Pandemia

El cuidado de las infancias en las barriadas populares en tiempos de pandemia

La Secretaría de la Niñez cuenta con una guardia las 24 horas del día para brindar asistencia durante la cuarentena ante posibles casos de vulneración de derechos.

Lunes 06 de Abril de 2020

La última medición que arrojó el Indec (Instituto Nacional de Estadísticas y Censos) del cierre del segundo semestre del 2019 expuso números preocupantes sobre el índice de pobreza tanto a nivel nacional como local. Tal como lo informó La Capital en su edición del 2 de abril, la pobreza en el conglomerado del Gran Rosario alcanzó al 35 por ciento de la población y la tasa de indigencia llegó al 7,3 por ciento. En la misma nota el director del Observatorio de Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA), Agustín Salvia, advirtió que la coyuntura de aislamiento social profundizará esa situación crítica para los próximos meses y confirmó un dato aún más preocupante: del porcentaje de pobres a nivel nacional, el 52,3 por ciento son niños de hasta 14 años, mientras que el 42,5 por ciento corresponde a adolescentes y jóvenes de entre 15 y 29 años.

Para Alejandra Fedele, titular de la Subsecretaría de Niños, Niñas, Adolescencia y Familia de la provincia de Santa Fe, en este contexto de crisis sanitaria y cuarentena los más perjudicados son justamente los padres y madres de esos niños y niñas, porque en este momento no están pudiendo obtener ningún ingreso. “Muchas de esas familias trabajan de la economía popular, son vendedores ambulantes o juntan cartones, y hoy en el marco de la cuarentena no lo están pudiendo hacer, por este motivo tanto el gobierno nacional como el gobierno provincial están tomando medidas para que esas personas puedan tener lo necesario como la alimentación, que es lo más importante en este momento”, replica.

bolsones.jpg
A principios de mes comenzó el reparto de bolsones de alimentos a los sectores más humildes de la ciudad.

A principios de mes comenzó el reparto de bolsones de alimentos a los sectores más humildes de la ciudad.

De qué modo se transita la cuarentena en los barrios populares no es un tema menor. La comunicación tanto en los medios masivos como en las redes sociales se torna uniforme y el lema que se impone es “quedate en casa”. Aún cuando se trata de una información correcta que apunta al único remedio con el que se cuenta hoy en día para hacer frente a la pandemia, lo cierto es que no todos los espacios se habitan de la misma manera y en los hogares de los barrios más vulnerables la situación se vuelve más difícil de transitar.

En este sentido, Fedele explica que todo se vuelve más complejo para las familias pobres, pero que aún así hacen un gran esfuerzo por cumplir con las normativas: “A pesar de las dificultades lo están haciendo lo mejor posible, he recorrido los barrios y he podido constatarlo. Por supuesto que en muchos casos hay una situación de hacinamiento, se trata de hogares muy humildes, en donde en una misma vivienda viven varios familiares y esto torna la situación muchas veces más compleja”.

La funcionaria destaca la tarea que realizan los voluntarios de algunos gremios y el alto perfil que han asumido los organismos del Estado para posibilitar que los jefes y jefas de estas familias pobres no tengan que romper el aislamiento por motivos de subsistencia. La intervención coordinada apunta a proveer a estas personas de todos los recursos que necesitan para pasar estos días en sus casas lo más protegidos posibles.

"Actualmente contamos con una guardia permanente las 24 horas y los trabajadores de la Secretaría de Niñez están trabajando desde sus casas continuamente comunicados

La violencia y su contracara

Otra de las problemáticas que se desató con el aislamiento social son las situaciones de violencia intrafamiliar. Como se ha visto en las últimas semanas, la cuarentena deja ver un recrudecimiento de situaciones de violencia de género ¿Pero qué sucede con los niños y las niñas? “Efectivamente ha aumentado el número de llamados y hemos tenido que tomar medidas al respecto, la situación de la convivencia continua genera situaciones de violencia y esto es algo que ya lo teníamos previsto”. dice Fedele. De todas formas, aclara que hay más casos de violencia de género que de violencia intrafamiliar que afecte a niñas y niños.

Las situaciones de violencia familiar y de género son problemáticas que atraviesan a todos los sectores socioeconómicos y no son privativas de ninguna clase social. La subsecretaria explica que a través del organismo el Estado provincial responde en todos los casos cada vez que es necesario.

“Actualmente contamos con una guardia permanente las 24 horas y además la hemos reforzado. Los trabajadores de la Secretaría de Niñez están haciendo la cuarentena, pero trabajando desde sus casas continuamente comunicados”, cuenta. En Rosario el número de las guardia es el 153-217392.

La funcionaria también destaca la contracara que tiene esta situación excepcional: “Respecto de los barrios populares, y en lo que hace a situaciones que involucren a los niños y niñas, también hay que contar que vemos un mayor contacto personal en las familias que en la locura de todos los días de ir a changuear o buscar cartones no era posible. Hoy hay muchas familias que están compartiendo, conviviendo y realizando muchas actividades dentro de sus casas con los hijos”.

Educación virtual

Respecto de cómo están transitando la escolaridad los niños y niñas de sectores vulnerables explica que la virtualización de la educación en esos barrios es casi nula, que es una situación irreal, porque en las familias los chicos no cuentan con los recursos necesarios, no tienen ni computadora ni internet como en otros hogares. Aún así, destaca el esfuerzo de docentes, padres y madres, que con los escasos recursos con los que cuentan hacen lo posible para sostener la escolaridad de sus hijos.

“Hay un gran compromiso por parte de los docentes, y se busca la forma de poder llegar a través de los teléfonos de los papás o las mamás. Algunas tareas las manejan por teléfono o WhatsApp y las familias hacen todo lo posible por responder”, afirma.

>> Leer más: Nación lanzó una plataforma de educación digital para que los chicos sigan aprendiendo

Coordinados para contener

Otro de los temas que preocupan son los niños y niñas en situación de calle en el marco de la pandemia y Fedele se ocupa de aclarar algunos interrogantes sobre este tema: “No hay niños pequeños solos (menores de 12 años) en situación de calle. Lo que sí hay son familias en situación de calle con niños y niñas, y esas familias hoy están en cuarentena. Como respuesta a esta situación, tanto la Municipalidad de Rosario como la provincia han abierto lugares de alojamiento para acogerlas y hoy podemos decir que están todas alojadas. Incluso personas que han quedado varadas por transladarse de una ciudad a otra”.

Respecto de los adolescentes en situación de calle, la subsecretaria de Niñez provincial destaca que el área que coordina cuenta con un espacio para esos chicos y chicas. “Antes de la pandemia —dice— muchos adolescentes en esas condiciones se acercaban a la noche para dormir en el hogar, actualmente en el contexto de cuarentena el hogar se abrió las 24 horas y se reforzó con trabajadores. Hoy los chicos están alojados en ese lugar y no salen para nada”.

Además, la funcionaria destaca la existencia de una amplia red de organizaciones públicas como privadas que han sabido trabajar en conjunto para abordar las problemáticas actuales y dar respuestas. Para afrontar estas situaciones críticas tanto las entidades del estado, la pastoral social como las diversas organizaciones de la sociedad civil han abierto varios lugares para alojar y contener las necesidades básicas de todas esas familias que se encontraban en situación de calle en la ciudad. Y expresa: “Hay una amplia red de contención social en el Gran Rosario, en la última reunión aunque se hizo por videollamada estuvieron todos, las áreas de Desarrollo Social de la Municipalidad y de la Provincia, Cáritas, la pastoral social, las organizaciones sociales de distintos partidos políticos. Todos estamos trabajando en función de lo que hoy es una amenaza a nivel mundial, porque sabemos que debemos estar a la altura de las circunstancias. Todos los que integramos esa red tenemos claro que hoy lo más importante es cuidarse y cuidar al otro”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario