Ovación

Vecchio, el falso 10 de laboratorio

El Kily González hizo jugar a Emiliano de 5 y la pasó mal desde lo táctico, pero en un flash frotó la derecha y le metió un pase estupendo a Zabala en el final

Sábado 17 de Abril de 2021

Cristian González lo reubicó tácticamente. Le asignó una plaza en el medio. No como enganche, que es su puesto natural. El Kily le atribuyó a Emiliano Vecchio el rol de volante tapón. Le indicó actuar detrás de los internos Rodrigo Villagra y Luciano Ferreyra. Todo una novedad por tratarse del único jugador canalla que puede darle un plus en ofensiva al equipo. También fue un gran desafío para el 10 de Central. A la hora de la verdad, quedó expuesto. El experimento del entrenador fue inconsistente. Inexplicable. El hábil mediocampista salió solo del pantano en el final cuando le metió una asistencia precisa a Diego Zabala, quien capitalizó el pase y decretó el triunfo.

  Vecchio tardó en acomodarse en cancha. Se lo notó perdido delante de los zagueros centrales Nicolás Ferreyra y Joaquín Laso, quienes además no son fuente de seguridad. Sin embargo, comenzó a correr y ver si podía darle mejor salida de pelota cuando el auriazul intentaba avanzar.

  En cierto pasaje pareció haber fundido biela de tanto transitar en alta revolución por el fondo. Incluso fue amonestado antes del primer cuarto de hora por no estar acostumbrado a cortar el juego. No sabe “pegar”, básicamente. Luego lo ratificó cuando quiso cortar un ataque con otra infracción que casi le costó el partido. Deambuló como pudo por cumplir a rajatabla con la indicación que le inyectó el Kily. El mismo Kily que le inventó una función innecesaria. Aunque el 10 terminó dejando en evidencia al DT cuando se mandó al ataque y asistió en el gol a Zabala.

Ganó la reserva

Los pibes de Central derrotaron a Aldosivi en Mar del Plata con goles de Frías, Iglesias y Ciccioli. Descontó Morello.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario