Ovación

Va renovado a Mendoza, pensando en Capiatá

En el caso de Erbes, que terminó el partido del miércoles frente a Deportivo Capiatá con una molestia, se confirmó que presenta un desgarro en el recto anterior del muslo izquierdo.

Sábado 18 de Octubre de 2014

Boca viajará hoy a Mendoza para enfrentar mañana a Godoy Cruz, sin cuatro de sus habituales titulares de los últimos partidos: Mariano Echeverría, Marcelo Meli, Cristian Erbes y Andrés Chávez. Pero en total Rodolfo Arruabarrena meterá siete variantes en la alineación principal.

   En el caso de Erbes, que terminó el partido del miércoles frente a Deportivo Capiatá con una molestia, se confirmó que presenta un desgarro en el recto anterior del muslo izquierdo.

   Chávez, que viene con un dolor en el tobillo izquierdo desde hace días, ayer no tuvo actividad en campo y es otro de los que no va a Mendoza, pero se trata de una precaución y se espera que reaparezca en el encuentro de vuelta por los octavos de final de la Copa Sudamericana ante Deportivo Capiatá.

   Meli, fundamental en las últimas fechas, también tendrá descanso con vistas al desquite frente a Capiatá, mientras que en el caso de Echeverría el director técnico quiere probar una nueva zaga central, ahora que ya está en condiciones Juan Forlín.

   Otro habitual titular, el delantero Jonathan Calleri, integra la delegación que viaja para jugar con Godoy Cruz, pero probablemente esté entre los suplentes, preservado también para la presentación en Paraguay.

   El probable equipo a alinear por la duodécima fecha del torneo local es el siguiente: Agustín Orion; Leandro Marín, Lisandro Magallán, Forlín, Emanuel Insúa; Fernando Gago, Andrés Cubas, Nicolás Colazo; José Fuenzalida, Emmanuel Gigliotti y Federico Carrizo.

   Los cambios en relación con la derrota ante Capiatá serán siete: Forlín, Insúa, Cubas, Gago, Fuenzalida, Gigliotti y Carrizo en lugar de Echeverría, Meli, Erbes, Castellani, Martínez, Calleri y Chávez.

   En otro orden, volvió a opinar de Boca el ex xeneize Juan Román Riquelme. El emblema de la historia de Boca y actual jugador de Argentinos, confesó que se enojó y sufrió por la derrota ante Capiatá de Paraguay (0-1), el miércoles pasado, en los octavos de final de la Sudamericana. “Me enojé e insulté en el partido ante Capiatá. Los muchachos de Argentinos me miraban raro, pero bueno soy hincha, tienen que entender”, dijo el mediocampista. Sobre cómo ve al equipo de su amigo Arruabarrena, indicó: “Corre y pelea mucho, le está faltando jugar, pero espero que mejore”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario