PANDEMIA

Desesperado llamado de atención sobre la realidad sanitaria en Rafaela

Las autoridades de salud expresaron su "máxima preocupación por la falta de responsabilidad" de la ciudadanía. Alerta por la ocupación de camas

Lunes 14 de Septiembre de 2020

La coordinadora de Epidemiología de la Dirección Regional de Salud Rafaela, Sandra Capello, y el subsecretario de Salud de la Municipalidad de Rafaela, Martín Racca, advirtieron que la situación del Hospital Dr. Jaime Ferré está llegando a una complejidad tal que es inminente la conversión del efector de hospital polivalente a monovalente. “Estamos prácticamente al límite”, dijo Racca, y adelantó que se evalúa la posibilidad de que en las instalaciones sanitarias se utilicen más salas exclusivas para la atención de pacientes con Covid-19. No se descarta que, tanto el hospital como sanatorios y clínicas la ciudad, pasen a atender solamente a enfermos por coronavirus.

En una conferencia de prensa virtual que brindaron ayer, los médicos indicaron que, de las 16 camas de terapia intensiva que hay en el hospital, 11 cuentan con respirador y en la mañana del lunes había cinco camas con pacientes Covid-19, todos conectados a asistencia mecánica respiratoria. Dos de ellos son pacientes menores de 30 años, que tienen comorbilidades. Indicaron que el hospital tiene a disposición 24 respiradores, pero lo que falta es el personal especializado para garantizar la atención que requiere no sólo la manipulación de la aparatología, sino también el cuidado de los pacientes.

El subsecretario de Salud explicó que se tienen en cuenta tres eslabones para determinar cómo se actúa en la atención de pacientes durante la pandemia. “La primera es el funcionamiento del hospital como polivalente (atendiendo personas con Covid-19 y no Covid-19). Ahora pasaríamos a una etapa donde se cerrarán más salas para atender solo Covid-19 y, de empeorar la situación, lo que podría pasar es que tanto el hospital, como sanatorios y clínicas solo atiendan casos de personas contagiadas por Sars Cov-2”.

“El problema es el recurso humano capacitado. No necesitamos solo un médico para terapia intensiva sino todo un equipo para atender a alguien que necesita esa asistencia”, explicaron los profesionales.

Además, adelantaron que con el incremento de pacientes, la ciudad se encuentra al límite tanto por la cantidad de camas como de profesionales.

Alerta y reflexión

“Los datos nos muestran que actualmente estamos ante un problema instalado en Rafaela, y que si el 20 por ciento de la población cumple con la normativa vigente la tasa de contagio baja considerablemente”, planteó Racca.

“Tenemos pacientes positivos que se contagiaron en el trabajo y otros en una fiesta. Hay pacientes positivos que tienen comorbilidades, se quedaron en su casa y no tuvieron ningún problema. Y tenemos otros con comorbilidades en terapia intensiva”, repasó,

“Además hay jóvenes en terapia, dos menores de 30 años que están en respirador”, indicó el funcionario, quien insistió con la necesidad de ser responsable.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario