Ovación Grip

Una mujer única por sus logros y con la pasión de cualquier piloto

Nadia Cutro es la única campeona nacional en la historia corriendo junto a hombres, pero no lo valoriza desde el género sino por alcanzar un objetivo que siempre soñó.

Lunes 27 de Abril de 2020

Increíble lo que produce el Turismo Carretera, la visibilidad que tiene, lo que hace trascender. Nadia Cutro es bien conocida en el mundo del rally pero fue recién cuando aceleró el auto de seguridad en la carrera de Neuquén, la última antes de la cuarentena, cuando la empezaron a reconocer en toda su magnitud. Fue invitada ese día por la ACTC por el Día de la Mujer y no sólo las cámaras de TV la distinguieron, sino que el comentarista y estadista rosarino Sergio Tenaglia fue el que hizo bien públicos sus logros, destacándola por lo que es: la única piloto en conseguir un campeonato argentino y sudamericano, en la historia, con el título del 2017 en el rally argentino, en la categoría junior. Ninguna mujer pudo hacerlo, de hecho hay contadas con una mano en todo el mundo, por eso bien valió apuntar el dato, pero a la nacida en Concordia le sorprendió la exposición que vino y el reconocimiento, porque jamás pensó aquella conquista desde la perspectiva de género, sino porque solamente "logré lo que siempre soñé, lo que sueña cualquier piloto".

Es que Nadia simplemente creció entre los fierros. Siguió a su padre Oscar por todas las regiones de la provincia en los campeonatos de rally y siempre se propuso correr, siempre fue su norte, la pasión que la guió. Por supuesto, notó la resistencia cuando "ya al año siguiente que dejó de correr mi papá, junto a mi hermana Florencia de navegante ganamos el campeonato. Nos querían comer (risas), pero para mí eso siempre pasa con cualquiera nuevo que empiece a mezclarse en los puestos de adelante".

Con el mismo razonamiento, "cuando conseguimos el título (ya con Luciano Bombaci, su cuñado y quien le atiende el auto de acompañante), lo tomé como cumplir un sueño que tuve de chiquita, no por ser mujer, más allá de que sé perfectamente que el automovilismo es un deporte mayormente de hombres".

En las cuestiones de género, Nadia trata de "ser muy cuidadosa con las palabras, porque está claro que muchas mujeres sufren violencia de género y de todo tipo, pero en lo que a mí respecta jamás encaré esta pasión desde ese ángulo. Hay machismo por supuesto en el ambiente, muchas mujeres lo son también, pero nunca me quiero victimizar. Es cierto que hoy algunas cargadas que me hacían antes no las aceptaría, pero siempre competí con la pasión de cualquier piloto cuando corre, sólo eso. De hecho, ahora sólo la competencia la siento de piloto a piloto".

Y relató una anécdota: "Imaginate que peleé el campeonato al año siguiente de que mi papá se retirara después de ganar cinco títulos seguidos. Y lo hice junto a mi hermana. Por ahí muchos nos señalaban con cierta bronca, pero si yo hubiera estado en el lugar de ellos, que competían contra mi viejo, por ahí sentía lo mismo porque éramos nuevitas".

Nadia habla con Ovación Grip desde su departamento en Concordia, donde sobrelleva sola la cuarentena. Y allí analiza: “Veo que esta pandemia está llamando mucho a la reflexión. Lo veo mucho en los hombres sobre todo, que tal vez no eran tan de detenerse a pensar en muchas cosas y ahora lo hacen. De hecho, pienso que en general todos estábamos sobrepasados en un montón de cosas y de repente la vida pasó y no nos dimos cuenta. En ese sentido tal vez puedan sacarse cuestiones positivas de lo que nos pasa”.

En tiempos normales, Cutro divide su tiempo casi sin descanso. Esta licenciada en accidentología y previsión vial se levanta a las 6, trabaja desde hace tres años en la empresa que siempre la apoyó como sponsor desde 2010, Río Uruguay Seguros (donde es perito y está a cargo de talleres y repuestos, tanto en su provincia como en parte de Corrientes), al regreso hace una rutina de gimnasio para mantener los requerimientos físicos de ser piloto y luego se va al taller del equipo familiar, o a tramitar sponsors, “es casi una carrera de rally (risas)”.

Por eso, ahora siente un poco “estar encerrada. Nunca lo estuve, siempre estoy mucho afuera de casa y con mucho trabajo, pero de repente se paró todo y es como que también uno piensa que no es malo parar, descansar y hacer actividades, como terminar esos libros que nunca terminaba o hasta cocinar tranquila, con dedicación”.

Eso sí, se extraña mucho el contacto con la familia, tanto en el taller como sobre todo los fines de semana cuando no son de carrera y los pasa con sus padres, sus tres hermanas (Antonella, Victoria y Florencia) y “mis amigas que son de fierro y que saben que nos encontramos ahí, porque es donde quiero estar para desenchufarme. En épocas normales, obvio”.

Y también destaca lo bien que se siente en poder delegar o que cada uno se ocupe de lo suyo y además con total apoyo familiar, donde la confianza es la clave. Por eso, se crió y disfruta el rally como nada y le sería difícil competir en otro equipo que no sea el CEO Rally Team, el primero de Entre Ríos en competir en Maxi Rally, la máxima categoría argentina a la que volvió este año. “Mi papá está ahí constantemente, Florencia se ocupa de toda la logística, Luciano de todo el auto y yo de toda la parte de sponsors. Y de manejar, claro”.

Cuanto te viste en Neuquén este año encabezando la fila india del TC, ¿no te dieron ganas de correr en pista?

Por supuesto que sí. Sería fabuloso. Me gustaría correr en pista pero sin sacrificar correr en rally. Yo llegué a ser lo que soy por el rally y me costó mucho formar un equipo propio, en el que sabés que te dan lo mejor. Ir a la pista sería arrancar de cero y hay un montón de cosas que no tengo ganas de volver a pasar. Iría si supiera que me darían lo mejor y para estar en punta, no para rezongar, y siempre sin dejar el rally.

¿Tuviste la chance?

El año pasado Mauro Medina me dijo si quería arrancar el TC Pista Mouras, prácticamente hubiera sido la cuarta piloto del equipo pero coincidía con dos fechas del rally y no estuve dispuesto a dejarlo. Además, tenía otras responsabilidades que cumplir y temía no tener tiempo para todo. Ya los tiempos no son los mismos que cuando tenía 25 años (hoy tiene 34). Pero sí me gustaría hacer algunas carreras.

Y Mauro Medina debe tomar nota después de la repercusión que tuviste en Neuquén.

Sé que varios lo piensan. Lo viví cuando me subí al pace car. Fue impresionante la gente cómo me preguntó si podía llegar al Turismo Carretera. Sé que sería una bomba pero, lo dicho, no dejaría el rally porque es mi pasión y mi familia está atrás.

Al leer esta nota capaz que te dan esa chance.

Me encantaría, la verdad. Me sorprendió mucho lo que genera el Turismo Carretera, para mí fue un antes y un después. Debo agradecerle al que comentó por TV que yo era la única campeona argentina. Dijo que podía haber campeonas regionales y provinciales, pero que yo era la única en hacerlo en un certamen nacional.

En eso Sergio Tenaglia, que es rosarino, no falla. Es el rey de las estadísticas del automovilismo.

Sí, sí, claro fue él. Es más, me lo encontré ese día y me dijo que había dicho eso porque estaba seguro de que era así, porque alguien se ve que le mandaba mensajes de que no era así. Entonces dejó asentado eso y fue un gran aval para mí.

Haber estado en el auto de seguridad ese día te visibilizó muchísimo.

Sí, no pensé que fuera así. Cuando me invitaron por ser el Día de la Mujer, lo pensé como algo hermoso de subirme a ese auto, estaba feliz por eso. Me puse contenta por la experiencia pero no imaginé la repercusión, que no me gusta mucho, no estoy acostumbrada. Pero cuando agarré el celular explotaba de mensajes, de que había salido mucho en TV y me habían nombrado tanto. A mí me gusta mucho lo que hago y no lo hago por exposición, pero esa aparición revolucionó todo cuando volví a Concordia o visité los lugares habituales de mi trabajo. Me costó asumir que me reconocieran sin buzo antiflama.

Pero en el ambiente del rally sos bien conocida. Corriste el Rally de Argentina también (en el 2010 finalizó 19ª en la general y 1ª en su categoría) y ahora volviste al Maxi Rally.

Sí, y en 2019 también corrí el Rally de la Argentina y ganamos en junior. Fue tremendo porque llovió muchísimo, el barro fue terrible y terminamos mal en el inicio. Estábamos casi últimos pero el último día salimos a correr con todo y ganamos. Fue bárbaro.

Y ahora también hacés historia corriendo con tu equipo junto a los consagrados como Federico Villagra y Marcos Ligato o David Nalbandian.

Volvimos a correr en Maxi Rally (lo hizo sólo en 2012 con el equipo Fiat oficial) y con nuestro equipo, lo que es un orgullo. No terminamos el Toyota Yaris, el primero de esa marca para la categoría por el problema de que no nos llegaron todos los plásticos a tiempo. Igual debutamos bárbaro con un Trend alquilado, porque el primer día llegamos a estar décimos pero después tuvimos problemas con los sensores y decidimos pararlo para no romperlo.

¿Y el auto nuevo ya está listo?

Sí, cuando se reanude la actividad estará listo. No tenemos el apoyo de Toyota, como tampoco cuando desarrollamos el Etios en el Junior que fuimos los primeros, pero esperemos andar bien. Algunos creen que porque usamos siempre esta marca nos apoyan, pero no es así. Ojalá cambie eso en el futuro, porque este modelo tiene una muy buena distribución de peso y confiamos en que va a dar qué hablar en el rally argentino.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario