Ovación

Un tiroteo entre barras rojinegros obligó a suspender el partido con San Lorenzo

Interna abierta. Tras los disparos resultó herido el jefe de la seccional 11ª, comisario Máximo Alegre, mientras que otros dos jefes policiales se salvaron de milagro. Anoche, un joven de 18 años fue detenido por la causa que quedó a cargo del juez de Instrucción Javier Beltramone.

Domingo 05 de Junio de 2011

La disputa interna de la barra brava escribió ayer otro capítulo negro en la vida de Newell's. El partido que debían sostener el conjunto rojinegro y San Lorenzo, por la 17ª fecha del Clausura, fue suspendido por razones de seguridad debido a un tiroteo que se produjo horas antes del encuentro entre hinchas leprosos en la zona sur de Rosario, en el que resultó herido el jefe de la seccional 11ª, comisario Máximo Alegre, mientras que otros dos jefes policiales se salvaron de milagro. Anoche a última hora había dos detenidos por la causa que quedó a cargo del juez de Instrucción Javier Beltramone.

El hecho sucedió alrededor de las 15.50 en las adyacencias de las calles Alice y Lamadrid. En ese lugar se congregaba un grupo que responde a Tato Camino, el hermano de Pimpi (el ex líder de la barra durante la gestión de Eduardo López, asesinado en marzo de 2010). Las autoridades policiales, que estaban al tanto de la intención de estos hinchas de marchar hasta el estadio Marcelo Bielsa, custodiaban la concurrida escena con un dispositivo de prevención. Estos hinchas contaban con entradas.

En ese momento el grupo fue atacado a balazos que dispararon dos personas que se bajaron corriendo de dos autos, un Peugeot 307 y un Chevrolet Meriva). Según los investigadores, la ofensiva está relacionada con los referentes actuales de la hinchada rojinegra, seguidores del Panadero Ochoa.

En esa ráfaga de balas, el comisario Alegre recibió un disparo en la cadera izquierda que obligó a trasladarlo al Heca. Si bien más tarde quedó fuera de peligro, estuvo a pocos centímetros de quedar inválido. En tanto, de la misma acción zafaron increíblemente el comisario Daniel Cabrera (Inspector de Zona 3ª) y el comisario Néstor Arismendi (Jefe de la Agrupación de Unidades Especiales). A este último un proyectil le atravesó el saco a la altura del hombro y salió por el pliegue del cuello, por lo que también se salvó de milagro.

En el sector quedaron algunos rastros tangibles del violento cruce ya que en el piso se hallaron más de 20 cápsulas que serían de pistolas automáticas 11.25 y 9 milímetros.

Despúes, un hincha que estaba parando con el grupo de Camino pasó por el hospital Saenz Peña con una herida de bala en la oreja. Se retiró por sus propios medios una vez que lo atendieron en el centro médico.

Con este agitado panorama, el subsecretario de Seguridad de la provincia de Santa Fe, Horacio Ghirardi, se contactó con dirigentes de la Asociación del Fútbol Argentino y juntos decidieron suspender el partido que estaba pactado para las 19.30, para evitar que se produzcan problemas de mayor envergadura.

En las últimas horas de la tarde la policía detuvo a un joven de 18 años, en San Martín y Uriburu, quien estaría apuntado como uno de los autores materiales del ataque, y al cierre de esta edición se confirmó que había un segundo arrestado. Paralelamente, se supo que la nueva fecha del partido se programará el martes en la sede de la AFA.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario