Ovación

Unsain aplomado: "No siento presión, estoy tranquilo, para mí atajar es un gran gusto"

Unsain contó el camino que lo llevó al arco leproso. "Puede ser un puesto ingrato, pero es el más lindo", confió el hoy arquero titular de Newell’s de apenas 20 años.  

Miércoles 26 de Agosto de 2015

Tiene apenas 20 años y hoy es el arquero titular de Newell’s. Está claro que recién está dando sus primeros pasos en el mundo del profesionalismo y tiene toda una carrera por delante. El DT Lucas Bernardi lo sorprendió dándole la oportunidad de su vida y trabaja para capitalizarla al máximo. Ezequiel Unsain, que atajó ante Temperley y Rafaela, transita el momento con absoluta responsabilidad, con la cuota lógica de alegría y sabiendo que la historia recién empieza. Distendido, con conceptos claros y sin los filtros que suelen tener los jugadores más experimentados, el juvenil arquero rojinegro brindó su primera rueda de prensa ayer en Bella Vista. Un pibe al que vale la pena escuchar.
  “Mi gusto por ser arquero arrancó de chico. Mi viejo me lo inculcó. Yo antes era nueve y hacía bastantes goles (risas). Pero mi padre fue arquero en su adolescencia y me impulsó a que yo también lo haga. Cuando empecé a entrenar me encantó y seguí en esta posición. Aparte no me gustaba correr mucho (risas). Puede ser que sea el puesto más ingrato, pero para mí es el más lindo por lejos”, describió Unsain, hablando con absoluta naturalidad.
  Destaca lo que aprendió del Patón Nahuel Guzmán y todo lo que le aconsejaron Oscar Ustari y Lucho Pocrnjic. “Miro mucho a los arqueros que tengo cerca”, dijo el juvenil, y del plano internacional valoró y puso como espejo al notable guardameta del Bayern Munich y la selección alemana Manuel Neuer. “Me encantaría poder llegar a atajar como él”, auguró Unsain, que confió que “de chico era muy calentón y no me gustaba perder ni a la bolita”.
  “Me considero un arquero muy autoexigente. Quizá me hacen un gol al ángulo y pienso que hubo algo para hacer. Obviamente que también hay mucho mérito del rival. Esto a veces me juega en contra porque no valoro lo bueno que hago y a favor porque siempre voy en busca de un poco más. Me gusta mucho jugar con los pies y cuando tengo confianza tomo riesgos”, expresó sobre su estilo bajo los tres palos.
  —¿Cómo viviste a nivel personal los dos partidos que te tocó estar en el once titular?
  —Me agarró por sorpresa, más allá de que venía entrenado muy bien. Siempre trato de brindarme al máximo por el equipo y para que el DT me tenga en consideración. No fue nada fácil reemplazar a un arquero como Oscar (Ustari), por su recorrido y experiencia. La verdad que es un gusto para mí poder atajar y espero mantenerme en el arco.
  —¿Sentís la presión que hay en los hinchas para que el equipo vuelva al triunfo?
  —En lo personal, no. Me noté muy tranquilo. No sentí la presión del momento ni de la gente. Esto fue algo muy positivo para mí. Esperemos ahora poder conseguir resultados para tener mayor tranquilidad.
  —¿Cómo evaluás tu rendimiento ante Temperley y Rafaela?
  —Yo me considero autoexigente. Con Temperley a la pelota prácticamente no la toqué. Y con Rafaela por decirlo de alguna manera fue un tiro, un gol. Más allá de que haya sido de penal. No tuve demasiado trabajo. Siempre hay cosas positivas para rescatar y otras para mejorar.
  —¿Te sorprendió tener que debutar cuando además de Ustari en el plantel hay otro arquero de experiencia como Pocrnjic?
  —Sinceramente más allá de que yo me brindo al máximo en los entrenamientos y doy lo mejor, esperaba que por ahí atrás de Oscar esté Lucho, pero es una decisión que tomó el técnico y me agarró en un buen momento.
  —¿Cuáles son tus primeras sensaciones al ser hoy el arquero titular de Newell’s? ¿Qué hablaste con el entrenador?
  —Es una emoción inexplicable. Es difícil resumir lo que uno siente cuando entra a una cancha que explota y se te cruzan por la cabeza todos los momentos que tuviste que pasar para llegar ahí. Yo desde que llegué a Newell’s mi objetivo siempre fue debutar en el Coloso como estaba ese día. Fue muy lindo y el partido ante Temperley quedará en mi memoria para siempre. Tuve el apoyo del técnico y los compañeros más grandes, a quienes les agradezco muchísimo. La camiseta del debut me la guardé para mí.
  —¿Qué te pidió puntualmente el entrenador?
  —Básicamente que juegue adelantado, que esté cerca de la línea defensiva. Que juegue mucho con los pies y tome riesgos, aunque me dijo que esté tranquilo y haga las cosas simples. A mí me gusta tomar este tipo de riesgos y me siento muy cómodo jugando así. Desde inferiores se pregona este estilo de juego desde que el Tata Martino estaba en la primera división. Espero que mi aporte le sirva al equipo.
  —En un par de fechas se viene el clásico. ¿Cómo lo vivís?
  —Trato de ir partido a partido. Ahora pienso sólo en Colón y voy paso a paso para no crearme un ambiente extra de expectativas.

Probó con Maxi en el medio y entró Tevez

El entrenador leproso Lucas Bernardi ordenó ayer un minucioso trabajo táctico en el predio de Bella Vista, donde repasó los principales conceptos estratégicos que pretende del equipo. El DT alternó varias formaciones contra conjuntos juveniles y si bien recién hoy sería el ensayo formal de fútbol, ya se puede especular con un once tentativo para recibir el sábado, a las 20.30, a Colón en el Coloso. El dato más llamativo es que Maximiliano Rodríguez podría jugar como volante interno por izquierda y que reaparecería entre los titulares el juvenil Mauricio Tevez.
  Ayer hubo varios equipos diferentes a lo largo de la práctica (ver aparte), pero todo indicaría que tendría más chances de arrancar ante el sabalero la alineación que comenzó el ensayo, que estuvo integrada por Ezequiel Unsain; Franco Escobar, Marcos Cáceres, Víctor López y Gabriel Báez; Daniel Mancini, Hernán Villalba y Maxi Rodríguez; Tevez, Ignacio Scocco y Martín Tonso.
  Si juega este equipo habría un cambio nominal respecto del que igualó ante Rafaela 1 a 1, que sería el ingreso de Tevez, que se repuso de una lesión muscular, por Lucas Mugni. Claro que la diferencia estaría en la posición de Maxi Rodríguez.
  Ayer en varios pasajes del entrenamiento la Fiera se movió como volante por izquierda, ocupando una función que hasta el momento no había desempeñado en el ciclo de Lucas Bernardi. Así Maxi estuvo más cerca de la pelota y se ocupó más de comenzar las jugadas que de terminarlas. Esta movida táctica podría favorecer el circuito de fútbol del equipo, ya que uno de los déficit leprosos es no darle un mejor destino a la pelota en los últimos metros. Y Maxi podría generar ese pase entrelíneas para dejar a los delanteros de cara al gol.
  Además con Tevez y Tonso por los laterales la idea es tener un equipo ancho, ante un rival como Colón que si bien no renunciará al ataque, en defensa achicará espacios hacia atrás. Y Maxi podría ser un buen socio para Scocco arrancando en el medio.
  Igual el equipo todavía no está definido y no habría que descartar sorpresas. Por lo pronto ayer hubo un intenso trabajo táctico, en el que el DT dispuso de varias formaciones, pero siempre respetando el mismo dibujo táctico y la postura de salir jugando prolijo desde el fondo, tener dinámica en el mediocampo y atacar con un equipo ancho para que las diagonales de volantes y delanteros brinden la cuota de sorpresa.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario