Ovación

"Voy a volver a Newell's"

A Damián Manso le costó encontrar su lugar en el mundo. Siempre fue el Piojo (o Mansito) bajo la antojadiza lupa futbolera. El habilidoso enganche forjado en la cantera del Parque, que debutó a los 16 años en primera con la camiseta leprosa, luchó tanto que lo logró. La Liga Deportiva Universitaria de Quito... 

Lunes 12 de Enero de 2009

ADamián Manso le costó encontrar su lugar en el mundo. Siempre fue el Piojo (o Mansito) bajo la antojadiza lupa futbolera. El habilidoso enganche forjado en la cantera del Parque, que debutó a los 16 años en primera con la camiseta leprosa, luchó tanto que lo logró. La Liga Deportiva Universitaria de Quito sirvió de trampolín para alcanzar sus realizaciones y de la mano de Edgardo Bauza obtuvo la Copa Libertadores 2008 y llegó a la final del Mundial de Clubes en Japón. Pasó el tiempo y a los 29 años, el volante no se deja nublar por el éxito y no olvida sus orígenes. "Voy a volver a Newell’s", aseguró Manso en un cálido mano a mano con Ovación en su vivienda de Pueblo Nuevo. "Me puse como plazo regresar en dos o tres años. No quiero volver tan viejo. Si lo hago quiero pelear arriba y salir campeón", agregó.

—Muchas veces se habló de tu regreso, ¿alguna vez hubo algo de cierto?

—Nunca. Una vez hablé con López antes de irme a Grecia. Todos saben que tengo una deuda en Newell’s y por eso le dije que me la arreglara y firmaba para volver. El contrato no me interesaba, la plata no era un obstáculo. Me dijo que no había dinero, por eso no se dio. No podía volver a un club donde me debían y hacer un contrato nuevo con el riesgo de que tampoco te lo paguen.

—¿Por qué nunca presionaste para cobrar?

—Si presionaba, en 48 horas podía cobrar, pero no quería hacerle eso a Newell’s. Le dije a López que me pagara como pudiera. Si no tuviera hijos (N. de la R.: Jonás y Brizna) sería otra cosa, pero todo lo hago por ellos.

—López decía que eras la joya de Newell’s. ¿Te dolió pasar por todo eso?

—No, lo que más me dolió es que de un día para otro me tuve que ir. Y encima no me lo dijo él, sino otro. El contrato se hacía cada vez más grande y se le hacía imposible pagarlo, pero mandó a otro a decirme que me vaya (N. de la R.: Marcelo Oyarzún, el manager). No guardo rencor.

—¿Ese fue el peor día de tu vida?

—Sí, sin dudas. Tuve que buscar otro rumbo. Pero la idea de volver siempre está.

—¿Cuándo creés que vas a volver?

—Voy a volver a Newell’s. Yo me puse como plazo volver en dos o tres años. No quiero volver tan viejo. Si lo hago quiero pelear arriba. Quiero salir campeón. Cuando lo hice sólo jugué cuatro partidos. Quiero ser protagonista y estar, no sólo ir a practicar y nada más (se había lesionado ante Colón en 2004).

Manso le comentó a este diaro que todavía no rescindió su contrato con la Liga. El talentoso mediocampista se presentará hoy en Ecuador para sumarse a la pretemporada. De todas maneras maneja opciones para conducir su futuro. "Sigo siendo jugador del club", dijo en relación al conjunto de Quito.

—Se dice que podrías irte a jugar a México o Arabia.

—Estoy tranquilo, pero tengo ansiedad por conocer mi futuro. En Liga estoy bien, tengo dos años de contrato y es un club lindo para jugar. Participa en la Libertadores y Sudamericana, algo que nos permite mostrarnos.

—¿Buscás hacer una diferencia?

—Voy a cumplir 30 años y no me queda mucho por jugar. Si aparece una oferta importante vendría bien para poder estar tranquilo cuando deje el fútbol.

—¿Te seduce el fútbol de Arabia?

—Sí. Donde haya un mejor ingreso voy a ir, en lo deportivo no pienso mucho. Lo que logré con Liga es importante y ahora debo pensar en otra cosa. Sé que se entrena a las diez de la noche porque rezan mucho. Pero habrá que acostumbrarse por el futuro de mis hijos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS