Ovación

Un Newell's sin identidad al final ganó un punto en su visita a La Paternal

Newell’s buscó a través de la conducción de Maxi imponer su juego en el inicio y fabricar acciones. Pero fue una mera intención que se desvaneció rápido frente a la muralla defensiva del local.

Lunes 11 de Abril de 2016

Nada por aquí, nada por allá. Ni de local ni de visitante. No hay diferencias. Newell’s no puede con su karma futbolístico y fue superado por Argentinos Juniors, más allá del 0-0. Sí, ante uno de los peores equipos del torneo. El resumen rápido indicó que al final el rojinegro ganó un punto porque Pocrnjic mostró seguridad y hasta atajó un penal. Lo más preocupante fue la imagen deslucida del equipo de un preocupado y confundido Osella.

Newell’s buscó a través de la conducción de Maxi imponer su juego en el inicio y fabricar acciones para complicar a Lanzillota. Pero fue una mera intención que se desvaneció rápido frente a la muralla defensiva del local. Por el contrario, el Bicho desplegó intensidad y presión buscando el error en el fondo leproso, uno de los puntos endebles del equipo.

La primera situación de riesgo fue a favor del Bicho con una jugada que desactivó muy bien Pocrnjic tras un toque en contra de Boyé cuando parecío que la pelota tenía destino de red.

La lucha se planteó en el medio con dos equipos necesitados y con temor de ser vulnerados. Por eso todo había quedado reducido a un sector de la cancha distante de los arcos. Recién sobre la media hora apareció la posibilidad más clara del encuentro, a favor del local: Zelaya quedó solo de cara al gol y otra vez Pocrnjic apareció para atenazar la bocha.

Nada se modificó en el complemento en cuanto a intenciones. Porque Newell’s era superado en juego e intenciones por el pobre Argentinos, que seguía buscando y llegando a terreno leproso. Recién pasado el cuarto de hora del complemento Mauro Formica se vio favorecido en un rebote e inquietó por primera vez al arquero Lanzillota.

El Bicho se dio cuenta que podía. Que Newell’s estaba anestesiado, sin reacción ni juego, ni nada. Y si el local no cortó la racha de falta de victorias fue sólo por Pocrnjic, quien le contuvo un tiro penal a Cabral sancionado por mano de Nehuén Paz. Y después otra vez el arquero tapó un disparo del mismo jugador.

Newell’s ganó un punto. Así de contundente. No hay error en la lectura. En La Paternal no hizo nada como para sumar, fue superado y se llevó una igualdad a pesar de la pobreza futbolística y la fallida puesta en escena. Por eso salió favorecido al no ser golpeado por un rival de poca monta y apremiado por los resultados.

Tevez, un cambio previsto, al final entró por Scocco

El tema de la semana fue la posible inclusión de Mauricio Tevez en lugar de Lucas Boyé. Así se ensayó en el fútbol del jueves, pero el DT no lo implementó y repitió la formación que había puesto con Aldosivi. Sí ejecutó la variante en el complemento, cuando metió al pibe, aunque relegando a Ignacio Scocco.

El ingreso de Tevez se intuía en algún momento tratando de aprovechar su velocidad. Podían salir Boyé o Scocco, como sucedió, porque el aporte en ofensiva fue pobrísimo. Tampoco, cabe resaltar, la variante modificó el funcionamiento, todo siguió inalterable.

Porque Tevez entró en la confusión futbolística del rojinegro. Se contagió del desorden, de la falta de acción y no impuso su velocidad en ataque buscando desnivelar. Es cierto, tampoco Newell's atacó ni generó jugadas en ofensiva.

No gana y los cuatro empates suman muy poco

No ganar es todo un tema. Ya lo dijo Osella la semana pasada. La recuperación de Newell's necesita de una victoria y hoy aparece lejos de eso. Aunque otra mirada dice que no pierde. Es que con el de ayer lleva cuatro empates consecutivos. Y cinco con el actual técnico, que perdió el restante cotejo. Obviamente, la campaña está muy lejos de ser la esperada.

Osella arrancó con un punto ante Unión, en el Parque, levantándose del durísimo 1-4 en cancha de Boca, partido en el que nada tuvo que ver el DT. Pero en la primera salida, a cancha del líder Lanús, se volvió con un duro 0-3.

Y desde ahí igualó en fila contra el débil Rafaela (1-1), 3-3 en cancha del flojo Tigre remontando un 0-3, en el Coloso apenas un 1-1 ante Aldosivi y ayer un inexpresivo 0-0 frente a otro equipo que pelea bien abajo.

Y en estos cotejos se salvó de la derrota por dos penales atajados por Pocrnjic, ante Tigre y ayer.

Al menos, fue el primer partido que terminó con el arco en cero en este ciclo de Osella.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario