tergiversando la situación. "Dice que judicializó el caso, pero en realidad lo que hace es una exhibición de documental que pide un tribunal", precisó, y sostuvo que "busca amedrentar a los trabajadores, advirtiendo que si está judicializado no se puede hacer paro y en realidad eso es una falacia".

El gremialista consideró que "el intendente pretende tirar la responsabilidad que originó el conflicto y la deuda consecuente para el futuro gobierno". También dijo que la agrupación gremial, en el marco de la medida de fuerza, asentó la denuncia para dar intervención al Ministerio de Trabajo.

El dirigente recordó que "es en Trabajo donde se debe resolver la situación. Ese es el ámbito al que hace cinco veces que no va el intendente y no quiere ir, porque hay un dictamen que expresa que está pagando mal los sueldos", insistió y adelantó que "si el intendente no va a esta convocatoria, el plan de lucha va a recrudecer".

Además, adelantó que la medida es por tiempo indeterminado con asistencia a los lugares de trabajo en asamblea durante las primeras tres horas. "Hoy (por ayer) se decidió darle visibilidad al reclamo y respetuosamente todo el mundo pudo venir a la Municipalidad y todos pudieron transitar en Sastre. A la gente le entregamos un volante esclarecedor para que sepan lo que está pasando", afirmó.

Por su parte, Gardella dijo en conferencia de prensa que desconoce cómo evolucionará el conflicto porque "no se notificó como corresponde al Ejecutivo. La posibilidad de hacer una huelga está contemplada en la ley. Pero también establece que se deben notificar los motivos de la decisión de parar".

"Hablamos con el personal y existen presiones para que adhieran a la huelga", dijo el intendente, y agregó que "la realidad es que el Ministerio inició un expediente por este tema sobre fines de 2012. La Municipalidad concurrió a dos audiencias y luego presentó un escrito. Allí están plasmadas las posturas de Atemyc y los dictámenes de las áreas contable y jurídica respecto al conflicto y desconocemos los motivos por los cuáles ese expediente fue archivado".

En ese contexto Gardella aseguró que "en esa oportunidad el Ministerio tuvo la oportunidad de expresar su parecer sobre el tema" y añadió que "si hay que corregir este tema lo vamos a hacer".

El reclamo consiste en que los trabajadores afectados no perciben asignaciones incluidas en el acta de paritarias de 2010 y 2011. "Nadie está facultado para sacarle al trabajador esas asignaciones que vulneran derechos como el de percibir mayor ingreso por títulos de nivel superior.

Aquí cobra lo mismo un trabajador con título secundario que aquel que no lo tiene, lo que significa una reducción del 17,5 por ciento para en el empleado más capacitado", indicaron los representantes gremiales.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario