Pandemia

Francia levanta de a poco las restricciones: "Se acabó el pico de la segunda ola"

El presidente Macron anunció la reapertura de comercios y servicios religiosos, aunque los restaurantes y gimnasios deben esperar hasta el 20 de enero.

Martes 24 de Noviembre de 2020

Los franceses podrán regresar a sus comercios favoritos y asistir a servicios religiosos a partir de la semana próxima, luego de un mes de confinamiento parcial por el coronavirus, pero deberán esperar hasta el 20 de enero para ir a un restaurante o entrenar en el gimnasio.

El presidente Emmanuel Macron delineó las nuevas reglas de la estrategia de Francia contra el coronavirus, después de imponer restricciones a nivel nacional el mes pasado cuando las infecciones, hospitalizaciones y muertes relacionadas con el Covid-19 aumentaron en toda Europa.

La tasa de infección por cada 100.000 personas en Francia cayó a menos de una tercera parte con respecto a principios de noviembre y en la última semana también descendió el número de personas en hospitales y unidades de cuidados intensivos.

"Se acabó el pico de la segunda ola", anunció Macron en un discurso televisado. Sin embargo, la situación sigue siendo tensa, con cientos de muertes diarias, lo que se refleja en la cautelosa salida de la cuarentena.

>> Leer más: Hubo 7.164 nuevos contagios de coronavirus en Argentina, que acumula 1.381.795 positivos

El 15 de diciembre se les permitirá abrir a algunos museos y cines, y se relajarán las normas a nivel nacional de quedarse en casa. Francia volverá a implementar su toque de queda a partir de las 9 de la noche y las estrictas multas por incumplimiento. Macron dijo que el toque de queda se suspenderá las noches de Navidad y Año Nuevo, cuando la circulación será “libre”. El 20 de enero, y sólo si las infecciones diarias caen por debajo de las 5.000, los restaurantes y gimnasios podrán reabrir.

Actualmente todos en Francia necesitan autorización para salir de su casa y no se permiten los viajes de placer, aunque algunas escuelas y lugares de trabajo permanecen abiertos.

Las reglas del gobierno van en sintonía con los médicos que advierten contra la reducción de las restricciones a una velocidad excesiva y que se repitan los errores cometidos al salir de la cuarentena en mayo sin una política clara sobre barbijos y poca capacidad de pruebas diagnósticas. "Si salimos muy rápido, el virus también volverá a circular muy rápido", dijo el jefe de la comisión médica de la autoridad hospitalaria de París, Remi Salomon.

Con calentadores, fajas o gorras hechas de mascarillas quirúrgicas, dueños de tiendas, restaurantes y bares marcharon por Lyon para exigir la reapertura. Algunos lanzaron bengalas rojas y uno alzó un cartel con la leyenda: "No hay futuro".

Francia reportó más infecciones que cualquier otro país en Europa y más de 50 mil muertes relacionadas con el virus, una de las mayores cifras en todo el mundo. En el último día reportó 9.155 casos nuevos y 458 fallecidos. El Ministerio de Sanidad indicó que la cifra total de contagios es de 2.153.815, mientras que los muertos son 50.237 desde que comenzó la pandemia el pasado mes de marzo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS