Ovación

Un Dragón complicado

El ex wing Octavio Bartolucci destacó que Gales "siempre es un rival difícil, venga quién venga"

Sábado 09 de Junio de 2018

De los múltiples partidos entre Argentina y Gales, el ex wing de Atlético del Rosario Octavio Bartolucci participó de los tres que disputaron en 1999, una serie que se jugó en junio en Buenos Aires y el restante en el mes de octubre en Cardiff, por la IV Copa del Mundo.

Al recordar esos partidos, el ex wing de Atlético del Rosario destacó que "fueron partidos muy físicos. Recuerdo que Gales ya era un equipo profesional ciento por ciento y nosotros éramos tres o cuatro los que teníamos esa condición. Entrenar entrenábamos igual que ellos, pero cuando te dedicás al 100% a una cosa, sea el aspecto que sea, siempre va a ser mejor. El rugby para mí era importante, pero yo tenía que seguir estudiando y la mayoría trabajaba, o sea que no estábamos abocados de lleno. A nivel resultados, esos años no pudimos ganarles, pero fueron partidos muy parejos y por momentos, picantes... Me acuerdo que hubo una batahola linda en Ferro".

Ese equipo de Los Pumas fue el que empezó el cambio en Argentina...

Sí, pero el cambio no empezó ahí. En 1997 fuimos a una gira a Nueva Zelanda y nos comimos más de 90 puntos con los All Blacks. Después de la paliza nos dimos cuenta de que así era muy difícil competir de igual a igual, de alguna manera las cosas tenían que cambiar. En 1999 entrenábamos casi como profesionales, más allá de que en la cabeza no estábamos al 100% metidos por nuestras obligaciones.

¿Es muy distinto ese rugby al que se juega hoy?

Sí y pasa en cualquier deporte que mirés. Evolucionó. Todo es distinto. Los físicos mejoraron porque los entrenamientos también lo hicieron por ejemplo.

¿Y en cuanto al juego?

Es más físico y esta todo más perfeccionado... las pelotas son mejores, las patadas son más largas. Hace 20 años el off loads no se nombraba y hoy es una destreza que se entrena. Antes, conservábamos más la pelota... hoy los chicos se ceban con el off loads y muchas veces pierden la pelota. Los sistemas de defensas son muy prolijos, no dejan muchos especios.

¿Cómo ves a Los Pumas?

Creo que están trabajando muy bien. Si a alguien no le gusta el tema del profesionalismo, lo entiendo, pero no estar es remar contra la corriente. Están en un buen nivel pero pretender que Los Pumas sean Nueva Zelanda es una utopía. Es como pretender que el equipo de fútbol de Nueva Zelanda sea como la selección argentina. No lo va a ser nunca. Es una cuestión de raza... Nueva Zelanda, Australia y Sudáfrica siempre van a estar un escalón arriba.

¿Dejás afuera a Inglaterra?

Sí, porque Inglaterra tiene mucha plata, de hecho es el país que mejor paga, pero no son una raza fuerte como los neocelandeses o los sudafricanos. Ellos suplen eso con plata, algo que nosotros no hacemos, no importamos jugadores.

¿En cuánto creés que ayudó el Súper Rugby?

Muchísimo. Hoy entran a jugar un partido como si nada. Pensá que yo jugué 25 tests en ocho años y estos chicos juegan 25 partidos de ese nivel en uno. Me hubiese encantado tener esa experiencia. Jugás de otra manera, entrás a la cancha de manera distinta. La experiencia es algo que no se puede comprar, la tenés que hacer. Creo que suma mucho, pero también desgasta... los viajes, por ejemplo.

Gales llega con un equipo sin grandes figuras. ¿Esto puede ser una presión extra?

La gente se cree que los que vienen no son tan buenos y no es así. Los que vienen lo hacen con un hambre terrible, con muchas ganas de jugar. Están ganándose la vida. Se pueden ganar unos mangos importantes y pueden ganarse un lugar. En este tipo de giras donde van con suplentes, siempre quedan cuatro o cinco en el equipo titular. Es donde aparecen los jugadores. No debería haber presión, es Gales, uno de los seleccionados con más historia del mundo. Venga con quien venga, siempre es muy aguerrido, con mucho corazón, un equipo difícil.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario