..

Para marzo prometen agua con menos arsénico

Autoridades de Assa aseguran que para ese mes estarán terminadas las demoradas obras de una planta de ósmosis inversa para la ciudad de  Cañada de Gómez.

Martes 18 de Diciembre de 2012

El presidente de Aguas Santafesinas (Assa), Alberto Danielle, reconoció el atraso en las obras de construcción de una planta de ósmosis inversa para la potabilización de agua para Cañada de Gómez y prometió que para marzo estarán concluidas.

El titular de la firma realizó declaraciones y respondió a los reclamos formulados por los ediles de esta ciudad a raíz de las dilaciones en los trabajos. Lo hizo en el marco de una recorrida por el predio donde se está montando la estructura, donde explicó que el atraso de las tareas se dio por la seguidilla de temporales de los últimos tiempos.

Danielle aseguró además que "la empresa tiene los recursos" para construir la planta, que "va a bajar el arsénico. Son dos módulos que podrán incrementarse con el paso de los meses".

El presidente de la empresa dijo también en este marco que el acueducto Sur Alternativa II (el que corresponde a Cañada de Gómez) "por ahora sigue en los planes de Assa".

La planta potabilizadora en ejecución (la primera en la historia de Cañada de Gómez) permitirá completar el proceso que se abrió en 2008, cuando Assa puso en marcha la cisterna donde se reúne el agua aportada desde distintos pozos.

La obra implica una inversión de unos 8,5 millones de pesos. Assa informó que en estos momentos la empresa contratista está avanzando en obras complementarias para la instalación de los módulos de potabilización en el predio de la cisterna y planta de distribución de agua, ubicado en Güiraldes y Colón.

Explicó Daniele que ya se terminó de erigir el galpón donde estarán instalados los módulos de ósmosis inversa. También comenzaron a realizarse las primeras excavaciones para la posterior vinculación de la cañería de alimentación a la cisterna ya existente.

Contaminada. Un estudio realizado por del Instituto Nacional de Tecnología Industrial reveló que el arsénico en el agua que se suministra en esta ciudad es seis veces más alto que lo permitido. por el Código Alimentario Argentino y la Organización Mundial de la Salud. El mismo informe aclara que el Ente Regulador de Servicios Sanitarios actualmente está otorgando plazos para que cada prestador del servicio se adapte a la legislación vigente.

El informe técnico acaba de ser difundido en la ciudad. Tras conocerse la noticia, alrededor de un millar de cañadenses adhirieron a un grupo creado en Facebook, en el que se plasman los resultados y se alerta que de no revertir los niveles actuales de arsénico, con los años puede ser causal de diversos tipos de cáncer.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS