ovacion

Un mal debut, como si nada hubiese cambiado para el Newell's de Kudelka

Newell's defeccionó en Liniers, con pocas caras nuevas y algunos de los mismos problemas del torneo pasado.

Domingo 14 de Febrero de 2021

Mal comienzo de Newell’s en el torneo. Como si nada hubiese cambiado del equipo que terminó decepcionando en la Copa Diego Maradona. Carente de fútbol, sin agresividad y endeble, la derrota mínima maquilló una presentación deslucida que deja abierto un abanico de interrogantes. Quizás Frank Kudelka pueda encontrar algunas respuestas cuando tenga a disposición a todas las incorporaciones. En el examen que tuvo que dar ayer, falló.

El arco contrario le quedó ayer demasiado lejos a Newell’s. Impreciso e irresoluto, la perdió rápido muy seguido sin lograr pisar el campo adversario. Es que le faltó una salida clara, por la impericia de Nadalín, Capasso y Cabral para entregarla prolija. Y no ayudaron los del medio. Falló la circulación entre los integrantes del triángulo de mitad de cancha. Cacciabue lució atropellado, Pablo Pérez la tocó poco y Rivero no entró en juego. Nicolás Castro tampoco generó nada. La lepra debió resignarse entonces a reordenarse ante cada pérdida para tratar que Vélez no la vulnere.

  Pero ni en el aspecto defensivo Newell’s consiguió mostrarse sólido. Vélez trianguló y se aproximó una y otra vez por los costados. Rivero no persiguió a Guidara y el lateral local envió centros que hicieron tambalear a la defensa rojinegra. En uno de esos envíos, Centurión reventó el travesaño. La jugada siguió y el mismo futbolista volvió a estrellarla en el horizontal. Newell’s suspiró aliviado.

  Es que no le encontró la vuelta al partido y no sólo lo inquietaron por la izquierda. Por la banda opuesta, la situación fue similar. El local tuvo profundidad por allí, con las proyecciones de Ortega y los ataques de Janson, sin que Nadalín y Cacciabue fueran un obstáculo. Fue justamente por ese lateral que Ortega buscó la asistencia de Mancuello, tiró el centro y Lucero le ganó en lo alto a Cabral para señalar el único gol del partido. No sorprendió que el equipo de Pellegrino se puso en ventaja.

  Y pese al envión que intentó imprimirle Newell’s al trámite en la segunda etapa, principalmente con Marcioni sobre la derecha, en un breve rato los intentos se diluyeron y Vélez continuó comandando las acciones.

Si el equipo de Kudelka no supo de qué manera equilibrar las acciones, ni qué decir con el agarrón de Pablo Pérez que le costó la segunda amarilla y la expulsión. Con uno menos, el panorama pintó muy feo.

  Pero Vélez le dio vida a la lepra. No aprovechó que su rival tenía uno menos y equivocó los caminos en los metros finales. Kudelka procuró encontrar una respuesta y movió el banco. El ingreso de Maxi revitalizó algo el funcionamiento colectivo. Se puso el equipo al hombro y el empate ya no pareció que estuviese tan lejos. Es cierto que la lepra no generó acciones de riesgo, pero al menos merodeó cerca del arco de Lucas Hoyos.

  Hasta que la oportunidad tan esperada se dio. Maxi quedó solo frente a Hoyos. Pero la Fiera la tiró por arriba del travesaño. El alma se le fue al piso. Y aunque Newell’s no bajó los brazos y fue con más ganas que claridad, no volvió a tener una situación semejante.

Newell’s comenzó de la peor manera, con una caída y una producción que fue más de lo mismo, si bien empezó otro torneo.

Pablo Pérez: desatenciones y una nueva expulsión

Pablo Pérez reemplazó a Julián Fernández como volante central y no tuvo un buen desempeño. No ofició de nexo con la ofensiva y sufrió a la hora de recuperar la pelota debido a la velocidad que impusieron los volantes de Vélez.

Promediando el primer tiempo, a los 25 minutos, fue muy mal contra Agustín Bouzat (que salió lesionado), Loustau le perdonó la vida y sólo lo amonestó. Y jugó gratis hasta los 11’ del complemento, cuando recibió otra amarilla y vio la roja. Pablo Pérez -junto a Diego Mateo (63 amarillas en 276 cotejos)- es el jugador más amonestado en la historia de Newell’s. Recibió 63 en 150 partidos y terminó expulsado en tres ocasiones.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS