Ovación

Unión y Colón defraudaron y sumaron una nueva igualdad sin goles

Con esta paridad el Tatengue casi aseguró su participación en la liguilla Pre-Sudamericana, y el Sabalero obtuvo algo de aire en su lucha por evitar el descenso.

Domingo 04 de Octubre de 2015

Aferrado sin complejos al punto que vino a buscar, Colón logró su objetivo de empatar 0 a 0 ante Unión, en el clásico santafesino, y de esta manera obtuvo algo de aire en su lucha por evitar el descenso.

El pobre encuentro correspondiente a la 27ª fecha del torneo se jugó en el estadio “15 de Abril” y con esta paridad el Tatengue casi aseguró su participación en la liguilla Pre-Sudamericana.

Unión terminó el partido con un hombre menos por la expulsión de Emanuel Brítez a los 12 minutos del complemento.

Por su parte, Colón sumó un punto que le permite tener cinco unidades de ventaja sobre Nueva Chicago cuando van a faltar nueve por jugarse.

El primer tiempo resultó sumamente aburrido debido a la ineficacia del local para llegar a las inmediaciones de Broun y al esquema ultraconservador pergeñado por Darío Franco, que dispuso en cancha a cinco volantes con Alan Ruíz como aparente referencia de punta pero con innatas inclinaciones a retroceder.

El conjunto de Madelón intentó complicar a su rival a partir de jugadas con pelota detenida abusando del recurso y descansado en la buena pegada de Malcorra, favoreciendo la ductilidad del zaguero Conti en el juego aéreo.

Una primera mitad carente de situaciones de riesgo concreto puso en palmaria evidencia la mediocridad de ambos, entre un equipo con ansias de triunfo pero sin profundidad y otro que de manera deliberada se aferró a la unidad que le otorga el reglamento.

El complemento no varió de tónica pero la expulsión del irascible Brítez condicionó el planteo de Madelón que lejos de ordenar intensificar la búsqueda de su equipo le colocó un freno de mano a la misma.

Promediando la segunda etapa el conformismo se fue apoderando de sendas formaciones transformando el espectáculo ya de por sí malo de la primera mitad en uno decididamente grotesco, con dos equipos que no estuvieron a la altura de las expectativas originadas en la ciudad.

Fiel reflejo de lo antedicho resulta que al cabo de noventa minutos no supieron generar una sola aproximación digna de considerar.

Apenas un remate lejano de Alan Ruíz que provocó una estirada del arquero Fernández a los 33 minutos de la etapa final, podría figurar en una libreta de apuntes tan vacía como el desarrollo de un cotejo que rápidamente será materia de olvido.

Los máximos exponentes santafesinos no estuvieron en consonancia con el gran marco que mostró el estadio tatengue y cada uno por distintos motivos parecieron conformes luego de culminado uno de los clásicos más flojos de los que se tenga memoria.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS