Ovación

Un gran Arsenal: los de Sarandí ganaron la Copa Suruga Bank

En las vitrinas de Arsenal ya hay lugar para su segundo trofeo internacional: la Copa Suruga Bank. La que conquistó en la mañana de ayer nada menos que en Japón. La que alzó tras ganarle 1 a 0 a los orientales de Gamba Osaka, con un gol de su capitán Carlos Casteglione a muy poco del final, pero merecida sin dudas.

Jueves 31 de Julio de 2008

En las vitrinas de Arsenal ya hay lugar para su segundo trofeo internacional: la Copa Suruga Bank. La que conquistó en la mañana de ayer nada menos que en Japón. La que alzó tras ganarle 1 a 0 a los orientales de Gamba Osaka, con un gol de su capitán Carlos Casteglione a muy poco del final, pero merecida sin dudas.

Fiel a la bolilla uno de su libreto, la que trataba de buscar vía aérea en el área rival, el equipo que partió desde su humilde posición en el barrio de Sarandí se hizo fuerte en tierra nipona y se quedó con toda la felicidad tras un córner desde la izquierda que ejecutó Javier Yacuzzi y Casteglione cabeceó al gol. Iban 86’, quedaba poco aunque los minutos adicionales fueron muchos, aunque en ellos no dejó lugar para sufrirlos.

A esa altura, el partido caminaba hacia lo que parecía una inevitable serie decisiva de penales, después de que los dos equipos se mostraran parejos, aunque Arsenal pareció más profundo.

Con la movilidad del Papu Gómez, con los centros de Carrera y con Sava ganando siempre por aire en el área rival pareció estar más cerca del gol ya desde el primer tiempo. El Colorado protagonizó todas las llegadas en esa mitad. A los 11’, cuando tras un centro desde la derecha el ex Racing cabeceó apenas alto. A los 26’ se repitió la escena pero Sava acertó al arco y Nakazawa la sacó en la línea.

Casi todo lo que generó Gamba Osaka se limitó a remates desde afuera del área que contribuyeron al lucimiento de Mario Cuenca. Una de las más claras se dio a los 45’, cuando Yamazahi fabricó una media vuelta y sacó un zurdazo bajo que el arquero logró bloquear.

En el inicio de la etapa final Sava volvió a estar a un toque del gol (47') al cabecear alto. Después, por movilidad y por no renunciar a pelear el medio los japoneses nivelaron y todo conducía a los penales. Hasta que apareció Casteglione y cambió la historia. Esa que ahora habla de un Arsenal de Sarandí campeón de copas internacionales.

Copa y dólares

Arsenal también se alzó con un premio de 200.000 dólares por ganar esta competencia entre el campeón de la Copa de Liga de Japón y el campeón de la Copa Sudamericana.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario