Rusia 2018

Un candidato que se vistió de escándalo

La Federación Española echó al DT Lopetegui por negociar a sus espaldas el vínculo con Real Madrid. Designaron en su lugar a Fernando Hierro.

Jueves 14 de Junio de 2018

Cuando el mundo del fútbol lo ubicaba dentro del podio de los candidatos a obtener el Mundial de Rusia, muy lejos de las polémicas, los cuestionamientos, los ruidos y cualquier atisbo de incertidumbre, el seleccionado español atravesó ayer una agitada jornada que conmovió sus estructuras internas. Algunos lo calificaron como un auténtico terremoto, otros lo describieron como un golpe duro, un espectáculo bizarro y absolutamente evitable. Es que la Federación Española despidió de manera fulminante al entrenador Julen Lopetegui, quien había arreglado su vínculo con Real Madrid tras la Copa del Mundo a espaldas de la dirigencia nacional, y decidió su sustitución por el histórico Fernando Hierro, que hasta ese momento se desempeñaba como director deportivo, a muy pocas horas del debut de la roja. Así, este inesperado sainete contaminó a un gigante de esta competencia con incógnitas repletas de insensatez e incomodidad.
Antes de que la pelota comience a rodar, España protagonizó un escándalo de novela. En la previa, nadie podía imaginar semejante sucesión de acontecimientos. Es más, el martes pasado por la mañana, el flamante presidente de la Federación Española, Luis Rubiales, había destacado que sentía en el búnker rojo, ubicado en Krasnodar, "una atmósfera de gran hermandad". Y muy pocas horas después, al sentirse poco considerados con la conducta del Real Madrid, los dirigentes españoles patearon el tablero y saltaron a las tapas de todos los diarios deportivos más importantes del mundo.
Este enroque en la cúpula del seleccionado español conmocionó a todos los participantes de la copa y repercutió traspasando todas las fronteras. El seleccionador alemán Joachim Löw confió que "fue algo totalmente inesperado para mí. Que se tome una decisión así antes del primer partido del equipo es tremendo". Y agregó: "Esto provoca una intranquilidad innecesaria dentro de la federación y también en el equipo".
En relación a los medios, el tradicional diario italiano La Gazzetta dello Sport señaló: "Caos en Krasnodar". Por su parte, L'Equipe, el principal diario deportivo de Francia, hizo pública una inquietante pregunta: "¿Cómo un equipo que es uno de los principales favoritos en el Mundial cambia de entrenador dos días antes de su debut en el torneo?".
En tanto, el alemán Bild quiso explicárselo a sus lectores cambiando los nombres. "Despiden a Löw tres días antes del primer partido del Mundial porque firmó con el Bayern Múnich a espaldas de la federación. Y Oliver Bierhoff asume en la selección... Pues, ¡eso pasó en España!".
La revista deportiva alemana Kicker también se hizo eco y apuntó a Rubiales. "Quizás haya sacado a España del camino del éxito antes incluso del debut", escribió.
En España arden de la bronca y el periodista José María García, de Radio Marca, fue uno de los que criticó con más fiereza la conducta de Florentino Pérez, presidente de Real Madrid, y Lopetegui. "Es una puñalada trapera, una deslealtad y un canibalismo. Ibamos a este Mundial con ilusiones, con realidades tras una clasificación brillante y todo se viene abajo por la deslealtad y el egoísmo de Lopetegui y el protagonismo de un dictadorzuelo como Florentino. Ambos se permiten el lujo de traicionar a todo un país", cuestionó García.
España jugará mañana, en Sochi, con la Portugal de Cristiano, un rival de categoría. En este escenario, un tropiezo puede disparar alarmas.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario