PANDEMIA

Jóvenes, boliches y contactos con pueblos vecinos suman casos positivos de coronavirus

Los contagios aumentan muy rápido en la segunda ola, como pasa en la ciudad de San Guillermo, en el noroeste santafesino, cerca de pueblos cordobeses.

Miércoles 14 de Abril de 2021

El contagio de los jóvenes aparece como causa principal de un gran número de infectados de Covid-19 al desatarse la segunda ola. Se presumía que la apertura de boliches bailables en algunas localidades los potenciarían, y parece que así fue. Y no alcanza con cuidar en tierra propia, hay que tomar precauciones con poblaciones vecinas, como está sucediendo en el noroeste santafesino. El claro ejemplo de la ciudad de San Guillermo, en el departamento San Cristóbal, a 390 kilómetros de Rosario, a 260 de Santa Fe capital y a solo 40 km de la ciudad cordobesa de Morteros, donde se desató hace una semana una catarata de positivos de coronavirus. Hacía allí habrían ido una gran cantidad de jóvenes a “divertirse” y parece que se “volvieron” contagiados.

En San Guillermo los números son elocuentes: durante todo el mes de marzo se habían notificado 106 casos. Esta cifra fue superada ampliamente en estos 13 días de abril, porque aún con resultados pendientes, sumó 183 positivos.

El domingo el parte epidemiológico arrojó 46 nuevos casos activos en San Guillermo y así superó a la ciudad cordobesa de Brinkmann (a 60 kilómetros) en porcentaje de personas positivas comparadas con la cantidad de habitantes: 215 casos activos en 10.000 habitantes arrojan que 1 de cada 46 sanguillerminos tiene Covid (un 2,15% de la población). En la localidad vecina con 197 casos en 12.000 habitantes, marca que 1 de cada 60 está contagiado.

En esa zona limítrofe, San Guillermo quedó muy cerca de los números de la también cordobesa Morteros (distante a 40 km), que vive un caos de contagios de coronavirus, con 587 casos activos que significan un 3,08% de su población, lo que quiere decir que 1 de cada 32 morterenses tiene Covid.

Desde el inicio de la pandemia San Guillermo suma 886 casos positivos totales, mientras que su vecina Suardi (a 21 km, hoy tiene 80 activos en 9.000 habitantes, lo que indica que 1 de cada 112 está con el virus) suma 609. Otra situación preocupante es la de Villa Trinidad (a 18 km), que con 4.500 habitantes suma 84 activos, lo que indica que 1 de cada 53 trinidenses tiene Covid.

Mientras que la situación epidemiológica de las dos ciudades más grandes del departamento San Cristóbal está más “tranquila”, ya que la cabecera está en 60 casos activos sobre un total de 16.000 habitantes, lo que indica que sólo 1 de cada 266 tiene Covid. Por su parte, Ceres tiene 43 casos activos sobre un total de 22.000 habitantes, lo que indicaría que 1 de cada 511 ceresinos están contagiados.

“El lunes hicimos 74 hisopados, fue el día que más se hicieron desde el inicio de la pandemia, y quedamos muy cerca del récord. Se confirmaron 31 positivos y se mandaron a análisis de PCR a Santa Fe unas 30 muestras, que seguramente la mitad va a dar positivo”, explicó el director del Samco de San Guillermo, Pedro Giménez, en diálogo con el programa “Estamos con Vos”, de Canal 2 de TVCOOP.

“Esta situación no me sorprende, es lo que estimábamos que podía darse; con la habilitación de eventos en lugares bailables, por más que haya pocos casos cuando comienzan a darse se multiplican exponencialmente”, agregó.

Y fue más allá: “Si en San Guillermo se hubiesen abierto boliches o realizado eventos tendríamos una situación epidemiológica similar a la de Morteros o Brinkmann. Vemos que la franja de edades que más casos reportó es de entre 17 y 40 años. Sobre esta segunda ola estamos viendo que hay jóvenes con problemas respiratorios, cuando antes veíamos a personas mayores de 60 años complicados hoy vemos gente joven con complicaciones”.

“Nos preocupa porque son localidades chicas con números altos”, confió Carolina Cudós, de epidemiología de la provincia. Y agregó que “el hecho de que San Guillermo, un pueblo que no alcanza a tener diez mil habitantes, tenga 40 personas contagiadas, es mucho y debemos estar atentos”.

A todo esto, también dijo “estamos estudiando la posible mayor contagiosidad de la variante de la cepa de Manaos”, cuando se le preguntó por la posible incidencia del caso mortal de Covid-19 de una mujer con comorbilidades en Rafaela, que no solo registró ese caso, sino que en los últimos días es de las zonas de la provincia que presentó una de las mayores ocupaciones de camas críticas, con las terapias intensivas trabajando al límite de su capacidad, según señalaron del Ministerio de Salud.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario