Ovación

Una famosa estrella pop fue testigo en el Fifagate

El músico declaró ante el jurado y una abogada confesó estar totalmente "deslumbrada" por la presencia del cantante.

Jueves 07 de Diciembre de 2017

El juicio Fifa, que ha revelado detalles del lujoso tren de vida de los magnates del fútbol latinoamericano, tuvo el jueves un giro surrealista cuando el gobierno estadounidense llamó al banquillo a la famosa estrella del pop Kevin Jonas, de la banda Jonas Brothers.
Jonas, hasta ahora el testigo más famoso del proceso sobre la corrupción en el fútbol mundial y uno de los hombres más sexys del mundo en 2008 según la revista People, fue llamado para atestiguar que asistió a un concierto del exbeatle Paul McCartney en Buenos Aires, el 11 de noviembre de 2010.
Jonas asistió a ese concierto en el Monumental de River Plate, y en el mismo lugar, junto a sus hermanos, ofreció un concierto un par de días más tarde.
Los abogados de Juan Angel Napout, expresidente del fútbol paraguayo y de la Confederación de Fútbol Sudamericana (Conmebol), no han querido admitir ante el jurado que ese concierto al que supuestamente asistió su cliente con entradas obtenidas como sobornos tuvo lugar.
Santiago Peña, exempleado de la empresa de marketing deportivo Full Play, atestiguó ante la corte que Napout recibió bajo el seudónimo "Honda" entradas para el concierto de McCartney por un valor de más de 10.000 dólares, junto a un millón de dólares por los derechos de transmisión de la Copa América 2015.
Jonas mccartney

"Cada vez que lográs ver en vivo a Paul McCartney es algo bastante especial", dijo Jonas, de 30 años, que llegó a la corte vestido enteramente de negro y prestó testimonio durante apenas dos minutos y medio.
El contrainterrogatorio de Jonas estuvo a cargo de la abogada de Napout, la extravagante Silvia Piñera, de origen cubano, que confesó ante la corte estar totalmente "deslumbrada" por la presencia de la estrella.
Antes de la entrada del testigo a la sala, Piñera no pudo ocultar su sorpresa al enterarse que Jonas prestaría testimonio. "Realmente; espere un segundo. Mis hijas precisan saber", dijo a la jueza Pamela Chen. "Mis hijas vienen mañana" a la corte, explicó. Y preguntó si podía sacarse una selfie con él.
"Lamentablemente, señora Piñera Vázquez, sus hijas estarán muy tristes. Si el señor Jonas quiere sacarse una selfie con usted, usted puede hacer lo que quiera", sostuvo Chen.
Los comentarios de Piñera fueron recibidos de mala gana por la fiscal Kristin Mace. "No debe haber humor o drama. Este es alguien que estaba en la audiencia (del recital) para establecer un hecho", afirmó.
Piñera preguntó a Jones si se había cruzado con su cliente en el concierto. "No que yo sepa", respondió la estrella. También le preguntó si había sido telonero de McCartney ("no", respondió Jonas) y si los hermanos Jonas son de verdad sus hermanos. "Mis hijas los siguen", lanzó Piñera.
Jonas dijo asimismo que llegó al concierto para escuchar la tercera canción. "El tráfico es malo con 85.000 personas yendo a un solo concierto", afirmó.
Napout es acusado de recibir sobornos a cambio de la cesión de derechos de la Copa Sudamericana, la Copa América y la Copa Libertadores, entre otros torneos. También es acusado de fraude bancario y lavado de dinero.
Un jurado debe decidir si es inocente o culpable. Los otros dos acusados en el proceso son el exjefe del fútbol de Brasil, José Maria Marín, y el exjefe del fútbol peruano Manuel Burga.
Un total de 42 personas y tres empresas han sido inculpadas en el megaescándalo de corrupción de la FIFA.
De ellos, 24 que han sido arrestados o extraditados a Estados Unidos se han declarado culpables y dos ya han sido sentenciados.
Otros 15 que están en el extranjero han sido o son juzgados en sus países, combaten la extradición o están libres, como es el caso del exnúmero uno del fútbol brasileño Ricardo Teixeira, y del actual jefe, Marco Polo del Nero.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario