PANDEMIA

Zulma Lobato le agradeció a Dios que fue vacunada contra el coronavirus

"No sentí el pinchazo", dijo la mediática luego de ser inoculada con la primera dosis de la vacuna india. "No me pasó nada", contó con alegría.

Viernes 23 de Abril de 2021

Fue una de las grandes animadoras de la televisión bizarra, pero cuando pasó la moda quedó en el olvido. Así y todo, Zulma Lobato sigue siendo una figura icónica para los que disfrutaban de los talk shows desmesurados con los que la grandes cadenas televisivas supieron sumar rating y buenos dividendos.

El ascenso y caída de Zulma Lobato, claro está, fue seguido atentamente porlos medios, que aprovechan tanto cuando sus estrellas gozan de sus cinco minutos de fama como cuando, lejos de las luces del varieté, se debaten como pueden para sobrevivir. Por suerte, este viernes las noticias sobre Zulma son buenas.

“Gracias a Dios me vacunaron. Me dijeron que me podía tener mareos o dolores de cabeza, pero no me pasó nada. Tampoco sentí el pinchazo”, contó Lobato sin poder ocultar la alegría por haber recibido la primera dosis del antígeno contra el Covid-19.

Se trata de la segunda buena nueva que la estrella del mundo de la farándula recibe este 2021. La primera se la habían dado el pasado 2 de enero, cuando logró subirse a un micro rumbo a Mar del Plata para descansar unos días junto a su mánager, Lautaro Reyes.

El 2020 fue un año angustiante para Lobato. En agosto sufrió un robo violento en la pensión donde vive, la golpearon y tuvo que recibir atención médica. El ataque se sumó al mal momento que estaba pasando en su vida, que la sumió en una tristeza profunda.

“Eran dos ladrones y ella forcejeó y la arrastraron para el lado de las vías y le rasgaron las ropas y así quedó, pobrecita. El móvil policial la llevó hasta el hospital de Vicente López, le hicieron curaciones, tomografía computada. Ahora está en la casa, muy dolorida, descansando”, contó Reyes a TN.

El abogado Mauricio D'Alessandro la ayudó a salir adelante, a rearmar su economía. Así fue como pudo para los seis meses de alquiler que adeudaba y el resto del dinero que le donaron fue a un plazo fijo, para evitar dolores de cabeza.

Después del asalto, pasó varios días en un centro comunitario llamado “Mariposas libres”, donde le bridnaron asistencia. Ya había estado en febrero, cuando tuvo problemas con el dueño del lugar, un pai umbanda que la estafó. Fueron meses dificiles.

En diciembre de 2019 fue operada en una clínica de Vicente López. Le extirparon un riñón con múltiples quistes y estuvo varios días en terapia intensiva. Lejos de ese periodo negro, Lobato disfruta hoy de la tranquilidad de saber que fue vacunada y que la pandemia no es para ella una presencia ominosa.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario