PANDEMIA

Coronavirus: los encuentros masivos los fines de semana en las islas siguen más allá de los controles

Pese a la labor de Prefectura y la Secretaría de Control, las aglomeraciones en las playas entrerrianas siguen y preocupan a las autoridades sanitarias.

Lunes 04 de Enero de 2021

Una vez más el descontrol y las aglomeraciones en las islas entrerrianas ubicadas frente a la ciudad causaron preocupación en las autoridades de la provincia. Pasó durante las fiestas de fin de año y se reiteró el fin de semana. Las imágenes que los jóvenes subieron a las redes sociales como si no hubiera pandemia una vez más causaron escozor entre los responsables del área de salud que alertaron sobre la necesidad de que se mantengan los cuidados para evitar contagios.

La inquietud creció debido a que los últimos días se dieron a conocer situaciones similares en las playas de la costa bonaerense. En las fotos y videos que se viralizaron se puede ver a gran cantidad de jóvenes reunidos en la arena sin cumplir las medidas de prevención del coronavirus: disanciamiento social y uso de tapabocas. Tanto fue así que la policía tuvo que realizar acciones de disuasión para dispersar a la gente que se había congregado en los paradores más concurridos.

Está claro que el coronavirus no desapareció. La lucha tampoco terminó, todo lo contrario, y para evitar un rebrote deberá intensificarse. También, que después de tanto tiempo de encierro y cuarentena, muchos respondieron a la necesidad de salir a disfrutar del verano sin los protocolos que demanda el Covid-19. La reiteración de los encuentros en las islas encendieron las alarmas. Los expertos saben que, aunque las cifras hoy sean bajas, el relajamiento de los cuidados puede disparar el virus.

La jurisdicción en las islas entrerrianas

Tanto la Secretaría de Control de la Municipalidad de Rosario, que se encarga de que se cumplan las medidas sanitarias en los muelles locales, y Prefectura Naval, que patrulla las aguas del río Paraná, han redoblado los esfuerzos para evitar que se cometan excesos. "Nosotros tenemos responsabilidad en el agua en el sector de islas compete a otra institución el control", comentó este lunes el responsable de la delegación local de la fuerza federal, Ariel Monzón.

otro sábado de fiestas masivas en la isla.mp4

No obstante, admitió que, pese a que el fin de semana se decomisaron bebidas en una embarcación que "parecía un bar" y se impidió la organización de fiestas clandestinas, hubo mucha gente en las islas. "Prefectura no tiene control para garantizar el distanciamiento entre las personas. El distanciamiento pasa por la conciencia ciudadana para preservar su propia salud y la de terceros porque esta gente es una potencial vía de contacto al resto de la población”, insistió.

“Llevamos adelante un montón de acciones para evitar que se junte toda esa gente en los paradores de las islas”, aseguró la secretaria de Control municipal, Carolina Labayru, y añadió: “Para fin de año nos enteramos que se iba a realizar una fiesta en la islas y, frente a esta situación, les pusimos un horario tope a las guarderías y no hubo cruces de embarcaciones al menos desde ellas”.

“Con Prefectura tenemos un diálogo permanente y coordinamos acciones”, enfatizó la funcionaria, y siguió: “Acá, en la costa de la ciudad, hemos puestos puntos fijos con inspectores para impedir que las lanchas taxis funcionen fuera de los horarios que está permitido. No obstante, si lo hacen desde otros puntos, en los que no tenemos jurisdicción, no lo podemos impedir”.

"Es un acto de suma irresponsabilidad"

Este lunes la ministra de Salud de la provincia, Sonia Martorano, alertó sobre el peligro que traen aparejadas las reuniones con gran cantidad de personas y sin los recaudos que impone el Covid-19. “Hay que entender que la pandemia está, la vacunación recién comienza y este tipo de actitudes complica el esquema de vacunación porque el sistema de salud deberá abocarse a atender a los pacientes”, destacó sin ocultar su preocupación la funcionaria santafesina.

Durante el fin de semana se difundieron a través de las redes sociales videos en los que se puede ver a gran cantidad de personas en las playas de la costa bonaerense, la gran mayoría sin barbijo ni mantiendo la distancia social. Esto generó gran inquietud ante la posibilidad de una segunda ola del virus. “Es un acto de suma irresponsabilidad; si alguien va a salir de la provincia para hacer turismo, deberá tener los mismos cuidados que tiene acá”, señaló Martorano.

El Covid-19 se transmite al aire libre

"El Covid-19 se puede transmitir al aire libre". Y si bien a priori el riesgo es menor que en caso de aglomeración, el peligro aumenta en la medida en que las reuniones se prolonguen, las personas no usen barbijos o –aun usándolos– griten o canten en lugar de hablar, explicó la Sociedad Argentina de Vacunología y Epidemiología (SAVE), frente a los desbordes que se evidenciaron en los primeros días de enero en los lugares de veraneo más concurridos del país.

“Los riesgos al aire libre son más bajos por la ventilación, pero el peligro va a disminuir mucho más si estoy en eventos con pocas personas, por un tiempo breve, utilizando barbijos y tratando de mantener la distancia”, señaló la infectóloga Florencia Bruggesser. Y añadió: Agregó que “también depende de lo que estoy haciendo: cuando grito o canto, la posibilidad de expulsar las gotitas contaminadas es mayor y el riesgo aumenta en relación a cuando hablo”.

El infectólogo Eduardo López se pronunció hoy “partidario de una medida de tipo restrictiva” en caso de que el número de los nuevos contagios de coronavirus “sigan aumentando” dado que en este contexto, advirtió, “esperar no es bueno”.

Los casos aumentan entre los jóvenes

“Creo que hay analizar muy rápido todos los datos, y si el número de casos sigue aumentando yo sería partidario de una medida de tipo restrictiva, porque me parece que esperar no es bueno”, dijo a Radio La Red, y agregó que la adopción de una política de este tipo sería en respuesta al actual “momento complejo que uno no quisiera tener”.

fiesta1.jpg

“Evidentemente hay un aumento de número de casos con un ruptura importante del compromiso de la gente, que ha decidido estar agrupada, no usando barbijos y en fiestas. Eso es malo y el número de casos aumenta de forma espectacular”, dijo López, y señaló que “el aumento de casos se está dando de la mano de los jóvenes” quienes “por ahí piensan que no les va a tocar o si me toca es leve”.

Las fiestas se siguen realizando y las preocupaciones de las autoridades provinciales y sanitarias se elevan de manera considerable. No es para menos, más aún cuando se observa a una multitud de personas que se divierten con una "normalidad" que hoy no existe. Lamentablemente, los cuidados deben estar presentes y muchos hacen caso omiso a las indicaciones de los médicos y especialistas. Y esto es un inconveniente que no logra resolverse y las consecuencias a futuro -sin dudas- serán importantes.

>>Leer más: Fiesta y descontrol en la isla, con gran aglomeración de rosarinos

En el control que se debe llevar adelante, desde Prefectura indican que el mismo lo hacen en el agua y se reforzaron los mismos, pero en el sector de islas corresponde a otra institución que debe tomar las medidas pertinentes con el fin de erradicar las "fiestas". Más allá de todo lo expresado y los controles que se realizan, igualmente las personas no cumplen con las recomendaciones emitidas. Y el peligro de más contagios sigue latente.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS