Ovación

Una final muy caliente en la zona sur

Caova vencía a Atalaya 31 a 26 cuando hubo disturbios.

Martes 04 de Julio de 2017

Peleas y denuncias por consumo de alcohol entre las hinchadas de Atalaya (2-0) y Caova (1-1) fueron los motivos por los que se interrumpió anoche la definición del cuadrangular por el título de la A1 de la Rosarina de básquet. Al cierre de esta edición, el club de calle San Martín, le ganaba 31 a 26 a los azules.

"Parece que un hincha le quitó un redoblante a otro en el entretiempo y se armó un lío bárbaro, al punto que los árbitros se retiraron", dijo un espectador.

El marco de público que colmó el estadio de Sportivo América había estado acorde al clima del encuentro que se palpitaba hasta que llegó el entretiempo. Al cierre de esta edición se reanudó el juego.

El partido previo sí terminó: fue favorable a Sportsmen (1-2) que le ganó a Echesortu (1-2) por 80 a 77.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario