Ovación

Un salto a la final

Germán Chiaraviglio logró ayer una marca de 5,70 metros en garrocha que le permitirá competir mañana junto a 15 atletas en la definición del Mundial de Beijing.

Domingo 23 de Agosto de 2015

El santafesino Germán Chiaraviglio vuela alto y va por más. Con una marca de 5,70 metros de salto en garrocha logró ayer una actuación histórica en el Mundial de Atletismo de Beijing, lo que le permitirá competir en la final de mañana, a partir de las 8.05 (hora argentina) en un grupo integrado por los 16 mejores atletas del planeta en esta disciplina. De este modo, Chiaraviglio se convirtió en el sexto atleta argentino en llegar a una instancia decisiva en un Mundial.

“Estoy muy feliz, muy contento por entrar en la final. Seremos como quince (en realidad 16), es algo muy raro en este tipo de torneos. Para mí es un placer estar en una final del Mundial”, comentó Chiaraviglio al abandonar la pista del Nido de Pájaro.

El santafesino, de 28 años, plata en los últimos Juegos Panamericanos de Toronto en julio (con 5,75 metros, su mejor marca personal y la decimocuarta mundial de este año) superó ayer incluso sus propias expectativas, ya que antes de la prueba había vaticinado que se veía saltando unos 5,60 metros.

Ayer superó sin errores los 5,25; 5,40; 5,55 y 5,65. Tuvo un único fallo en su primer intento de 5,70 aunque en el segundo salto voló sobre la barra y se le abrió la posibilidad de pelear un lugar en el podio.

“No lo puedo creer”, fue la primera frase que dejó Chiaraviglio luego de la clasificación. “Esto está en el top tres de los momentos más importantes de mi carrera”, dijo el atleta antes de explicar que logró superar los 5.70 al “cambiar de garrocha”, y que además se tomó revancha de los Juegos Olímpicos 2008: “Fue una revancha para mí, en este estadio no me fue bien ese año, no superé los 5,30 metros”.

Para la final, Chiaraviglio aseguró que no se fijará metas y que ante todo saldrá a “disfrutar” del momento. “Quiero disfrutar de la final, ya veremos cómo se da. Será un orgullo para mí estar ahí y pelearé por el mejor puesto”, dijo.

Resultado histórico. El mejor resultado histórico de Argentina en un Mundial de Atletismo lo había conseguido Germán Lauro, con un séptimo lugar en el lanzamiento de bala en Moscú 2013, pero Chiaraviglio no piensa en arrebatar ese honor. “Somos amigos y estamos todo el día juntos, así que no, no pienso en eso. No me fijo en las estadísticas”, señaló.

Para él, el logro de ayer es de “doble” satisfacción. “No se da a menudo que haya argentinos en finales de atletismo y además este año estoy saltando bien, venía con 5,75 metros, la mejor marca de mi vida, y sabía que para pasar a la final tenía que estar entre mis mejores registros”, explicó.

Beijing continuará trayéndole buenos recuerdos, ya que fue en la capital china donde logró su segundo oro en un Mundial juvenil, en 2006, tras haber conseguido el primero en la ciudad canadiense de Sherbrooke en 2003, siendo además plata en Grosetto (Italia) en 2004. Es el segundo Mundial en categoría absoluta que disputa Chiaraviglio. En el anterior, en Osaka 2007, quedó eliminado en las clasificaciones.

En la final de mañana estará el plusmarquista mundial y campeón olímpico francés Renaud Lavillenie, que tiene el Mundial como asignatura pendiente: nunca consiguió el oro.

Hoy puede ser otro día de alegrías argentinas con Germán Lauro en una jornada en la que se disputará la ronda de clasificación y la final de lanzamiento de bala.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario