Central

"Un clásico puede decidir tu futuro"

El DT canalla palpitó junto a Ovacion el derby que se avecina. "De Newell's me preocupa lo ofensivo", acotó antes de remarcar que "Central tiene intensidad, personalidad y buen juego".

Jueves 11 de Mayo de 2017

¿Cómo encaraste la semana de trabajo teniendo en cuenta que el domingo lo emocional se mezclará con lo profesional?

Desde lo profesional no varió porque encaramos las prácticas con la responsabilidad de siempre. Sabés que pasa, nosotros no somos de la ciudad, entonces creo que para el jugador que nació acá, es hincha y por ahí frecuenta los mismos lugares, sí puede generarle una sensación diferente. Lo nuestro pasa por analizar el rival de la misma manera que lo hacemos con el resto, pero sabiendo además que hay otros factores que hacen de este partido algo muy especial. En ese sentido es como un Peñarol-Nacional y no como un derby que pueda darse en Buenos Aires, donde la población es mucho más amplia y no se siente tanto esa adrenalina que por ahí sí hay acá o en Montevideo.

Sucede que en esta ciudad sos de Central o de Newell's.

Por eso mismo, sí, desde ese punto de vista ni hablar.

¿Entonces ya entendiste que acá es especial con respecto a todos los lugares que podés imaginar?

Sí, olvidate. Eso es lo primero que dije además. Lo veo en la rambla (costanera). Veo la gente correr con remeras de Central o de Newell's. A mujeres, algo que no se ve en ninguna otra parte.

¿Y cómo notaste a algunos jugadores, ya que varios son hinchas?

Muy bien, por suerte. Sé que muchos viven esto de manera muy especial. Están muy metidos y enganchados con este partido. Gracias a Dios la mayoría jugó y ganó más clásicos que los que perdieron. Ojalá que eso se repita.

¿Notás alguna similitud en este derby con respecto a los que jugaste en Italia?

No, para nada. Con el fanatismo que hay acá, no. En mi época de jugador, el clásico más fuerte era contra Milan porque los dos jugábamos y peleábamos por ganar cosas en Italia o Liga de Campeones. Pero el derby en realidad era contra Inter por la historia de los dos. A la vez, también nos enfrentábamos a Torino, ya que es de la misma ciudad, aunque nada que ver con Rosario en todos los casos.

¿Y contra Napoli, ya que se los cataloga el sur contra el norte (Juventus)?

No, por lo menos no era tan así cuando jugaba. Por ahí lo fue cuando estaba Diego (Maradona). Es más, lo más grave era ir a Florencia o Roma, donde tanto Roma como Lazio tenían un equipazo y luchaban por el título. Aunque a la vez debo confesar que una de las ciudades que más odia a Juventus es Firenze. Sobre todo cuando Fiorentina tenía a Batistuta, Rui Costa o Toldo. Era un verdadero equipazo. Recuerdo que una vez llegamos al estadio todos contra el corredor (pasillo) porque nos habían roto todo el ómnibus. Las piedras habían volado todos los vidrios.

¿Más odio que en Milán?

Sí. Pasa que tanto en Inter como Milan están acostumbrados a luchar por grandes cosas. Más en aquel entonces. En Inter estaban Ronaldo, Zamorano, Djorkaeff, Simeone... En cambio, Fiorentina no. Salvo cuando tenía a Bati, que siempre estaba ahí arriba.

¿Y desde lo personal qué te jugás con este partido, ya que el clásico puede marcar a un entrenador?

Cómo no te va a marcar. En el cuerpo técnico somos conscientes de que los clásicos a nivel Río de la Plata son muy pasionales. Por eso digo que hay una similitud muy grande con Uruguay. He visto técnicos que se tuvieron que ir luego de perder un derby. Un clásico puede decidir tu futuro.

De hecho acá hubo técnicos como Púa, que duró dos fechas, y Olmos un poco más, pero debieron irse por perder el clásico.

Y, sí. Pero a la vez si ganás, a los jugadores también le hace renovar contratos. En ese sentido, es jodido para todos.

Cómo será de jodido que vos tenés algunos jugadores (Gissi, Burgos y Menosse) que no podés poner porque la gente ya los condenó.

En nuestro caso no juegan porque hay otros que están en mejor nivel. No es que no los ponemos por la gente, pese a que me dijeron que están enojados con ellos. A la vez, no podemos obviar que hoy en día contamos con Pinola y Leguizamón, quienes están muy bien. Es por eso que no tienen lugar, más allá de que entrenan todos los días con las mismas ganas y profesionalidad, además de ser grandes personas, y desean revertir la situación.

En medio de tanta pasión y adrenalina en el ambiente, ¿ya pensaste cómo vas a hacer para armar el equipo?

No, pero de lo que estoy convencido es de que haré un solo cambio. Eso lo aprendí de los entrenadores que tuve. Es mejor no tocar los puntos fuertes del equipo. ¿Cuáles son? El golero (arquero), los zagueros centrales y el cinco. Al menos para mí. Por lo tanto, ese rombo no se toca. Sobre todo la dupla de zagueros, que está firme.

¿Pensar que muchos imaginaban que podrías poner a Pinola de lateral izquierdo?

Eso me comentó el Chengue (Morales). Pero no, eso no se tocará. Habrá un solo cambio (ver aparte).

¿O sea que preferís improvisar con otro jugador que poner a Pinola que conoce el puesto?

Por supuesto. Javier está bien en la zaga central, entonces no se toca. Tengo unos días más para analizar e ir viendo cómo armo el equipo.

¿Y qué te brinda saber que vas a poder contar otra vez con Colman y Ruben?

En primer lugar mucha alegría porque vienen de pasar un momento muy duro desde lo personal (Colman perdió a su padre y Marco a su abuelo). Ojalá que tomen el fútbol como una ofrenda para sus seres queridos.

¿No tenés temor que el factor emocional pueda influir en algún momento?

La posibilidad está porque son seres humanos y de gran corazón. Sé que puede pasar. Pero al ser jugadores de marcada trayectoria lo podrán manejar.

Desde ese punto de vista los dos tienen en claro lo que representa este derby.

Sí, es así. Por eso me dejan tranquilo. Ya saben cómo moverse en la semana y pensar en lo que vendrá.

¿Y vos cómo te movés?

Con tranquilidad. Aunque desde ese punto de vista, tampoco me estresaba cuando jugaba. Al haber aprendido de situaciones de mi padre (Julio Montero Castillo) me fueron moldeando de otra manera. Por ahí el que no tuvo un papá jugador toma todo de otra manera y es tan lógico como entendible. Tuve un plus en ese sentido y lo aprovecho para pensar o actuar con más calma ante determinadas situaciones. Claro que eso no quita que debo encarar la semana con la responsabilidad que amerita el caso.

¿Qué rol ocupa el miedo en todo esto?

No existe la persona que no lo tenga. Hay distintos miedos, por cierto. Está el medio que te deja quieto y el que me gusta a mí. El que te obliga a estar en permanente estado de alerta, aunque te deja pensar, mover y actuar.

Estás relajado, pero a la vez nombrás al miedo. ¿Te sube la adrenalina?

Sí, esa está en todos los partidos. Más cuando supiste estar dentro de una cancha. Por eso, en determinadas situaciones siento impotencia. Quiero estar adentro para dar una mano o hacer algo que veo mal desde afuera. La adrenalina sube sola.

Ahora te llevo al domingo, ¿qué te preocupa de Newell's?

Lo que le preocuparía a cualquier entrenador, su ofensiva. Ellos defienden bien sabiendo que tienen tres tipos que en cualquier momento te resuelven el partido.

¿Lo decís por Scocco, Rodríguez y Formica?

Claro. Ellos duermen tranquilos en ese sentido. Juegan al vamos a defender el cero en nuestro arco total estos tres van a inventar algo de un momento a otro.

Juegan a especular, pero a la vez ganan y están ahí arriba.

Por supuesto. Ganan. Pero no en vano casi todos los goles llegaron porque los tres de arriba tocaron la pelota. No te perdonan.

Pasa que tienen mucha jerarquía y experiencia además.

Es así. Saben muy bien cómo o cuándo moverse. Marcan la diferencia porque saben cómo manejar los momentos.

¿Por eso preferís que Camacho juegue de lateral en vez de Rizzi, quien tiene todo como para triunfar?

Pasa que no es lo mismo chocar con un chico de inferiores que con uno de primera, o en este caso con Maxi (Rodríguez), quien de repente no chocás porque no te da ni tiempo. Rizzi es un crack. Está hace dos meses con nosotros, pero haciendo una buena pretemporada por ahí nos dará más utilidad.

No sos de hacerlo, ¿pero pensás hacerle marca personal a Nacho, Maxi o el Gato?

No, no. Pero sí deberemos estar muy atentos a la marca en ataque.

¿Y vas a jugar con Pinola y Leguizamón en el medio de la cancha como lo venís implementando?

Sí, es la idea. Además, a ellos les gusta hacerlo. Eso sí, les comenté que tienen que estar muy enfocados en la concentración cuando el rival encara hacia nuestro arco. De hecho, le mencioné al grupo que Baresi (Franco, ex estrella de Italia y Milan) hacía tanto hincapié en la tensión y atención en la marca que no veía los goles que hacía su equipo. Y en ese momento el Milan hacía muchos. Sin embargo, él se metía tanto en controlar al rival que no veía o pensaba en otra cosa. Lógico que no pido que tengan la tensión de Baresi porque en todo caso yo quería jugar como Zidane, pero no nací para eso.

¿Te preocupa el bajo nivel de Leguizamón?

No, porque creo que está cumpliendo muy bien con lo que le pido. Es un jugador que llegó hace poquito y está rindiendo. Tiene todo para triunfar. Además, está jugando de manera corajuda porque está parado casi en mitad de cancha. Está haciendo algo nuevo. A eso hay que sumarle que al Ruso (Rodríguez) lo ve chiquito, desde lejos. Desde mi punto de vista es la gran sorpresa de Central.

¿Para tanto?

Sí, porque viene de otro fútbol. Y muy distinto al que se juega acá. A eso agregale que lo hace en Central, un club que no es sencillo y exige mucho.

Desde lo futbolístico se los ve cada vez mejor, ¿eso es porque Teo cambió porque entendió además algunas consignas básicas?

Puede ser. Pero no hay que olvidarse que ya hace un tiempo que está acá, pudo hacer una pretemporada completa y también sabe que tiene el Mundial encima. Tampoco sufrió lesiones. Hubo cambios en ese sentido. Teo sabe que no puede perder la chance de ir a lo que puede ser su última gran cita internacional. Si está bien, Pekerman lo citará. En este aspecto, es un jugador muy valioso como lo es Marco (Ruben).

Entonces, ¿qué tiene Central para ganarle a Newell"s?

Personalidad, intensidad y un juego que viene creciendo. Ofensivo sobre todo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS