Ovación

Ya empieza la cuenta regresiva

El viernes comienza el VIII Mundial de rugby. Los equipos llegan a Inglaterra con muchas ilusiones, aunque las metas son distintas.

Miércoles 16 de Septiembre de 2015

En Inglaterra ya tienen todo listo para una nueva edición de la Copa del Mundo. Y lo vive con muchísima intensidad. Será la octava edición,  que vuelve al país en el que el rugby nació, en un marco que promete ser impresionante. Los equipos llegan a la cita con los bolsos llenos de ilusiones, aunque las metas que persigan sean diferentes.
  Desde 1987, cuando se institucionaliza el Mundial, solamente cuatro países pudieron quedarse con la Copa William Webb Ellis en juego, con la característica que tres de ellos lo hicieron por partida doble: Nueva Zelanda (1987 y 2011), Sudáfrica (1995 y 2007), Australia (1991 y 1999) e Inglaterra (2003). Un dato llamativo es que ninguno de los que salió campeón pudo repetir la experiencia cuatro años después, algo que intentarán los All Blacks, primer rival que tendrán Los Pumas y sin dudas uno de los máximos favoritos a quedarse con el trofeo.
  Todos los equipos participantes ya jugaron por lo menos dos ediciones. Uruguay, que vuelve a jugar un Mundial tras estar ausente en los dos últimos, es el seleccionado que menos partidos tiene con siete, de los cuales sólo dos son victorias y cinco fueron caídas. Los equipos que más partidos tienen jugados en los mundiales son Nueva Zelanda y Francia, con 43 encuentros cada uno.
  Si bien no jugó los dos primeros mundiales debido al boicot deportivo antiapartheid, Sudáfrica es el equipo que mejor promedio de triunfos tiene (86,2 %, con 25 victorias y cuatro derrotas). Lo sigue muy de cerca Nueva Zelanda, con 86,04% (37 ganados y seis perdidos) y Australia, con una efectividad del 80% (33 triunfos y ocho derrotas).
  De todos los seleccionados que jugarán en Inglaterra, solamente Namibia es el único que no conoce lo que es ganar. El equipo africano contabiliza 15 derrotas al hilo, aunque el seleccionado que más veces perdió fue Japón, que cayó en 21 de los 24 partidos que disputó.
  Por el lado de Los Pumas, en el historial cosecharon en estos 18 años 15 victorias e igual cantidad de derrotas.

Los Pumas: el único equipo sin jugadores extranjeros

De los 20 seleccionados que disputarán en Inglaterra la Copa del Mundo, solamente Los Pumas cuentan con todos sus jugadores nacidos en el país.    Un tema de debate en los últimos años fue la inclusión de extranjeros en los distintos seleccionados y los equipos de menor nivel no son los únicos en aprovechar la materia prima de otras tierras: las potencias lo hacen cada vez más. Por residencia, parentesco o crianza, el Mundial 2015 estará repleto de jugadores importados.    Samoa lidera el ránking contando en su plantel con 13 foráneos, todos neocelandeses. Tonga lo sigue muy de cerca con 12 (tres australianos, un fijiano y ocho kiwis).    Japón, Escocia y Gales ocupan el tercer lugar con 11 jugadores extranjeros cada uno. De los tres, los escoceses son un verdadero crisol, ya que reúnen a jugadores de Sudáfrica, Inglaterra, Nueva Zelanda, Zimbabwe, España, EEUU y Holanda.    Francia tiene 10 jugadores que no nacieron en suelo galo sino que lo hicieron en Bélgica, Nueva Zelanda, Sudáfrica, Argelia y Fiji. Entre los más conocidos, Thierry Dusautoir nació en Costa de Marfil, Yannick Nyanga lo hizo en Congo y Fulgence Ouedraogo en Burkina Faso.    Los Wallabies también tienen lo suyo. Nueve son de afuera, destacándose Stephen Moore (Arabia Saudita), Dean Mummy Quade Cooper (Nueva Zelanda), David Pocock (Zimbabwe) y Will Genia (Papua Nueva Guinea).    Al igual que Australia, el plantel de Italia tiene nueve extranjeros, destacándose los cuatro argentinos: el nicoleño Matías Agüero, el paranaense Martín Castrogiovanni, el platense Sergio Parisse y el mendocino Gonzalo García. Dario Chistolini y Quintin Geldenhuys son sudafricanos; Joshua Furno y Luke McLean, australianos, y Samuela Vunisa, fijiano.    Irlanda cuenta con Richardt Strauss (Sudáfrica), Jamie Heaslip (Israel), Jordi Murphy (España) y Nathan White y Jared Payne (Nueva Zelanda); Nueva Zelanda con Ben Franks y Tawera Kerr-Barlow (Australia) Jerome Kaino (Samoa Americana), Malakai Fekitoa (Tonga) y Waisake Naholo (Fiji); Inglaterra con Mako Vunipola (Nueva Zelanda), Billy Vunipola (Australia) y Brad Barritt (Sudáfrica).    Finalmente los Springboks tienen un solo extranjero, el pilar Tendai Mtawarira, que es de Zimbabwe; mientras que Uruguay tiene en sus filas a un argentino: Alejo Corral, hermano de Matías, pilar de Los Pumas que jugó el Mundial de Sudáfrica en 1995.

Con los All Blacks en la mira

El fullback Joaquín Tuculet participó ayer de la segunda práctica que Los Pumas realizaron en el campo de la Haileybury School, con miras al debut mundialista del próximo domingo ante los All Blacks.
  Tuculet, quien el lunes entrenó diferenciado por un golpe en el peroné de la pierna izquierda, realizó ayer la mayor parte del trabajo ordenado por Hourcade, e incluso integró uno de los equipos que se utilizó en la práctica. No obstante el jugador de Los Tilos no terminó el entrenamiento y por lo tanto su presencia en el encuentro ante Nueva Zelanda no está confirmada. Si finalmente Tuculet no se recupera totalmente, y por lo tanto queda marginado de los quince titulares, su posición sería ocupada por Lucas González Amorosino.
  “Va a ser un partido de altísima intensidad y venimos analizando hace tres semanas a los All Blacks, con lo cual tenemos muy en claro el tipo de rival con el que nos vamos a enfrentar. Ahora es cuestión de que no fallemos en los detalles y que tengamos muy en claro nuestro plan de juego, lo cual creo que es algo que el equipo lo tiene”, señaló Juan Fernández Lobbe.
  Posteriormente, el tercera línea agregó que “ellos siguen evolucionando en su juego y cada día juegan mejor. Sin embargo, en estos cuatro años que pasaron, nosotros también hemos crecido mucho y seguramente será clave tener confianza en lo que vayamos a hacer”.
  Cuando se le preguntó por uno de los factores que podrían ayudar a Los Pumas a complicar a lo neocelandeses, el ex capitán reconoció que el maul podría ser una alternativa.
  “El maul es una de las tantas opciones que tenemos y que estamos tratando de desarrollar para lastimar a los All Blacks, pero sabemos que tienen una gran defensa y no será fácil. Por otro lado, somos conscientes cómo son ellos, y van a salir a desafiarnos en el maul, porque no les gustó lo que pasó en Christchurch”, reconoció.

Práctica neocelandesa. Los neocelandeses ayer pusieron un alto a sus actividades promocionales y ahora sólo centran su atención en Argentina.
  Los All Blacks saben por experiencia que los partidos ante Los Pumas no son fáciles debido al musculoso pack argentino.
  “Van a salir con el clásico espíritu de lucha. Lo esperamos y sólo necesitamos manejar bien la situación”, destacó Colin Slade.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS