Ovación

Unos 750 policías participarán en el operativo de seguridad por el clásico del domingo

La llegada de los equipos será vigilada tambén desde un helicóptero. Las puertas del estadio Marcelo Bielsa se abrirán a las 12 y no habrá partido de reserva. 

Martes 21 de Julio de 2015

Unos 750 efectivos de la policía provincial estarán afectados al operativo integral de seguridad para el clásico que Newell's Old Boys y Rosario Central jugarán del próximo domingo. Según el cronograma previsto, las puertas del estadio se abrirán a las 12 y el partido se iniciará a las 15.

En tanto, no se jugará el match de reserva, de acuerdo a lo convenido entre ambos clubes. El partido entre los equipos de tercera división se jugará más adelante.

El secretario de Seguridad Deportiva de la provincia, Pablo Farías, dijo que entre 700 y 750 policías participarán en los dispositivos entorno al Estadio Marcelo Bielsa y otros puntos de la ciudad que pueden ser escenario de inconvenientes.

En declaraciones al programa "El primero de la mañana" de La Ocho, Farías agregó: "Tenemos algunos lugares determinados en un trabajo junto con la Municipalidad. Son sitios donde hay antecedentes de hechos de violencia. Allí habrá presencia policial preventiva antes, durante y después de partido en la cancha de Central y en otros lugares que están identificados con el club, pero también haremos lo mismo con Newell's".

En cuanto al operativo especial que habrá en torno al desplazamiento del plantel de futbolistas y de dirigentes de Central, Farías indicó que "tendrán una custodia especial. Habrá apoyo aéreo con un helicóptero para ir viendo la llegada de ambos planteles al estadio y el dispositivo en las inmediaciones del estadio para ver el ingreso de ambos equipos".

"Este es un partido de alto riesgo por lo que implica el clásico, más allá de que no haya hinchada visitante. Estamos siguiendo de cerca cómo se desenvuelven las cuestiones alrededor de Newell's que será quien reciba al visitante. En principio no hay que temer grandes conflictos, pero un partido que congregará a casi 40 mil personas, siempre representa un alto riesgo", agregó Farías.

El funcionario dijo que se está planeando con la Municipalidad "un refuerzo en el sistema de transporte público. Vamos a trabar con postas de controles en distintos lugares de la ciudad como se hace siempre, sólo que en este caso con el refuerzo propio de un clásico".

Farías dijo que también se reforzarán las tareas de cacheo y se "extremarán los esfuerzos para evitar el ingreso con objetos contundentes o pirotecnia a la cancha".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario