Ovación

Ultimo tren a Tokio: quiénes son los rosarinos que aún pelean por llegar a los Juegos

A 34 días del inicio de la cita olímpica varios atletas locales todavía aguardan clasificar. Panorama y posibilidades para sumarse a la delegación local que ya es la segunda más chica de la historia

Sábado 19 de Junio de 2021

A 34 días del inicio de los Juegos Olímpicos de Tokio, Rosario está ante un escenario deportivo casi inédito en comparación con su rica historia: sólo dos atletas están clasificadas a esa máxima cita. Si de un lauro podía vanagloriarse la ciudad hasta aquí es que generalmente fue la segunda ciudad que más deportistas aportó a cada delegación nacional, detrás de Buenos Aires. De hecho, en los últimos, los de Río de Janeiro 2016, fueron unos 15 -entre rosarinos y atletas de la región- los que dijeron presente en los que significaron los primeros Juegos Olímpicos de Sudamérica. Hoy, sólo la campeona en la última edición, Cecilia Carranza Saroli (Vela, junto a Santiago Lange), y Nadia Podoroska (Tenis) pueden levantar la mano para dar la asistencia. Sin embargo, aún quedan algunas oportunidades de clasificar.

En este informe, justamente, se pretende desglosar algo de esas oportunidades y panoramas. La pandemia debe tenerse en cuenta como factor clave. El último año y medio no hizo más que poner piedras en las campañas olímpicas. Como lo hizo en el mundo, en realidad.

¿Quiénes son entonces lo que esperan con mucha incertidumbre pero mayor esperanza el último tren a Tokio?

Carolina Lozano (atletismo). Después del 52° Campeonato Sudamericano de Guayaquil, de fines de mayo, Caro Lozano, de Funes pero actualmente residiendo en Puerto Rico, fue una de las atletas argentinas que mejor perfilada quedó para acceder a los Juegos Olímpicos a través del ránking de la World Athletics. Aunque con ciertas urgencias porque tampoco es que está en una zona de confort. Hoy se ubica 42° en la lista de 45 lugares que dará la cita olímpica, en su prueba, los 3 mil metros con obstáculos y que cerrará el próximo 30 de junio.

El tema es que alguien podría de pronto arrebatarle ese lugar antes de fin de mes. En Europa aún se están disputando campeonatos y eso pone en riesgo su sitio. Tras el Sudamericano ella no pudo competir más. Por ser de una zona de alto riesgo epidemiológico por la pandemia los atletas argentinos no están pudiendo entrar al Viejo Continente salvo por invitación especial y así pierden chances para asegurar ese lugar. Finalmente en estos días consiguió inscribirse en un Grand Prix en Brasil, que pendió de un hilo y si tiene una buena performance habrá asegurado su presencia en Tokio, lo que representaría su debut olímpico, a los 25 años.

Caro L

Federico Grabich (natación). El Tiburón de Casilda, de 31 años, quien ya fue olímpico en Londres 2012 y Río de Janeiro 2016, no tiene marcas A para Tokio 2020. Sin embargo, como los torneos de natación se cayeron como dominó en el calendario, tanto como los de otros deportes, espera sin desesperarse la posibilidad de que se tomen algunas de sus marcas B como para poder entrar a la gran cita nipona. Fede manejó opciones de competir por estos días en Centroamérica o Brasil pero finalmente decidió no hacerlo a cualquier precio en un contexto de pandemia que no afloja, en especial en el continente. Es uno de los atletas a los que probablemente la postergación de los Juegos un año le haya jugado a favor. Porque si se hacían en la fecha original él no estaba en condiciones, arrastrando una lesión en la cadera que lo tuvo mucho tiempo a maltraer.

Así, el medallista del Mundial de Kazán 2015 y uno de los grandes últimos talentos de este deporte en el país aguarda con la tranquilidad de la experiencia y de ya haber atravesado las presiones que significan entrar a unos Juegos Olímpicos. Tras una última instancia de preparación en la altura de Cachi, Salta y la continuidad en Rosario (aunque en pileta de 25 metros), Grabich deposita su confianza en la decisión que se tome en torno a cómo se decidirán los últimos clasificados. En unos días se sabrá.

Fede G

Nicolás Capogrosso (beach volley). Junto a su compañero y amigo entrerriano Julián Azaad, con quien conforma la dupla N° 1 de Argentina, Nico Capogrosso intentará quedarse con la Continental Cup, que dará una plaza más al continente hacia los Juegos Olímpicos. La competencia, que tendrá lugar en ambas ramas (Gallay/Pereyra intentarán lo propio en damas) será una de las últimas antes de Tokio 2020: el 26 y 27 de junio, a menos de un mes de la inauguración de los Juegos. Iba a hacerse en San Juan, lo cual hubiera sido un plus para las parejas albicelestes, pero este martes desde la Federación Argentina de Vóley confirmaron que los varones competirán en Chile y las mujeres en Paraguay. El "aliciente" es que los primos Esteban y Marco Grimald, la dupla chilena que es de las mejores parejas del mundo, ya están clasificados hace rato.

El punto a favor de Nicolás y Julián es que, dentro de todas las limitaciones que conllevó la pandemia pudieron competir. Tras largas semanas de solo entrenamientos, sobre todo en el Centro de Alto Rendimiento de La Florida en Rosario, hacia fines de 2020 empezaron a tomar rodaje. Primero en el Circuito Nacional y después en el Mundial, hasta hace pocos días, compitiendo incluso en las arenas de Sochi con rivales de muy alto nivel. Llegan en ritmo y forma, quizás no la que pretendían para un ciclo olímpico normal, pero tienen con qué pelear la clasificación. Tanto para Nicolás, de 26 años, como para Julián, de 30, también se trataría de un debut olímpico.

NicolásYJulián

Nicolás Acosta (hockey sobre césped). Nico, el único jugador rosarino en procesos de selecciones nacionales mayores en los últimos tiempos, tiene un pie y tres cuartos afuera de los Juegos Olímpicos. Salvo que a último momento decidan por alguna razón extraordinaria ponerlo en la lista de 19 Leones (16 + 3 reservas) no estará en la capital nipona para intentar defender el oro de Río 2016. No lo citaron a la última concentración que se llevó a cabo en Cariló y quedó al margen del banco en los últimos (y únicos) dos partidos que jugó el seleccionado este año, en abril por la Pro League ante Alemania e India. Luego, a los conjuntos nacionales (valga esto también para Leonas) no los dejaron ingresar a Europa y no tuvieron más competencia.

Si bien Nico venía siendo parte de este camino olímpico, los indicios que le dieron en el último tiempo no fueron los que esperaba. El DT Mariano Ronconi, que trabaja bajo la supervisión del Head Coach Carlos Retegui, quien en general tiene la última palabra, lo conoce desde el proceso junior con el que El Tero fue mundialista Sub 21 en India 2016, pero no le dio las mismas oportunidades en el mayor últimamente. Así, el delantero de Jockey Club, debería seguir esperando por su sueño olímpico.

Nico A

Sebastián Solé (vóley). El central de 30 años que brilla en la Superliga italiana es prácticamente un número puesto. Titular indiscutido en el seleccionado que dirige Marcelo Méndez está cumpliendo con una muy buena labor en la Liga de las Naciones que se disputa este mes en Rímini, Italia. Pero además, en el actual plantel que está en el Viejo Continente sólo quedaron tres jugadores en esa posición, y hay que llevar tres. De manera que sólo algún hecho fuera de los planes podría marginarlo. El cuarto pasajero en cuestión para el puesto de central era el otro rosarino que vino participando de los últimos procesos, Pablo Crer, pero hace unos días, en medio de la mismísima Liga de las Naciones anunció su retiro de la selección.

Seba Solé, además considerado de los mejores centrales del mundo, ya fue olímpico en Londres 2012 y en Río de Janeiro 2016. Es parte de una camada generacional súper talentosa que arrastró éxitos en los procesos menores pero que no pudo trasladar tanto al mayor. Desde el 2010 para acá, Solé ha sido prácticamente un nombre fijo en las grandes citas internacionales del conjunto albiceleste. La lista de 12 se dará a conocer una vez que finalice la Liga de las Naciones.

Seba S

Facundo Bagnis (tenis). Es probable que a principio de año el zurdo que nació en Rosario y reside en Armstrong no haya imaginado que en julio, en medio aún de una pandemia que hace muy dificultoso el circuito ATP y WTA, iba a tener semejante puerta abierta. Porque al menos así está su oportunidad de ir a los Juegos Olímpicos, como una puerta abierta. Facu, de 31 años, venía desde el año pasado creciendo en su tenis y en su ránking, lo que lo llevó a meterse de nuevo en el Top 100 mundial, un lugar que supo habitar con su mejor marca, la del puesto 55° en 2016. Y tras el reciente Roland Garros, cuyo corte se tomará para ocupar las plazas olímpicas, quedó muy bien posicionado: cuarto entre los argentinos, cuando el país tiene cuatro plazas (y quizás alguna más de última hora) para singles masculinos. Delante están Diego Schwartzman, Federico Delbonis y Guido Pella, aunque Delbo ya avisó que no irá.

Eso sí, hay que considerar que Juan Martín Del Potro tiene ránking protegido (22°) y pese a no jugar hace dos años y a haberse sometido a una cirugía de rodilla hace poco, igual quiere ir. Si el tandilense, dos veces medallista olímpico y campeón de Copa Davis y Grand Slam tiene esa intención, ¿quién podría oponerse? Aún en este escenario, las perspectivas de Bagnis son buenas y él tiene intenciones de ir. Sabe muy bien lo que es jugar con los colores celeste y blanco. Fue campeón panamericano y múltiple medallista en esos Juegos. Los Olímpicos, a los que nunca fue, también son su sueño. Este miércoles la Asociación Argentina de Tenis (AAT) le entregó a la ITF su lista de jugadores para esos cupos. Pero aún no se oficializaron los lugares. Y hasta Federico Coria podría llegar a ingresar si la suerte le juega a favor. Viene atrás de Facu.

EvMFUfKXUAYxBKl.jpeg

Ezequiel Ponce (fútbol). El ex Newell's es hoy por hoy el único rosarino que llegaría a Tokio en la lista de futbolistas, mayoría Sub 24 (habitualmente es Sub 23, pero esta vez se permitió un año más debido a que los Juegos se pospusieron un año), con tres mayores aún sin confirmar. Estuvo en el plantel que disputó recientes amistosos en Marbella bajo las órdenes del DT Fernando Batista, quien busca ultimar detalles pero también saber si los clubes les cederán o no esos futbolistas con los que imagina repetir el oro olímpico que lograron el Loco Marcelo Bielsa en Atenas 2004 o el propio Checho, su hermano, en Beijing 2008, con Lionel Messi entre sus filas. De eso también depende que River ceda o no a Julián Alvarez y que con ello condicione la presencia de Ponce, que a su vez compite en el puesto con Adolfo Gaich.

Teniendo en cuenta esto, el delantero de 24 años que se inició en Newell's y hoy viste los colores del Spartak Moscú, corre con posibilidades buenas pero que podrían complicarse con alguna otra presencia. Desde Rusia no le pondrían objeciones para estar en la cita que es más importante para cualquier deporte, menos para el fútbol. Jeremías Ledesma, el ex arquero de Central que juega en Cádiz, es casi un hecho en la lista de los futbolistas olímpicos. Jere es de Pergamino, pero por su reciente pasado futbolístico está muy identificado con Rosario.

ezequiel-ponce_862x485.jpg

A 35 días de que se encienda el pebetero en el Estadio Nacional de Tokio hay atletas que aún pugnan por entrar. No pierden las esperanzas hasta último momento y saben que es inminente el paso del último tren. Si logran subirse o no será otra cuestión. Lo que sí, quedará este registro a revisar: Rosario irá con muy pocos atletas, y si nadie más llega será esta la segunda cifra más baja en la historia de los Juegos (llevó 2 a Amsterdam 1928; 1 a Los Angeles 1932 y 1 a Helsinki 1952). La pandemia hizo su parte, como condicionar preparaciones y tumbar torneos por doquier, pero también invitará a revisar otras. Como las políticas deportivas.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario