PANDEMIA

El fiscal Carizza dijo que los organizadores de la "pool party" de Fisherton serán juzgados

El funcionario sostuvo que esas personas "utilizan la coyuntura para planear estos eventos que sin muy riesgosos para la salud de la comunidad".

Lunes 18 de Enero de 2021

El fiscal de la Agencia de Investigación de Criminalidad Organizada y Delitos Complejos, David Carizza, consignó este lunes que “están individualizados” los organizadores o promotores de la multitudinaria fiesta clandestina desbaratada ayer en Américo Tonda al 9100, en el barrio San Eduardo. Y que esas personas serán sometidas a proceso judicial por quebrantar una normativa nacional, a la que adhirió la provincia, que establece prohibiciones para las reuniones masivas.

“Más allá de la imprudencia de los asistentes, hay personas que están utilizando la coyuntura y tratan de organizar estos eventos que son sumamente riesgosos para la salud del resto de la población”, expresó el fiscal.

El procedimiento se realizó alrededor de las 18 de este domingo en un lujoso chalet de dos plantas ubicado en medio de una finca parquizada con pileta, en la que un grupo de casi ochenta jóvenes se había reunido para realizar una fiesta ilegal con música a alto volumen y con consumo de bebidas alcohólicas sin respetar los protocolos para prevenir contagios de coronavirus.

Denuncias en municipio y Fiscalía

En declaraciones al programa “Todos en La Ocho”, el representante del Ministerio Público de la Acusación señaló que en el caso de este domingo en el barrio Aldea “se intervino luego de las denuncias que no sólo se realizaron ante la Municipalidad de Rosario sino también en la propia Fiscalía. Ante esta situación, se ubicó el domicilio y se comprobó que en el mismo se realizaba una gran fiesta con una importante cantidad de personas en el lugar y entonces se procedió a desbaratar la reunión que por otra parte llevaba varias horas realizándose”.

pool party01.jpg
Personal policial y del municipio en el chalé de zona oeste donde se hizo la fiesta este domingo.

Personal policial y del municipio en el chalé de zona oeste donde se hizo la fiesta este domingo.

El funcionario judicial señaló que en el procedimiento se secuestraron bebidas alcohólicas y que “es materia de investigación” el sistema de cobro de dinero para participar en esa fiesta, y agregó que en estos últimos días “se han desbaratado dos actividades que iban a ser muchísimo más masivas en los alrededores de Rosario, que se estaban publicitando en las redes y por las cuales se establecía el pago de dinero”.

>> Leer más: Clausuraron un salón de fiestas en el que se celebraba un casamiento

“Esto lo consiguieron la provincia y la Municipalidad trabajando en conjunto, al igual que con la fuerza policial, y ha sido muy importante por el riesgo que conlleva la afluencia de gran cantidad de personas para todos los habitantes de la ciudad.

pool party.jpg

“El Código Penal tipifica como delito participar en una actividad que implique la propagación de una enfermedad peligrosa y contagiosa, violando las medidas sanitarias vigentes. En el caso concreto de San Eduardo, más allá de que a cada uno se le chequearon los antecedentes penales, obviamente quedan sujetos a un proceso judicial. En ese trámite se verificará el grado de responsabilidad. Obviamente, que hay gente que se aprovecha para cobrar una entrada y la responsabilidad es mayor. Pero sí, se les abre una causa penal a todos ".

Embed

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS