Ovación

Un sueño tangible

A GER le falta dar el último paso para lograr el título en el Nacional de Clubes B. "Trabajamos mucho y el grupo está bien, con muchas ganas de hacer historia", sentenció Santiago Rébori.

Lunes 28 de Mayo de 2018

Sueñan despiertos y tienen todo el derecho de hacerlo. Ya no quedan dudas de que Gimnasia llegó a un punto que, gracias a su trabajo, puede pelear grandes cosas. El sábado le ganó un partidazo al CASI y se metió en la final del Nacional de Clubes B, fase en la que se medirá con Urú Curé y tratará de hacer lo único que le falta: ponerle la frutilla al postre para hacer de ese sueño una realidad.
El mens sana transitó el camino con solvencia, resolviendo bien paradas complicadas ante grandes adversarios. El sábado, por ejemplo, ante el conjunto de San Isidro mostró un amplio repertorio y terminó sometiendo a su adversario. Por el rival y la instancia no fue una victoria más. Santiago Rébori, autor del primer try mens sana, fue una de las figuras del partido. Consciente de la importancia del triunfo, el segunda línea (que a también puede jugar de tercera) no podía ocultar su alegría. "Venimos trabajando mucho y estamos convencidos de nuestro plan de juego, de lo que tenemos que hacer. Hay armonía, el grupo está muy bien, son todos muy fanáticos, con muchas ganas de ganar, de hacer historia", destacó el forward al comenzar la charla.
Todo indica que encontraron el equilibrio necesario para soñar en grande.
Maduramos un montón en jugar este tipos de partidos definitorios. Antes nos costaba jugar más a un estilo test match, por decirlo de alguna manera. Ayer la concentración fue muy buena durante los ochenta minutos... Sabíamos que para ganar tenía que ser así.
¿Dónde estuvieron las claves en el triunfo ante CASI?
Nos hicimos fuertes en defensa y fuimos efectivos. Propusimos mucho y al hacerlo nos equivocábamos también. Sin embargo creo que tuvimos paciencia, supimos manejar la ansiedad y cuidamos la pelota.
¿Para vos cuándo se destrabó el partido?
Después del try de Cotella, que nos pasan a ganar por uno. De esa salida, la primera jugada terminó en try de Pepe (Forlla) y al ratito le hacemos otro más (otra vez José Forlla), entonces nos alejamos un montón en el marcador y pudimos jugar más tranquilos. Manejamos mejor los tiempos, jugamos en campo rival y a ellos les costó mucho salir porque tenían viento en contra. Cuando se nos vinieron tuvieron pocas ideas, jugaron más con el corazón y tuvimos que tacklear duro, hasta que los dejamos sin argumentos.
Por tratarse de un rival como el CASI, ¿fue una victoria inolvidable?
Es la primera vez en la historia que le ganamos. Fue una semana tremenda en la que sentimos el apoyo de todo el club. Se percibía en el aire que era un partido especial. Fue un partido muy importante para todos.
¿Influyó el hecho de ser local?
Sí, en la Bombonera nos encanta jugar y nos sentimos muy cómodos. En los últimos dos años perdimos un solo partido, ante Crai. Ahí nos hacemos más fuertes. Es una caldera. Todo está cerca, la presión se siente, la gente empuja.

La final es con Urú Curé, con el que ya se midieron dos veces en el año.
Sí, y en los dos el resultado fue muy ajustado. Ganamos uno y uno. En el primero recuerdo que nos faltaron muchos jugadores, no estaba el equipo completo como sí lo estuvo el sábado. Recuerdo que el primer tiempo fue flojo y en el segundo remontamos. Sobre el final nos hacen un try con el que quedan muy cerca pero igual lo terminamos ganando. Pienso que ese fue un partido que lo teníamos que haber ganado más cómodos. El segundo partido, en Río Cuarto, también teníamos bastantes lesionados. Rama (Picotto) amaneció el día del partido con fiebre y no jugó, lo que nos obligó a hacer un cambio impensado. Fue un partido en el que nos equivocamos mucho, fuimos muy impacientes... si hasta hicimos un knoc on cuando íbamos a apoyar. Era un try que hubiera cambiado la historia porque pasábamos a ganar y el partido ya se terminaba.
¿Cómo crees que será la final?
Urú Curé es un equipo al que hay que tratar de no meterse en su juego, les gusta demorar, hacer lenta la pelota y tiene un pack pesado. No es una cancha cómoda, pero nosotros tenemos que pensar en lo nuestro, aislarnos de todo y tratar de hacer el juego que hicimos ante CASI: concentrados, arriesgando poco en nuestro campo y en campo rival atacar como nos gusta a nosotros, con dinámica, desplegado, penetrante.
Que se juegue el 30 de junio, que hoy parece muy lejano, ¿los favorece o hubiese sido mejor jugar el sábado que viene?
Es indiferente. Este formato esta bueno porque podés ir mechando gente. El sábado terminamos muertos porque el partido fue de una intensidad terrible. Ahora, si bien nos toca Crai, que también va a ser un partido duro, viene bien cambiar el chip y esperar un poquito.
¿Lo ves a Gimnasia campeón?
Es el objetivo a corto plazo. Tenemos confianza y vamos a hacer todo lo posible por ganar. Nos queda un partido duro, una final y como toda final es un partido especial. Creo que tenemos chances. Espero que las cosas nos salgan bien y que podamos traernos el título que hace tanto venimos buscando.
Si ganan recuperarán la plaza para Litoral.
Pienso que es muy importante para la región recuperar ese lugar que perdimos el año pasado. En el Nacional son todos partidos de nivel, que tienen otra intensidad y otro ritmo, por eso si más clubes de la ciudad lo pueden jugar, creo que nos va a beneficiar a todos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});