Ovación

Un San Pablo irregular y con mucho ajetreo

El rival de Central en la Sudamericana perdió varios partidos y cambió el DT: al equipo hoy lo dirige el uruguayo Diego Aguirre. Está en semifinales del torneo Paulista y va en busca de los octavos de final de la Copa de Brasil

Lunes 26 de Marzo de 2018

El rival de Central en la Sudamericana perdió varios partidos y cambió el DT: al equipo hoy lo dirige el uruguayo Diego Aguirre. Está en semifinales del torneo Paulista y va en busca de los octavos de final de la Copa de Brasil

Son pocos los días que restan para el partido de ida por la primera fase de la Copa Sudamericana entre Rosario Central y San Pablo. De uno y otro lado hay claras diferencias en cuanto a rodaje. No tanto en lo que tiene que ver con el rendimiento del equipo, aunque en los brasileños hubo un cambio de entrenador producto de algunos resultados flacos, pero sí en relación a la cantidad de partidos disputados en lo que va del año. ¿En qué anda San Pablo en la previa del choque contra el canalla? Intentando recuperar su mejor versión futbolística, con hasta hoy 19 encuentros sobre el lomo (11 triunfos, 2 empates y 6 derrotas), nada más ni nada menos que 11 más que el conjunto dirigido por Leo Fernández.

Siempre se supo de las exigencias del calendario brasileño, muy por encima del argentino. Y en este caso queda demostrado una vez más. San Pablo puede aferrarse a eso y sentirse favorecido por el mayor rodaje que sin dudas tiene, pero en el medio habrá un desgaste físico propio de esa exigencia.

Dentro de esa cantidad de partidos el conjunto paulista no obtuvo los resultados pretendidos y se vio obligado a cambiar de entrenador. Hasta aquí son tres los técnicos que estuvieron al frente del equipo. Dorival Junior metió unas cuantas pifias en medio del torneo Paulista y lo hizo básicamente en los clásicos. Por eso la dirigencia decidió actuar en consecuencia. Fue así que apareció el interino André Jardine (frente a Red Bull Brasil por el torneo Paulista y contra CRB por Copa de Brasil) mientras se buscaba un nuevo entrenador, que terminó siendo Diego Aguirre. El uruguayo, que venía de dirigir a San Lorenzo, lleva tres encuentros al frente del equipo, con una derrota y dos triunfos. Ganó la llave ida y vuelta ante Sao Caetano y obtuvo el pasaje a las semifinales del torneo Paulista.

Pese a ese movimiento y presencia de distintos entrenadores, San Pablo ha logrado enderezar el barco. Al menos se mantiene con expectativas no sólo en el torneo Paulista (ayer ganó el primer partido de semifinales frente a Corinthians), sino que todavía continúa con vida en la Copa de Brasil (16avos contra Atlético Paranaense).

Pero lo dicho, la enorme cantidad de partidos disputados en el año es lo que lo diferencia de Central. Se mantiene jugando el torneo estadual (Paulista), que comenzó el pasado 17 de enero y se extenderá hasta el 10 de abril (el 12 es el choque de ida en Arroyito), en el que 16 equipos se dividen en cuatro zonas de cuatro equipos cada una para afrontar la etapa regular (esta etapa cuenta con 12 partidos porque cada equipo juega con todos menos con los de su propia zona y en caso de clasificar primero o segundo se debe enfrentar con el primero o segundo de su propio grupo). En esa primera fase de la competencia, San Pablo terminó primero en la zona A y se cruzó con el segundo, que fue Sao Caetano, al que viene de eliminar en cuartos de final.
   En los tres partidos (0-1 en la ida, de visitante, 2-0 en la vuelta y 1-0 ayer), Diego Aguirre repitió sólo cuatro jugadores en la formación titular. Son los casos de Robert Arboleda, Eder Militao, Jucilei y Nené.
   En el primer encuentro el técnico uruguayo puso en cancha desde el arranque a: Jean; Rodrigo Caio, Robert Arboleda, Eder Militao y Junior Tavares; Jucilei, Nené, Christian Cueva y Petros; Diego Souza y Valdívia. Mientras que en la vuelta, en el Morumbí, actuaron: Sidao; Arboleda, Militao, Bruno Alves y Reinaldo; Jucilei, Nené, Liziero y Santiago Tréllez; Valdívia y Marcos Ghilherme. Ayer sólo cambió a Petros por Valdívia.
   En lo que va del año San Pablo evidenció una clara diferencia en cuanto a resultados entre el Paulista y la Copa de Brasil. En esta última competencia se impuso en los cuatro encuentros que disputó (Madureira, CSA y en los dos ante CRB). Pero la ecuación no fue todo lo buena que esperaban en el otro terreno. Es que en el estadual las derrotas se dieron prácticamente en la misma cantidad que las victorias: 6 y 7. Los otros dos fueron empates. Con un detalle: tres de esos tropiezos fueron ante rivales de los denominados clásicos. El primer verdugo fue Corinthians, el segundo Santos y el tercero Palmeiras. Esta última caída fue la que motivó la salida del entrenador Dorival.
   Para más adelante quedará el análisis un poco más fino en cuanto a la forma de jugar que tiene San Pablo (por estos días los encargados del cuerpo técnico canalla de observar el día a día del equipo paulista son Germán Rivarola y Cristian Daniele), pero hoy lo concreto es que el rival de Central en Copa Sudamericana llegará con un ajetreo mucho mayor y, aunque parezca un dato menor, en medio de un semestre irregular, con un flojo comienzo y una sensible remontada.

Primero en el grupo

San Pablo terminó primero en la zona B del torneo Paulista, con 17 puntos. Atrás quedaron Sao Caetano (15 unidades), Ponte Preta (12) y Santo André (8).

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario