paginasolidaria

Los espacios en los medios son vitales para las organizaciones

Para las organizaciones y personas particulares que realizan acciones en beneficio del bien común es fundamental encontrar espacios dónde poder volcar problemáticas, preocupaciones, dar a conocer acciones y compromisos porque en general, eso conlleva que las soluciones lleguen más rápido.

Miércoles 26 de Diciembre de 2007

Para las organizaciones y personas particulares que realizan acciones en beneficio del bien común es fundamental encontrar espacios dónde poder volcar problemáticas, preocupaciones, dar a conocer acciones y compromisos porque en general, eso conlleva que las soluciones lleguen más rápido.

   Respondiendo a la búsqueda de ese espacio y siguiendo uno de sus objetivos primordiales, la Fundación La Capital trató de ser por medio de la Página Solidaria, un puente de intercambio entre quienes necesitan ayuda y entre quienes pueden otorgarla.

  Las temáticas abordadas durante este año variaron y recorrieron no sólo diferentes temas sino también distintos territorios. No se circunscribió sólo a lo que pasaba en la ciudad sino que fue más allá. En todos los casos se despertaron compromisos, se escucharon nuevas campanas y se motivaron nuevas acciones solidarias.

  El inicio generó un trabajo a destajo y de intercambio entre distintas ONG’s e instituciones que se unieron con el fin de combatir los eternos inconvenientes que generaba una nueva y grave inundación en la capital de la provincia santafesina. La Red Solidaria fue la principal aliada en ese momento y otras organizaciones se unieron en ese camino.

  En junio la preocupación se mudó a Chaco. Los periodistas enviados exclusivamente lograron reflejar por medio de la Página Solidaria el claro genocidio étnico que padecen los pueblos originarios en esa región, especialmente los tobas, que son mayoría. La transmisión casi exacta de tan dura realidad fue un disparador de acciones desde distintos ámbitos. No sólo desde otros medios que vieron la gravedad de semejante problemática sino también desde distintos grupos voluntarios y solidarios que organizaron campañas variadas para paliar, aunque sea mínimamente, tantas carencias. La misma temática de pueblos originarios fue ampliándose señalando cuál era la situación en Rosario.

  La agenda también incluyó a la educación. Hacer notar cuáles son las demandas y necesidades de aquellos lugares casi olvidados fue una de las herramientas con las que se buscó sensibilizar a la población. En ese marco las escuelas isleñas y de frontera lograron salir del olvido en el que habitualmente están sumidas y el puente de intercambio funcionó nuevamente.

  A esas temáticas se les sumó el abordaje de otras, como la responsabilidad social empresaria, el voluntariado, distintos programas de integración social, los adultos mayores y los niños. En el último caso se trabajó junto a Missing Children en la publicación semanal de casos y fotografías para encontrar personas perdidas.

  Es un deseo para el próximo año que algunos temas se vayan agotando, porque eso implicaría que encontraron solución. Pero mientras eso no ocurra la Fundación y el diario La Capital quieren resaltar que por intermedio de la Página Solidaria seguirán teniendo voz aquellos que generalmente no la encuentran por distintas razones.

  Es un compromiso que generó resultados y que la Fundación La Capital quiso compartir con sus lectores como muestra de la importancia que tiene para las organizaciones encontrar un lugar donde poder expresarse y hacerse conocer.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario