Ovación

Una brecha que se estira en el Rally Dakar 2015

Los top ten se separan cada vez más del resto y el negocio parece imponerse al espíritu aventurero que fundó la competencia.

Viernes 09 de Enero de 2015

Luego de dos experiencias que se encararon parecidas y terminaron igual, Daniel Marrocchi dijo que para el 2016 deberá sí o sí contar con mayor presupuesto para afrontar una nueva edición. Es que las diferencias son abismales en el rally Dakar, entre los que vienen a competir y los que sólo pueden aspirar a llegar, y parecen agrandarse cada vez más. Por eso generalmente los anotados en las condiciones suyas pagan ese precio. Y sin contemplaciones, como se expuso más que nunca en una muy temprana segunda etapa que aún sigue generando polémica.

El 25% del parque que partió de Buenos Aires ya quedó en el camino al cumplirse ayer, sobre el océano Pacífico en Antofagasta, prácticamente el primer tercio de la carrera. En términos económicos, la ASO hace un gran ahorro. Con los más de 100 pilotos menos, y el promedio de 5 ó 6 que los acompañan, el costo de manutención se redujo notablemente. Y en ese cuarto que ya quedó en el camino, el 90% es de los pilotos con menores recursos, muchos de los cuales quedaron atrapados en San Juan.

La ASO hace siempre etapas filtro, pero llamó la atención que fuera de entrada. Para eso ideó un camino de fesh fesh (especie de pantano de tierra) de entrada que los primeros, los que tienen más recursos atravesaron en primer lugar, rompiendo el camino posible y obligando al resto o a hundirse en él o a tomar atajos, unos con espinillos que hacían pinchar las ruedas, otros con árboles secos que destrozaban todo lo que pasara por encima, desanimando, encajando, deshidratando, desesperanzando. El español Ignacio Corcuera, en su 3° rally, fue bien crudo: “Como ya habían cobrado, nos mandaron rápido a casa”, acusó a la organización. Dijo que aportó para nada 60.000 euros de presupuesto para su Mitsubishi, muy mínimo contra los 100 mil o 200 de los más bajos, aunque para varios con el costo del auto, la logística y los repuestos, la cifra puede multiplicarse por 2, 3 o 4, y así y todo no poder salir del pelotón del fondo.

Eso no les pasa casi nunca a los que acaparan las imágenes de TV que se ven en todo el mundo con sus patrocinadores asociados. Peugeot invirtió casi 50 millones de euros para esta jugada de volver con todo. Mini otro tanto, pero recuperando mucho con lo que pagan para al resto de sus 11 vehículos, como el ganador de la etapa de ayer, el ruso Vasilyev Vladimir. En tanto, Robby Gordon, que recién ayer volvió a ser protagonista, puede arrimarse al 10 ó 20% del presupuesto de los grandes.

Por eso, aunque resulte loable, aunque se haya puesto el máximo esfuerzo en la presentación del buggy y en la camioneta Dodge Ram que lo acompañó, no hay comparación posible ni para Daniel Marrocchi ni para los otros que lo afrontaron igual. La ASO les hizo pagar el precio muy pronto. Y hay que preguntarse si, entre otras causas, esa realidad que termina imponiéndose no hace que las cifras de inscriptos continúe bajando año a año. La sensación es que el negocio, y el profesionalismo que lo potencia, le está ganando terreno al espíritu aventurero, que parece tener cada vez menos cabida, pese a ser el fundante del rally Dakar.

Imprevistos, abandonos y jornadas negras
Los poderosos también pueden padecer imprevistos. Carlos Sainz, el mejor de Peugeot hasta Copiapó, abandonó ayer tras volcar en el final de la especial. La categoría reina sigue así perdiendo atractivos. Orlando Terranova al final pudo seguir tras un miércoles negro, pero la victoria parece fechada para Nasser Al-Attiyah, cuarto ayer. En motos ganó su primera etapa el campeón Mark Coma (2do. en la general).

El chicle le sirvió hasta Chilecito
A 500 metros de la meta del primer día, se pegó un palo bárbaro. Para seguir, un diagramador de La Capital le ofreció el chicle que estaba mascando para tapar un agujero en el tanque de nafta. Mauro Ayerza siguió en carrera hasta que en Chilecito chocó contra un caballo y se fracturó la nariz. Recién ayer abandonó el hospital.

De prepo, abajo del avión
Un mal momento pasaron varios periodistas, a quienes hicieron bajar del avión que trasladaba la comitiva a Antofagasta casi de prepo, para dejarle lugar a otras personas de la organización, que dijeron eran médicos y enfermos.

Repudio al atentado terrorista en París
La organización convocó y todo el mundo asistió a la manifestación en repudio del atentado terrorista que provocó 12 muertos en la revista Charlie Hebdo en París. La cita fue a las 18.30 en el centro del vivac y hubo un minuto de silencio por las víctimas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS