Dakar

Villagra Terminó como el Coyote

Villagra abandonó y se rindió ante el poderío de Kamaz. Sólo Benavides es la esperanza argentina. Hoy termina el rally

Sábado 20 de Enero de 2018

En la inolvidable serie de dibujos animados, el Coyote siempre iba por el premio mayor pero terminaba derribado por el Correcaminos. Algo de eso le pasó a Federico Villagra, el cordobés múltiple campeón de rally argentino así apodado, ante la supremacía logística del poderoso team Kamaz.Y a una etapa del final, justo cuando entraba a su provincia apenas 1 segundo abajo de Eduard Nikolaev, el Iveco dijo basta. Todo en medio de un clima enrarecido por la persecución al estilo espionaje que el equipo ruso hizo sobre él, que llevó incluso a una denuncia por supuesto reabastecimiento antirreglamentario del argentino en la etapa del jueves. Lo cierto es que el país se quedó sin la posibilidad de un triunfo histórico en camiones y ahora la única esperanza es el salteño Kevin Benavides para que produzca algo similar en motos. Pero el representante de Honda también parece estar a la sombra del poderío de KTM y no le queda tiempo. Hoy termina la 40ª edición del Dakar en un rulo por La Cumbre, tras el especial de ayer San Juan-Córdoba.

Villagra amenazó en serio la supremacía de Kamaz y cuando luego de la etapa del miércoles lo superó en la general aparecieron las polémicas. Ese día, en vez de quedar 16 minutos arriba, quedó a sólo 1m 8s porque lo penalizaron 15 minutos por el largo de la suspensión delantera. El jueves la distancia se achicó y pasó a favor de Nikolaev por apenas ¡1 segundo! pero ayer de entrada se ensució el clima.

Kamaz denunció a Villagra mostrando un video donde supuestamente se reaprovisionaba de combustible en un lugar no permitido. Entonces la ASO decidió esperar el arribo del cordobés al vivac del estadio Mario Alberto Kempes pero nunca llegó, para enorme desazón de los cordobeses que lo estaban esperando. Una falla en la trasmisión lo dejó tirado definitivamente al costado del camino y así Nikolaev, que cada vez que tuvo problemas fue asistido por todos los otros camiones del equipo, prepara hoy un nuevo festejo.

A Benavides en motos le pasó algo similar. No sólo le cancelaron la etapa de Fiambalá del jueves y achicaron la de ayer, sino que el miércoles extravió el camino en el río Belén como los primeros 8 competidores top que pasaron por allí y Honda denunció que, recién después de eso, a los pilotos que siguieron les mostraron con carteles la trayectoria correcta. Ergo, el road book parecía estar mal hecho como denunció el salteño, pero el director deportivo Marc Coma, eterno representante de KTM, lo desestimó.

Así, ayer el argentino hizo una gran etapa y achicó a 22 minutos la distancia con el austríaco Matthias Walker, que tomó la punta el miércoles con su KTM, la marca que hace 16 años seguidos que gana en el Dakar. Pero los apenas 120 kilómetros de especial de hoy parecen insuficientes para que pueda obrar el milagro de ser el primer argentino en ganar en dos ruedas.

En autos, Carlos Sainz tiene asegurado el triunfo, más luego de que ayer Stephane Peterhansel chocó y se dobló un dedo, quedando incluso fuera del podio. También fue un día malo para el holandés Ten Brinke, que abandonó cuando venía para podio.

En cuanto a los zonales, el mejor ayer fue el de Bauer y Siguel Pablo Novara, con un gran 14º puesto en la etapa y 20º en la general, que lo mantiene además 2º en la subcategoría de quads 4x4. Tanto el sanlorencino Alejandro Fantoni como el rosarino Carlos Joffre no habían llegado a la meta al cierre de esta edición, lo mismo que Leonel Larrauri en UTV.

Fantoni rompió una manguera de combustible y venía muy lento. Lo mismo que Larrauri, que directamente rompió motor pero seguía a paso de tortuga. De Joffre el último dato lo ubica en el WP3 pero el Live Track falló todo el tiempo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario