Ovación

Una disputa que no hizo otra cosa que ratificar diferencias

Lo que era vox pópuli se terminó de confirmar. La comunión entre Marco Ruben y Teófilo Gutiérrez nunca fue la ideal.

Martes 14 de Marzo de 2017

Lo que era vox pópuli se terminó de confirmar. La comunión entre Marco Ruben y Teófilo Gutiérrez nunca fue la ideal. Quizás un poco por falta de feeling o por los propios egos que llevan consigo los futbolistas que llegan a ser "famosos" e idolatrados. El capitán canalla, ídolo de la gente, marcó su territorio y no dejó que otra figura osara quedarse con el protagonismo. El problema es que el colombiano tiene un carácter fuerte y no le importa nada el qué dirán. Va al choque sin importar quién tenga enfrente, algo que mostró en todos los clubes en los que estuvo. La discusión por quedarse con la ejecución del penal el domingo ante Godoy Cruz fue la que a veces se produce en el campito, no tanto a nivel profesional. No hubo un pedido ni consenso como en ciertas ocasiones se resuelven estas cuestiones. No, los dos se peleaban por la pelota como dos pibes caprichosos ante la mirada incrédula de los hinchas que colmaron el Gigante. El saldo de eso fue que Ruben, descolocado por la situación, permitió que el ex leproso Rey se luciera y le contuviera el disparo. Y aquella frase escuchada hace largos meses de que "a Teo no le dan la pelota" conduce a pensar con mayor ahínco que algo de cierto hay en eso y elevan las diferencias que tienen. Que en definitiva terminan perjudicando al plantel y, principalmente, a Central. Ni más ni menos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS