Copa Argentina

Troglio y sus jugadores mostraron el respeto de los dignos perdedores

En un fútbol argentino que suele ser noticia por la violencia, el plantel de Gimnasia dio el ejemplo de cómo se hacen correctamente las cosas.

Viernes 07 de Diciembre de 2018

En tiempos donde la violencia es moneda corriente en el fútbol argentino, la final de la Copa Argentina demostró que es posible hacer las cosas bien, en paz y con total respeto entre ambos equipos. Gimnasia La Plata dio el ejemplo apenas terminado el partido, con Rosario Central todavía festejando, cuando cada uno de los jugadores felicitó a todos los integrantes del plantel vencedor.
Apenas Matías Caruzzo convirtió el penal que consagró campeón a Central, todo el pueblo canalla se fundió en una celebración desenfrenada, los hinchas en las tribunas del Malvinas Argentinas de Mendoza y el plantel en el campo de juego. Después de un rato, cuando los festejos comenzaron a serenarse, Pedro Troglio y sus dirigidos dieron el ejemplo.
Antes de la ceremonia de premiación, el técnico del Lobo platense encabezó los saludos a los jugadores campeones, que retribuyeron con respeto y agradecimiento. Todos los jugadores de Gimnasia estrecharon la mano de cada uno de los futbolistas rivales.
Embed

Nada más y nada menos que una muestra de lo que debe ocurrir en una cancha después de un partido de fútbol.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});