Ovación

Y terminó con pibes

Llop prefirió a los de experiencia. En el 2º tiempo los reemplazó

Domingo 18 de Febrero de 2018

Ante un partido que era importante para su futuro, Juan Manuel Llop se inclinó por los futbolistas de experiencia. En la consideración del entrenador, los jugadores con mayor roce eran los necesarios para afrontar la presión de rescatar un resultado positivo. Decidió el regreso de Víctor Figueroa para que juegue su primer partido del año, y al único juvenil que mantuvo en el equipo fue a Joaquín Varela, sólo porque Bruno Bianchi se lesionó en la semana. Con el 0-1 del primer tiempo, el entrenador empezó a mover el banco y a poner a los pibes. Braian Rivero, Enzo Cabrera y Joaquín Torres fueron los jugadores de la cantera que terminaron en la cancha.

Llop le dio la chance en la Superliga a los juveniles de tener minutos en la primera y a varios los hizo debutar. Pero en los últimos partidos se fue inclinando por los de trayectoria. Torres pasó a ser un habitué del banco, donde estuvo también ayer. Y Rivero, uno de los más prometedores de las inferiores, fue suplente contra San Lorenzo, luego de jugar en forma interrumpida de titular desde la 3ª fecha. Ferroni y Cabrera, quienes en algunas ocasiones del torneo jugaron desde el inicio, también fueron relevos.

La idea del entrenador era sacarlo a Varela de la zaga central y que jugara Bruno Bianchi, para sumar otro jugador experimentado. Pero éste se lesionó en el pie y así fue que siguió el catamarqueño, pese a que Llop lo había señalado como responsable del gol en la derrota frente a Colón. "Siempre están involucrado jóvenes, en todos los goles", planteó el técnico.

El pensamiento de Llop era claro. Y con la urgencia de no volverse con otro traspié del Nuevo Gasómetro, consideró que los que mejor absorben la presión son los que tienen años en primera. Por tal motivo lo puso a Figueroa, lesionado en la pretemporada y que hasta el momento no había jugado en el año. Mandó al banco a Rivero y nuevamente optó por no incluir de titular a Torres.

En el entretiempo, con el 0-1, buscó tener mayor juego y eligió a Rivero para que reemplace a Sills. Al rato lo sacó a Sarmiento, de flojo partido, y lo puso a Cabrera, en procura de que el futbolista de 18 años desnivele en los últimos metros. Y lo mismo intentó un minuto después con la entrada de Torres, para que ataque por derecha, y la salida de Bernardello.

Llop empezó el partido con los experimentados y, en desventaja, trató de encontrar una respuesta en los jóvenes. Entre una y otra medida, el resultado final fue una nueva caída.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario