Ovación

Un buen síntoma

Río Cuarto fue el primero en reanudar la actividad. Lo sigue Tucumán. Palermo y San Isidro armaron sus probables calendarios.

Viernes 10 de Julio de 2020

Poco a poco, a paso lento, pero con la firme intención de resurgir como el ave Fénix, la actividad turfística quiere ganarle espacio a esta pandemia que continúa causando estragos.

A pesar de las dificultades, la hípica del interior resiste a pie firme el embate del coronavirus y se apresta a darle batalla.

La paulatina flexibilización alcanzada por varias provincias que retomaron el funcionamiento de sus actividades es un guiño para que las carreras de caballos recuperen el tiempo perdido.

Aún no existe la certeza de cuándo se podrán ver nuevamente las tribunas colmadas como acontecía antes de que llegara el Covid-19, pero por lo menos se logró la reanudación de las competencias, sin público, con las consabidas medidas de seguridad, y eso ya es un buen síntoma.

El puntapié inicial lo dio el hipódromo de Río Cuarto el pasado 28 de junio. Después de 103 días de pausa obligada se consiguió el visto bueno para realizar la jornada luego de las negociaciones llevadas a cabo entre las autoridades del Jockey Club y el Centro de Operaciones de Emergencia (COE). La última jornada se había llevado a cabo el pasado 17 de marzo en La Plata, antes de que la cuarentena por el coronavirus -que no afecta a los purasangres- obligara a la suspensión de las pruebas en todo el país.

En las trece pruebas que conformaron la cartelera se pudo apostar mediante una plataforma de juego online y fueron transmitidas vía YouTube por el canal oficial con que cuenta el club hípico y se corrió bajo un estricto protocolo sanitario, con la única presencia de caballos, jockeys, entrenadores, peones y empleados esenciales de la propia villa hípica riocuartense.

“Esta fecha se hizo por la pasión de la gente, por la buena predisposición para el diálogo de las autoridades y por las necesidades que tenemos de correr, ya que la mayoría de los trabajadores vive de los premios de las carreras”, expresaron los directivos de Río Cuarto. Entonados por esa “reprise” y si el COE lo aprueba, se disputará una nueva jornada el domingo 19, con una carta de llamados de doce competencias.

El cotejo central será el Clásico 145° Aniversario del Jockey Club Río Cuarto a disputarse en 1.800 metros -a peso por impresión-, con una recompensa de $ 20.000 al ganador, más los aportes de los propietarios.

El otro escenario cordobés que tenía pensado abrir sus puertas, convirtiéndose en el segundo circo hípico era el hipódromo Oscar C. Boero de San Francisco, que había confeccionado un programa para el domingo venidero, pero ayer su pedido fue revocado por el COE regional de esa provincia. La noticia fue confirmada por Andrés Balkenende, Presidente del Jockey Club de esa localidad. Otro hipódromo que tiene pendiente la aprobación es el de San Juan.

El apoyo de UTTA

“El turf del interior del país se ha puesto de pie y ha sacado de la desesperanza a la hípica argentina toda”, expresó mediante un comunicado la Unión de Trabajadores del Turf y Afines (UTTA), entidad que nuclea a los empleados del interior registrados y trabaja junto a distintos escenarios en la generación de los protocolos para obtener las habilitaciones.

Lejos del Amba, los contagios han bajado o desaparecido y por eso es más probable la apertura, aunque, por otro lado, se trabaja mucho a pulmón y con escasos recursos, señala la misiva.

También Tucumán

El hipódromo de Tucumán es otro de los que obtuvo el permiso para volver. Será el jueves 23 del corriente, fecha en la que se correrá una nueva edición del Clásico 105° Aniversario de la Caja Popular de Ahorros a resolverse sobre la distancia de 1.800 metros y con 400.000 pesos en premios.

La reunión se cumplirá bajo estrictas medidas de seguridad y sin público en las tribunas, una norma que se utiliza en estos tiempos de pandemia en cualquier pista del mundo. Las autoridades del hipódromo ya recibieron la aprobación del protocolo presentado al Centro de Operaciones de Emergencia.

Los caballos que formarán parte de la reunión, serán aquellos estabulados allí, según expresa la carta de entrada. “Todo está muy bien encaminado. Ya tenemos el visto bueno del COE. Seguimos trabajando para comenzar con la actividad en la fecha prevista”, indicó Rubén Moisello, delegado de la actividad hípica en el Jardín de la República”.

Palermo y San Isidro

Sin lugar a dudas y desde épocas remotas, los hipódromos de Palermo, San Isidro y La Plata son los que acaparan la mayor atención. El turf del interior gira alrededor de dichos escenarios, cuando de mejores recompensas se trata.

Es habitual observar en sus programas una gran cantidad de ejemplares del interior quienes incursionan a las “luces” de Buenos Aires en busca de notoriedad y mayores divisas. La enfermedad epidémica que azota a nuestro país y que tiene el mayor foco en la Ciudad Autónoma y en la provincia de Buenos Aires les hizo retroceder varios casilleros ante el aumento de los casos de Covid-19.

Por el momento deben aguardar en sus lugares de origen sacudiendo la modorra compitiendo en los “andariveles” que han conseguido el permiso. De todas maneras, las funcionarios que rigen los destinos de los hipódromos mayoritarios buscan por todos los medios el regreso de las carreras.

En ese sentido, Palermo presentó un nuevo protocolo y se prepara para el reinicio. Con ese fin confeccionó su calendario de carreras previsto para agosto y septiembre, aunque se encuentra sujeto a la aprobación de la autoridad de aplicación.

Lotba (Lotería de la Ciudad de Buenos Aires) todavía no contestó ninguno de los requisitos enviados por las autoridades palermitanas, ni tampoco la carta que firmaron hace 10 días las distintas instituciones (Asociación de Propietarios de Caballos de Carrera, Círculo de Propietarios de Caballerizas SPC, de Criadores Argentinos del SPC, Gremial de Profesional, Fundación Equina Argentina, Sociedad Gremial de Vareadores y Cooperativa de Criadores SPC.

Por su parte San Isidro emitió un comunicado con el diagrama de su agenda turfística para agosto, haciendo la salvedad que el mismo tendrá validez según lo que establezcan las autoridades nacional, provincial y municipal, respecto del regreso de la actividad, caso contrario quedará sin efecto y oportunamente se comunicará el que corresponda. Además el parte informa que se realizarán 12 carreras por jornada como máximo y en horario diurno. Esta noticia cambiaría los planes de varios entrenadores y propietarios quienes ya habrían realizado contactos con el hipódromo Nacional de Maroñas para interiorizarse, solicitar condiciones y conocer si hay disponibilidad de boxes para cambiar de rumbo y los de otros que se mostraban escépticos ante la falta de competencias. “Si esto no vuelve pronto, me llevo los caballos”; “cada vez que llega el momento de pasar el costo de una pensión se me hace más difícil”, fue el comentario que expresó uno de ellos. Para la mayoría, el límite llega hasta el 1° de agosto y allí se podrá tener un panorama de cara al futuro.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario