LA CIUDAD

Hoteleros y gastronómicos con incertidumbre por caída de reservas para las fiestas

"Este año fue muy malo y no termina de la mejor manera", dijo Alejandro Pastore, referente del sector

Miércoles 23 de Diciembre de 2020

El sector hotelero gastronómico de Rosario llega a estas fiestas de fin de año con un panorama de incertidumbre. Las restricciones que impuso la pandemia de coronavirus se hicieron sentir con rudeza en ese ámbito, donde se registraron caídas en las reservas con relación a lo que ocurrió el año pasado.

Alejandro Pastore, referente de la Asociación Empresaria Hotelero Gastronómica de Rosario, señaló que cuando faltan pocas horas para Navidad las reservas en alojamientos de alta gama estaba entre un 15 y 20 por ciento, mientras que en bares y restaurantes ascendía a un 60 por ciento.

“Estas fiestas son distintas en virtud de la situación de incertidumbre que vive el sector. Los límites en la cantidad de comensales y en los horarios afectó negativamente a las reservas. Estamos haciendo un relevamiento. Si bien hay opciones en hotelería y en algunos sectores de la gastronomía, los niveles de reserva están por debajo de lo esperado”, expresó Pastore.

Según los números que maneja la Cámara, hasta ayer había un 15 o un 20 por ciento de reservas en hotelería alta gama y en la gastronomía, entre un 55 ó 60 por ciento. Nos afectaron los límites de horarios y en la cantidad de comensales. Cuando uno le tiene que informar al cliente que la mesa no puede tener más de 6 comensales, muchas reservas caen”.

>> Leer más: Los comerciantes del centro alertan a los clientes sobre cómo evitar arrebatos

En declaraciones al programa "Todos en La Ocho", Pastore sostuvo: “Estamos frente a un fin de año muy atípico, muy malo para todo el sector y no termina de la mejor manera. Nos hubiera gustado un poco más de razonabilidad. Se permitieron las reuniones familiares para quince personas y se podría haber aplicado lo mismo para los locales gastronómicos con un protocolo más estricto”, añadió.

Pastore dijo que tras las últimas disposiciones gubernamentales, “los locales quedaron con un cincuenta por ciento de ocupación, con un tope de seis comensales por mesa, tanto en el interior como en el exterior de los salones. Los encuentros sociales se hicieron durante todo el años en los espacios privados y no en la gastronomía.”

A pesar de la crisis, el empresario dijo que las ofertas que hay en el rubro hotelero y gastronómicos para pasar las fiestas “son más que razonables. La propuesta en hotelería con menúes que van entre los 5.200 pesos y 6.500 por personas, hablando de alojamiento de cuatro y eventualmente de cinco estrellas. Es un producto que apunta a un segmento determinado de consumidor”.

“Lo mismo sucede con los alojamientos que van de cuatro a doce mil pesos de acuerdo a la cantidad de noches, que pueden ser una, dos o tres, con cochera y desayuno. Son precios ajustados a la realidad económica y a la calidad del servicio. En cuanto a los restaurantes y restobares, habrá precios de 2.800 a 4.900 pesos con menúes de dos a tres platos, con entrada fría y postre o mesas dulces y bebidas”, precisó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS