PANDEMIA

Sirenas, lágrimas y aplausos en el último adiós a la enfermera del Heca que murió de coronavirus

Miriam Soto fue despedida por sus compañeros en un emotivo acto en Pellegrini y Crespo, frente al emblemático Hospital Clemente Alvarez

Martes 08 de Diciembre de 2020

Trabajadores del Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca) le brindaron esta mañana una emocionante despedida a Miriam Soto, la enfermera que trabajaba en ese nosocomio y que este lunes falleció por coronavirus. El vehículo que trasladaba los restos de la trabajadora se detuvo frente al emblemático efector, en Pellegrini y Crespo, y de inmediato comenzaron a sonar las sirenas de las ambulancias en señal de duelo.

Mientras el sonido de las bocinas se hacía sentir, un nutrido grupo de familiares, amigos y compañeros de trabajo de Soto, entre los que se encontraba el director del Heca Jorge Vitar, se acercó al vehículo y puso ramos de flores sobre el coche. Eso dio a paso a un sostenido aplauso.

Miriam Soto tenía 55 años y tres hijos. Trabajó en más de 30 años en el hospital mayor de la ciudad, donde se ganó el corazón de todos sus compañeros. Estaba internada desde el pasado 14 de octubre por un cuadro de neumonía que se complicó por coronavirus. Su nombre se suma al de Marleni Monzón, también integrante del plantel de enfermería que murió de Covid-19 hace un mes.

Trabajadores del HECA despiden los restos de la enfermera.mp4

Soto trabajaba en el área de Emergencias Primarias del Clemente Alvarez y en el sector de Neonatología del Hospital Centenario. Debido a las complicaciones que tuvo por su enfermedad se le había colocado un respirador artificial hace unos días. Una semana antes de que la enfermera quedara internada había ingresado al mismo hospital su marido, quien también estuvo muy grave en la unidad de terapia intensiva, pero finalmente se recuperó.

"Miriam era un poco la mamá de todos. Estuvo en casamientos, fiestas, despedidas. Estaba cuando había que hacer un reclamo, firmar una nota ante las autoridades. Por eso sentimos este dolor. Ella sembró hasta en nuestros hijos un recuerdo. No paraba de hablar de su familia, por los que luchaba. Nos amaba a todos, nos retaba y disciplinaba. Muchos profesionales salieron con los conceptos que Miriam les inculcó. Miriam era una gran profesional y era como la mamá de todos los del Heca", dijo esta mañana una de las compañeras que también brindó su homenaje.

despedida enfermera01.jpg
despedida enfermera03.jpg
despedida enfermera02.jpg
despedida enfermera04.jpg

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario