Clásico rosarino

"Veo seguro ganador a Newell's"

El ex defensor y capitán apostó todo por el rojinegro en el clásico de hoy y además recordó el gol a Central en su debut leproso.

Jueves 01 de Noviembre de 2018

Su carta de presentación en la sociedad leprosa fue a todas luces. Julián Maidana debutó con la casaca leprosa con un gol ante Central en pleno Arroyito. El ex defensor le comentó a Ovación que ese tanto lo marcó a fuego a partir de entonces. El ex capitán además logró inscribir su apellido en la historia de los campeones (2004). A la hora de hacer eje en el clásico copero de esta tarde en cancha de Arsenal por Copa Argentina fue preciso. "Veo seguro ganador a Newell's", tiró sin dudar desde Córdoba en contacto con Ovación. A la vez hay que recordar que fue uno de los que no la pasó bien la noche que el rojinegro quedó eliminado de la Sudamericana. No obstante, en ese sentido no dramatizó la situación "porque el hincha se lo tomó bastante bien porque veníamos de lograr el título en cancha de Independiente", afirmó con convicción.

¿Cómo vivís la previa del clásico desde Córdoba?

Contento por un lado porque se viene un encuentro de grandes características. Todos sabemos lo que representa para el fútbol argentino un clásico rosarino. Pero a la vez es tristísimo ver que el partido será a puertas cerradas. Sinceramente, no es ni será lindo ver el estadio vacío.

¿Sabías que la organización decidió que sea a puertas cerradas?

Sí, y es triste. Es culpa de ellos que no se juegue como deber ser, es decir con gente de los dos clubes. Tenían que haber previsto que este cruce podía darse. Si no cómo hacen cuando juegan Boca-River. Esto debía jugarse en Rosario o en Santa Fe. ¿Y si llegaban Estudiantes y Gimnasia? ¿o Boca y River? ¿Qué pasaba?

¿Coincidís entonces con que el clásico rosarino es especial en todo?

Totalmente. Eso está fuera de discusión. Igualmente fue todo medio raro. Creo que era innecesario este papelón porque hubo una semana que no se sabía cómo ni cuándo ni dónde se jugaba.

¿Y qué te dejó tu experiencia en los clásicos, ya que te tocó vivir dos momentos históricos. Uno cuando debutaste e hiciste el gol del triunfo y otro cuando quedaron eliminados de la Sudamericana?

Como experiencia fue algo inolvidable lo vivido esa tarde en el Gigante. Fue hermoso haber entrado, debutado y encima hecho un gol. Después coronamos la campaña con el torneo. Para el hincha fue primordial además porque para todos ellos es más importante ganar el clásico que un título. Por suerte logramos las dos cosas en el mismo año.

¿Te marcó mucho ese gol en el Gigante?

Por su puesto. Con el correr del tiempo fue tomando otra dimensión además. Incluso en la actualidad me mandan mensajes o videos de ese gol. Es algo que tuvo una notoriedad impresionante y me pone muy feliz.

¿Y qué decís de la eliminación de la Sudamericana, que dicho sea de paso es el último antecedente de un cruce eliminatorio entre leprosos y canallas?

Creo que ese fue el postre que no pudimos comer. Veníamos de salir campeones y estaba la Copa Sudamericana. Si bien perdimos, el hincha no lo tomó tan mal porque era como que estaba en otra. No lo digo en tono despectivo, pero creo que la gente no se lo tomó tan mal por esa gran alegría que veníamos de darle.

¿La sacaron barata porque venían de ser campeones en Avellaneda?

Sí. Puede sonar a soberbio, pero los mismos hinchas nos decían que no importaba tanto porque veníamos de salir campeones.

¿Qué significó desde lo personal tu paso por Newell's?

Fue algo fenomenal. De eso no tengo dudas. Newell's me marcó en muchas cosas. Llegué al club y pude salir campeón. Mirá si fue importante haber pasado por esa gran institución. Me sentí protagonista de verdad en su momento.

¿Y qué creés que representa para el jugador afrontar el partido en Arsenal sin gente?

Para el jugador debe ser tristísimo jugar un clásico con el estadio vacío. Si me tocaría jugarlo, me diría con quién carajo festejaría un gol. O a quién se lo dedicaría, más allá de que estarán a tu lado los compañeros. Está bueno jugar una instancia de Copa ante el eterno rival, pero es horrible hacerlo sin gente en las tribunas.

Los dos vienen flojos, pese al reciente triunfo de Newell's, ¿considerás que eso cuenta a la hora de salir a jugar este partido?

No, en estos tipos de partidos no hay antecedente que cuente. Parece una frase de casete, pero acá no importa cómo llegue cada uno. Es un clásico y es una historia aparte. Puede pasar cualquier cosa en la cancha a la hora de salir a la cancha.

¿Ves ganador a Newell's?

Por supuesto. Lo veo seguro ganador.

¿Qué le ves puntualmente?

Está creciendo como equipo y está jugando un poco mejor. Noto eso principalmente. En cambio, Central no viene jugando como quiere y los resultados últimamente tampoco los acompañan.

¿Quién puede marcar la diferencia en cancha?

El Gato Fórmica. Es un jugador muy importante y con experiencia. Tiene mucha calidad y además es del club. Es hincha de Newell's y sabe lo que se juega. Ojalá pueda ser el protagonista del clásico.

Hay muchos jugadores que tienen sentido de pertenencia, ¿eso puede ser positivo o no?

Claro, también puede llegar a jugar en contra. Cuando sos hincha y jugador, y encima querés hacer todo perfecto, puede salir mal. Al estar esas ansias de ganar porque te lo piden los familiares y los amigos hace que se torne complicado para los chicos que son fanáticos del club.

¿Si fueras el capitán del equipo qué le dirías entonces a esos jugadores que además son hinchas?

A juzgar por lo que me tocó vivir en su momento, porque me pasó, buscaría de tranquilizarlos ante que nada. Les diría que hay que poner un poco más, pero de juego. Que no tenemos que olvidarnos de hacer lo que practicamos en la semana. En estos casos deberán tener la cabeza muy concentrada y el corazón muy caliente.

¿Eso les dijiste en su momento a pibes como Germán Ré, Adrián Lucero, Nacho Scocco o Fernando Belluschi?

Por supuesto. Pero no sólo yo sino los más grandes. En esa época teníamos al Pepi Zapata, el Mago Capria, Ortega, Rosada, jugadores con roce. Incluso el Burrito les pedía a los pibes que ni bien tenían la pelota se la dieran a él así se les simplificaban las cosas. Por suerte ese año que estuve en Newell's nos fue bien y logramos cosas importantes como el título.

¿Dónde vas a ver el partido?

Con amigos y en una mesa comiendo asado. Ahora tengo algunos permitidos porque ya no juego más, así que disfrutaremos ese momento con el grupo que siempre estamos y compartimos cosas.

¿Y qué le dirías al hincha leproso, que siempre te demostró afecto?

Sólo tengo palabras de agradecimiento. Me hicieron sentir estupendo siempre. Y lo que vivimos en Avellaneda, donde nos acompañaron 40 mil personas, siempre quedará presente en mi memoria. Tengo los mejores recuerdos de todos los leprosos.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});