Ovación

Una cuota de locura y trabajo

Emiliano Boffelli analizó la pretemporada de Jaguares ydestacó lo que puede aportarle la nueva conducción.

Lunes 15 de Enero de 2018

Como todos los lunes, los Jaguares volverán al trabajo hoy pensando en lo que será el debut en el Súper Rugby ante Stormers, el próximo 17 de febrero, cuando arranque la Conferencia Sudafricana.
Las altas temperaturas de la semana pasada sumadas a la dureza de los entrenamientos en los que no solamente ponen foco en el aspecto físico sino también en la técnica extremaron las exigencias de los jugadores, por lo que los momentos de descanso del fin de semana fueron aprovechados al máximo. Algunos buscaron refugio en la familia, en los amigos o en el club que los vio nacer, como fue el caso de Emiliano Boffelli.
En Duendes, bajo la parra, en una de las tantas mesas de la galería, el polifuncional back se prendió como uno más en un partido de truco en el que junto a Gabriel, su padre, y su hermano Camilo, se sacaron chispas con Kelo de la Fuente (el padre de Jerónimo, su compañero y amigo), Raúl Pérez (su ex entrenador en Jaguares) y Gerardo Bernaschini, un histórico ex medioscrum del club. Y como no podía ser de otra manera ahí también mostró que, aún con pocas cartas, el hombre arriesga, destacando que esa condición está en su propio ADN.
En una charla distendida, el back contó cómo fue la vuelta al trabajo y destacó que “la pretemporada arrancó muy dura, muy exigente, sobre todo desde lo físico, pero trato de aprovecharla al máximo, me hace muy bien. En lo personal estoy muy contento por estar una nueva temporada con Jaguares”.
¿Cómo fueron los primeros días?
Arrancamos con los test de flexibilidad, físicos y de fuerza, y después empezamos a entrenar, que es lo que más nos gusta... correr, ir al gimnasio, un poco de tocata, pelota... También aprovechamos esos momentos para ir metiendo algunos conceptos. De a poco vamos conociendo al nuevo técnico. También en los primeros días buscamos plantearnos los objetivos para todo el año y para eso tuvimos varias charlas en las que buscamos el equipo que queremos ser y forjar una identidad.
¿Y qué equipo quieren ser?
Queremos ser un equipo que contagie y que represente bien al rugby argentino.
¿Cuál fue tu impresión de Ledesma?
Mario (Ledesma) es una persona que tanto como jugador o entrenador es muy experimentado y sabe muy bien de que se trata el rugby profesional. Busca que cada uno de nosotros seamos lo más profesionales posible y creo que nos puede transmitir más cosas del profesionalismo, porque si bien ya van tres años en esto, todo sigue siendo nuevo. Es muy exigente y veo que quiere (él y el staff) empezar a mezclar lo que es el espíritu de clubes con el laburo profesional. Dicho en otras palabras, la idea es que seamos muy profesionales pero manteniendo la identidad que cada uno trae de nuestros clubes, de donde salimos. Tanto él como Nico (Fernández Miranda) tienen mucha experiencia, buscamos poder absorber todo lo que nos puedan transmitir y aprender de ellos.
Por tu posición en la cancha estás más cerca de Fernández Miranda que de Ledesma...
Sí, pero ojo que Mario también participa en muchas cosas que tienen que ver con los backs. Haber estado mucho tiempo afuera, no sólo en Australia, le dio muchas herramientas.
Hablando de Jaguares y clubes, Fernández Miranda viene de Hindú, un club con un estilo muy parecido al que tenía Duendes cuando vos jugabas.
Sí, y es un fánatico, un enfermo del rugby, algo en lo que Duendes e Hindú son muy parecidos. Cada día que pasa lo conozco más y veo esa locura que contagia y que nos viene muy bien. Estoy contento por lo que pueda aprender de ellos.
¿Qué crees que le pueden aportar?
Locura y trabajo. Con esas herramientas en la mano será muy difícil que nos ganen. Obviamente va a ser un torneo durísimo, pero se está generando algo lindo dentro del equipo. Se percibe esa locura que tenía antes el rugby amateur y que por momentos se fue perdiendo.
Mario Ledesma dijo que “hay que meterse en las finales” y puso la vara muy alta.
Es una meta ambiciosa, sí, pero hay que ir partido a partido. Uno de los objetivos es clasificar a los playoffs y una vez que estamos ahí adentro ir por la final. Creo que tenemos todo para hacerlo y estamos entrenando muy bien como para poder lograrlo. Por el momento, en la cabeza de cada uno de nosotros está solamente el partido ante Stormers, en el arranque del torneo.
¿Que este sea el año previo al Mundial influye en el ánimo del jugador?
Obvio que sí. Cada cosa que se hace, se hace pensando en el Mundial. Si bien hay metas antes, todo se hace pensando en eso. Además al estar tan cerca, se hace imposible no pensar en eso.
El cambio de formato del torneo en la temporada que se avecina, ¿los favorece?
El Súper Rugby en cualquier formato es increíblemente exigente por la calidad de los equipos y los años que nos llevan de experiencia. Va ser un torneo duro igual. Lo bueno es que, por ejemplo, no tenemos que viajar a Japón.
Terminaste el 2017 con el Olimpia de plata en rugby y además fuiste ternado por World Rugby como “jugador revelación”. ¿Cuales son tus objetivos para esta temporada?
Personalmente busco mantenerme en el equipo y seguir aprendiendo. La verdad es que lo que vengo aprendiendo en estos años es increíble. Estoy muy agradecido por el año que tuve y sinceramente va a ser muy difícil repetirlo. No obstante sé que el entrenamiento y el deseo de siempre querer superarme me van a ayudar mucho para que ser repita. Mi sueño es poder jugar el Mundial, espero que así sea.

Arranque en la tierra de los Boks

Jaguares debutará ante Stormers el 17 de febrero y luego visitarán a Lions, el 24. El 3 de marzo, la franquicia argentina jugará su primer partido de local ante Hurricanes.

Currículum de un auténtico crack

Mañana, el polifuncional back cumple 23 años. Jugó en Los Pumitas M20 con apenas 17 años (disputó tres mundiales) y luego en Pampas XV, Jaguares y Los Pumas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario