Clásico rosarino

Un total de 17 detenidos y un hombre hospitalizado

Un total de 17 detenidos y al menos un hombre hospitalizado fue el saldo de los escasos incidentes violentos registrados ayer hasta el cierre de esta edición entre hinchas de ambos equipos.

Viernes 02 de Noviembre de 2018

Un total de 17 detenidos y al menos un hombre hospitalizado fue el saldo de los escasos incidentes violentos registrados ayer hasta el cierre de esta edición entre hinchas de ambos equipos. Anoche la policía terminaba su operativo con la mirada puesta en el traslado de hinchas de Central hasta el predio del club en Arroyo Seco, donde un grupo de hinchas recibió al plantel ganador. En tal sentido, se había reforzado la presencia con patrulleros apostados en el recorrido hasta esa ciudad, tanto por autopista como por la ruta 21.

La mayoría de los arrestos se produjeron un par de horas después del partido, en Iguazú y French, en zona norte, donde diez simpatizantes de Newell's se tomaron a golpes con tres de Central y terminaron detenidos —algunos con lesiones leves— en la comisaría 9ª de Arroyito.

Otro incidente similar terminó con tres demorados en la comisaría 15ª luego de una pelea a trompadas en inmediaciones de Bermúdez y Batlle y Ordóñez. En ambos casos, la policía llegó hasta esos lugares a partir de llamados de vecinos que alertaron sobre las reyertas.

Sobre las 21 se registró otra pelea en inmediaciones de Oroño y Jorge Cura, donde al parecer le pegaron a un hincha de Newell's que debió ser trasladado a un hospital. Por este hecho, del cual al cierre de esta edición no habían trascendido más precisiones, fuentes policiales señalaron que fue detenido un hombre.

En ese contexto el subjefe de la Unidad Regional II de policía de Rosario, Claudio Romano, indicó que no se registraron incidentes en los lugares donde se montó el dispositivo de prevención a su cargo. El operativo consistió en reforzar la zona del Monumento a la Bandera, las inmediaciones de los estadios de ambos clubes y las avenidas principales de la ciudad donde se preveía que se podrían concentrar hinchas de ambas parcialidades a ver el partido en bares.

"En las avenidas estuvo todo tranquilo. Igualmente, reforzamos patrullajes por toda la ciudad previendo que podría haber peleas en cualquier lado. De hecho, en los lugares donde las hubo, el personal llegó enseguida", dijo Romano a este diario.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});