Ovación

Y hablaron sobre...

Viernes 16 de Febrero de 2018

...la importancia del grupo

M: El año pasado arrancamos el proceso (con Agustín Corradini) con ese objetivo bien claro, el de formar un equipo que transmita en la cancha un montón de valores que nos propusimos como grupo. Es esencial llevarnos bien, cada una entiende que necesita a la otra para los objetivos comunes. En Nueva Zelanda (Ronda final de Liga Mundial, en noviembre) se vio una unión de grupo muy linda, muy amena, se notó en la cancha. Todo lo que nos pasa afuera lo trasladamos directamente adentro y es ahí que tenemos que empezar a poner el equipo como prioridad. Siempre es más importante el equipo que uno mismo, así que teniendo esas cosas en claro arrancamos muy bien este año. Es algo que estamos entrenando mucho, porque se entrena. Tenemos encuentros grupales fuera de la cancha, hacemos actividades. El domingo charlamos como 40 minutos en el vestuario, con concentración, pero con risas, lo que te hace entrar a la cancha mejor.


...lo que se vio en estos tests

D: Empezó el año muy intenso, no es normal tener tantos amistosos internacionales ni que vengan tantos equipos de elite a jugar a Argentina. Así que empezó un proceso con mucho contenido de alguna forma, que está bueno para las más jóvenes y suma mucho para el mundial. Las más chicas van a llegar con otra mochila de experiencia. Haber jugado ya con Bélgica (seis partidos), estar jugando con Gran Bretaña (serán cinco) y después hacer lo mismo con Nueva Zelanda (cinco más), en unos días en Buenos Aires, es súper bienvenido.

M: Este es el momento para probar cosas, equivocarnos, hacer todo lo que tenemos que hacer para pulir bien el sistema de juego con el que vamos a trabajar en toda esta etapa y llegar de la mejor manera al mundial. Creo que tenemos que ser un equipo totalmente sólido y la solidez y la confianza se ganan con partidos internacionales, no hay otra fórmula.


...la importancia del grupo

M: El año pasado arrancamos el proceso (con Agustín Corradini) con ese objetivo bien claro, el de formar un equipo que transmita en la cancha un montón de valores que nos propusimos como grupo. Es esencial llevarnos bien, cada una entiende que necesita a la otra para los objetivos comunes. En Nueva Zelanda (Ronda final de Liga Mundial, en noviembre) se vio una unión de grupo muy linda, muy amena, se notó en la cancha. Todo lo que nos pasa afuera lo trasladamos directamente adentro y es ahí que tenemos que empezar a poner el equipo como prioridad. Siempre es más importante el equipo que uno mismo, así que teniendo esas cosas en claro arrancamos muy bien este año. Es algo que estamos entrenando mucho, porque se entrena. Tenemos encuentros grupales fuera de la cancha, hacemos actividades. El domingo charlamos como 40 minutos en el vestuario, con concentración, pero con risas, lo que te hace entrar a la cancha mejor.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario