La Región

"Sentí lo mismo que el día que hice mi primer reemplazo como docente"

Directivos y alumnos de escuelas rurales de Santa Fe contaron sus sensaciones de volver a las aulas.

Martes 20 de Octubre de 2020

Susana Gamarra tiene 32 años de docencia pero el domingo a la noche no pudo dormir. Al otro día sus alumnos y alumnas iban a volver a clases luego de siete meses. Susana es directora de la Escuela Nº 6.072 de Tartagal (departamento Vera), uno de los 56 establecimiento educativos que este lunes volvieron a clases presenciales en Santa Fe. Por eso cuando el lunes por la mañana vio cómo uno a uno chicos y chicas iban ingresando a la escuela se le puso la piel de gallina. “Me sentí como que estaba haciendo mi primer reemplazo, y eso que tengo 32 años de docencia, pero las sensaciones son las mismas”, dijo la directiva. Su testimonio fue uno de los que se escucharon esta mañana en el acto virtual de retorno a clases presenciales, encabezado por el gobernador Omar Perotti y la ministra de Educación provincial Adriana Cantero. Por videoconferencia, también participaron el ministro de la cartera nacional Nicolás Trotta y representantes sindicales.

"Estoy feliz, muy feliz", dijo la directiva de la escuela de Tartagal, una localidad de 1900 habitantes ubicada en la Cuña Boscosa santafesina, en el extremo norte provincial. Su escuela fue una de las 56 escogidas por el Ministerio de Educación para la vuelta a clases presenciales Tal como explicó la ministra Cantero en el acto, se trata de instituciones de los departamentos Vera, General Obligado, San Justo, San Martín, 9 de Julio, Las Colonias y Castellanos, y que conforman un grupo de “escuelas seguras” para el retorno. En un video que pasaron en el acto, se pudieron ver imágenes del regreso de ayer en las escuelas Nº 6328 de Paraje El Palmar, CER 334 y 607 de Gregoria Pérez de Denis, CER 411 de Los Cuervos, 315 de Angélica, 352 de Colonia San José y 273 de Las Bandurrias. También la 6.048 de Golondrina, 323 de Campo Baduino, 345 de Providencia, 280 de Landeta, 437 de Campo Huber, 506 de Nuevo Torino, 604 de Alejandra y 502 de La Pelada.

La ministra de Eduación Adriana Cantero calificó a la jornada como “un día histórico”, porque el inicio del dispositivo de recuperar presencialidad se dio en estas 56 escuelas de “la ruralidad profunda, muchas veces más invisibilizadas y más alejadas”. Y porque con ellas “se inicia el formato de la escuela pospandémica”, con nuevos modos “de habitar la escuela y trabajar en ella”.

[EN VIVO] Vuelta a clases en la provincia de Santa Fe

Cuando sopla el viento norte

Otro de los testimonios que se pudieron escuchar esta mañana fue el del profesor Alejandro Fernández, director de la Escuela Nº 6.048 Juana Manso de la comuna de Golondrina (departamento Vera). “Desde este norte caluroso ayer el sol estaba con toda su intensidad, el viento norte también y fue trayendo a cada chico y chica”, relató el docente de Golondrina, una localidad de 500 habitantes.

>> Leer más: Alegría y emoción en el regreso de clases presenciales en escuelas del norte santafesino

A la escuela ayer volvieron a clases los chicos y chicas de primer grado, y los del plurigrado de 5º, 6º y 7º. “Fue una emoción para todos los que trabajamos acá en la escuela”, contó. Al igual que en la escuelita de Tartagal, en Golondrina la previa fue muy movilizante. El domingo, el día previo a recibir a los alumnos y alumnas, el personal estuvo en la escuela pintando círculos en el patio para el recreo, colocando adornos, carteles y banderas. La bienvenida debía ser una fiesta. Cuando chicos y chicas ingresaron a las aulas, con todos los protocolos del caso, decidieron abrir una instancia para escuchar a chicas y chicos. “Nos contaron todas sus sensaciones y fue un día que pasó rapidísmo para nosotros”, resumió el docente.

cantero5.jpg

La voz de chicas y chicos

Pero en el acto de esta mañana, además de las autoridades ministeriales, del gobernador y los directivos, también hablaron los chicos y las chicas. Brunella (1º), Santino (5º) y Bianca (7º) de la escuela de Golondrina también participaron del acto. Y si bien por un problema técnico no pudieron aparecer en cámara sus voces se hicieron presentes.

Lo mismo pasó cuando fue el turno de la escuela de Tartagal. Tras la palabra de la directora Susana Gamarra, nenes y nenas de primaria también pidieron la palabra. "Me siento un poco raro, es todo distinto a como estábamos acostumbrados”, admitió uno de los chicos. A su lado, una nena de séptimo confió: "Me gusta estar de vuelta en la escuela con mis compañeros”. Y otro nene dijo: "Estoy muy feliz de estar con mis compañeros, va a ser dificil y distinto, porque no podemos jugar como el año pasado, pero igual acá estamos".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario