Ovación

Un equipo hizo dos goles en un minuto y protagonizó el empate más agónico de la historia del fútbol

El Widnes y el Padiham juegan en la novena de Inglaterra, pero tuvieron unos de los finales más electrizantes que se recuerden. Muchos recordaron el Watford-Leicester de 2013.

Martes 31 de Octubre de 2017

Un partido no apto para cardíacos se vivió en la Liga de Condados del Noroeste de Inglaterra, entre el Widnes y el Padiham. El final fue sorprendente ya que el local logró, en un minuto, convertir dos goles y, por consiguiente, el empate.
Pasados los 90 minutos reglamentarios, el Padiham, gracias a una mala salida de los defensores visitantes y la sagacidad de su jugador Dominic Craig, logró descontar. Inmediatamente después, el Widnes tuvo el cuarto gol, con lo que sentenciaba el partido. Pero falló, abriendo la puerta a un hecho que quedará en la historia del fútbol como uno de los finales más impactantes.
Tras la oportunidad malograda del Widnes, los locales del Padiham lanzaron un pelotazo al área y luego de un cabezazo que rebotó en el travesaño, el jugador Spencer Jordan decretó el empate 3 a 3 entre ambos equipos. En la última jugada, el resultado menos esperado.
Embed
A pesar de no culminar con el mismo resultado, el hecho ayudó a muchos a recordar la victoria del Watford sobre el Leicester en las semifinales por el ascenso a la Premier League inglesa, en el 2013. Pasados dos minutos el tiempo añadido, Manuel Almunia, arquero del Watford, se lució con una doble tapada tras un penal que le concedieron a los Foxes.
Tras ello, una contra a toda velocidad terminó en gol de Troy Deeney, delantero de los Hornets, que desató una locura en el estadio de Vicarage Road, donde el conjunto ganador ejerce la localía. El Watford ganó 3 a 1.
Embed

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario