Ovación

Un clásico: los hinchas de Newell's coparon el Coloso para apoyar al equipo en el tradicional banderazo

Una vez más las inmediaciones del estadio se tiñeron de rojinegro en una nueva muestra de respaldo al equipo que el domingo saldrá a la cancha a partir de las 14 para disputar otro trascendental clásico.

Jueves 21 de Abril de 2016

El hincha de Newell's otra vez está de fiesta. Los rojinegros coparon el Coloso Marcelo Bielsa para animar una nueva edición del Banderazo en apoyo al equipo en la previa del clásico del próximo domingo frente a Central en el estadio del parque Independencia.

El plantel, encabezado por Maxi Rodríguez, Diego Mateo y Nacho Scocco, ingresó al campo de juego minutos después de las 20 y recibió el respaldo incondicional de los hinchas que bajó desde los cuatro costados del estadio.

El Banderazo se convirtió en una fiesta para la familia rojinegra, que en esta ocasión dejó en claro el apoyo para los futbolistas a la vez que les reclamó un triunfo en el duelo del próximo domingo.

Desde temprano las inmediaciones del estadio se tiñeron de rojinegro en una nueva muestra de respaldo al equipo que el domingo saldrá a la cancha desde las 14 para disputar un partido trascendental.

En esta oportunidad el Banderazo tuvo un perfil solidario, ya que en una de las puertas del estadio se realizaron donaciones para el club social y deportivo Isleños Independientes, de la localidad entrerriana de Villa Paranacito, que la está pasando muy mal con el flagelo de las inundaciones. 

Este año se cumplen 20 años desde que los hinchas de la entidad del parque Independencia protagonizaron el primer Banderazo. El jueves 20 de junio de 1996 (el clásico se disputó el 23 de junio de ese año en Arroyito) un grupo de hinchas organizó la priemra edición de esta tradicional ritual leproso en apoyo al plantel. En aquella oportunidad fueron unos 500 hinchas los que se reunieron en el Coloso.

El partido terminó con un 2-0 a favor de Newell's (fue suspendido cuando Bruno Marioni debía patear un penal a favor de los rojinegros) y a partir de ahí los hinchas lo adoptaron casi como una de sus cábalas de cara al partido más trascendente para la ciudad, como un incentivo para seguir haciéndolo.

 

 

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario