Ovación

Villagra, un "Coyote" que metió a la Argentina en la historia de los camiones

En su primera incursión en la categoría, consiguió el tercer lugar cumpliendo una brillante actuación.

Sábado 16 de Enero de 2016

El cordobés Federico “Coyote” Villagra llegó al Dakar 2016 con más de 250 carreras de rally y más de una veintena de títulos, pero pocos imaginaban que su salto a la cabina de un camión lo llevaría en su primer intento a alcanzar el podio de una categoría dominada siempre por europeos.

Villagra había corrido ya dos Dakar, en 2014 con un MINI, cuando terminó en la 12° posición, y en 2015, con una Ford Ranger, cuando llegó un poco más retrasado, en el 27° lugar.

Pero este año decidió subirse a un Iveco, la marca que también terminaría rompiendo el monopolio de los Kamaz en la categoría, con la victoria este año del holandés Hans De Rooy, con la misma marca que el “Coyote”.

Villagra tuvo en 2015 una primera prueba de fuego, en el Rally de Marruecos, donde para sorpresa de muchos ganó una etapa y terminó tercero en la general, pero el Dakar proponía un desafío más grande todavía.

El cordobés tuvo en Jorge Pérez Companc y Andrés Memi dos copilotos que se llevan casi el mismo mérito en el extenuante recorrido de los 9.000 kilómetros que unieron Buenos Aires con Rosario pasando por Uyuni (Bolivia) y atravesando el Noroeste argentino de ida ya de vuelta.

“Siempre me gustaron los desafíos y cuando se dio la posibilidad de tripular un camión no lo dudé. Tuvimos unas pruebas durísimas en pleno verano, antes de la carrera de Marruecos. Soy el primer sorprendido por el buen resultado logrado”, había comentado Villagra antes de partir de Buenos Aires.

Hoy tras coronarse tercero dijo que por ahora quiere “festejar este resultado en un Dakar que fue difícil” para luego evaluar si el año próximo volverá a correr entre los más pesados.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario