Ovación

Un nuevo round en la pelea de los clubes por los jugadores de las inferiores

La partida de Nicolás Castro a Boca reactivó una eterna discusión de la ida de jugadores de inferiores

Jueves 23 de Noviembre de 2017

La partida de Nicolás Castro a Boca reactivó una eterna discusión de la ida de jugadores de inferiores

La pelea de los clubes por los pibes de inferiores sigue existiendo como siempre. Muchas veces no trascienden los movimientos y en otras ocasiones sí. El viejo recurso de la patria potestad es utilizado como argumento para estos casos, aunque "no siempre", dijo una voz experimentada y que conoce al mínimo detalle. Hoy uno de los nombres que está en boca de todos (precisamente porque está Boca en el medio) es Nicolás Castro, volante de 17 años que hasta hace pocos días vestía la rojinegra y ahora se fue al club de la ribera. Algo que generó una intensa discusión sobre las culpabilidades y la ética de los clubes, algo que en realidad en ciertas ocasiones no se aplicó.

El "caso Castro" activó por estos lares un tema que desde hace mucho tiempo sucede. Es una promesa que Newell's trajo desde 9 de Julio de Rafaela, club con el cual en marzo de este año había firmado un acuerdo por el que la entidad rafaelina se quedaba con un 20 por ciento del pase en una futura venta por los derechos de formación. "No debía irse porque es un jugador importante para Newell's. Pero tanto su familia como él quieren hacerlo y no se puede hacer nada", informó el director del fútbol amateur, Martín Mackey, con respecto a la situación particular de Castro que tomó estado público por su pase a una entidad de la relevancia como es Boca. "La CD pagó 120 mil dólares por el 80 por ciento del pase", informó una voz que sigue de cerca los movimientos xeneizes.

Este juvenil, que llegó procedente de Rafaela, no sería el único que podría emigrar sin que los rojinegros puedan retenerlo. Hay otro nombre que está muy cerca de partir al extranjero y "dos que fueron seducidos, pero que en principio se quedarían en el Parque", le confiaron a Ovación algunas fuentes consultadas y cercanas a las inferiores leprosas.

¿Cómo frenar la partida de los pibes cuando no tienen contrato? "Es difícil hacerlo, porque por las buenas o por las malas se pueden ir. Es decir si el club de origen se los impide recurren a la patria potestad y se van. La otra opción es intentar acordar un monto y, si es posible, que quede un porcentaje de una futura venta", argumentaron quienes conocen detalladamente lo que suceden en las inferiores de las entidades. Algo que se repite a menudo porque existen caranchos buscando futuras promesas. Y una vez que "le hacen la cabeza a los padres y al pibe es imposible retenerlo", insistieron.

¿Y la ética? En el mundo del fútbol —como también en otros ámbitos— no es aplicada y lo que pasó con Castro (en Boca lo anuncian parecido a Juan Román Riquelme) es algo que no es la primera vez que sucede en una institución. Se repite en distintos lugares y es difícil de frenar. Más aún con clubes poderosos, sobre todo cuando son del exterior. Incluso Newell's va en busca de juveniles a otras entidades del interior, aunque en estos casos se firman convenios para que en el futuro ese club que lo inició reciba un monto importante en caso de una transferencia. "De hecho, Ñuls pudo haberse llevado a Castro, pero optó por realizar un arreglo", contaron desde 9 de Julio.

Argentinos lo padeció de River

Argentinos Juniors denunció el año pasado el intento de River de robarle cuatro jugadores de sus divisiones inferiores a través de los sugestivos comportamientos de personas que aparentan actuar en nombre de la institución de Núñez. La página oficial del bicho informó en su momento "una grave situación" que se está produciendo en las divisiones formativas del club ante una eventual "falta de ética" de parte de su par millonario.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario