Ovación

Triunfo gigante de la juvenil rosarina Nadia Podoroska

El grito final con el que la rosarina Nadia Podoroska festejó su victoria de primera ronda en el Challenger 25K de Rosario no fue sólo por la alegría que le significó a una chica de 15 años avanzar en el cuadro principal de un torneo importante, de los necesarios si se pretende crecer en este deporte.

Miércoles 09 de Mayo de 2012

El grito final con el que la rosarina Nadia Podoroska festejó su victoria de primera ronda en el Challenger 25K de Rosario no fue sólo por la alegría que le significó a una chica de 15 años avanzar en el cuadro principal de un torneo importante, de los necesarios si se pretende crecer en este deporte. Detrás del triunfo por 6/1 y 6/2 sobre la bonaerense Giuliana Verbauwen había algo más. Podoroska ganó en su ciudad el punto que faltaba para ingresar definitivamente al ranking de la Women's Tennis Association (WTA), donde aparecerá desde la semana próxima.

Si Nadia logra ser en el tenis todo eso que sueña, el partido de ayer quizás termine rotulándose como uno de los más importantes de su carrera. Por eso se llevó de recuerdo la última pelota del partido. Por eso se abrazó efusivamente con su papá. Por eso la reconoció su entrenador Carlos Rampello.

Podoroska es una de las grandes promesas del tenis y lo sabe tanto que ayer priorizó jugar en una de las canchas "del medio" del club Provincial, donde tiene lugar el torneo (ver aparte) y de las que el público queda lejos. Lo hizo para evitar nervios.

En las gradas de madera Tito Vázquez, director de desarrollo de la Asociación Argentina de Tenis, fue uno de los que no se perdió detalle del partido. De espaldas y en el descanso de su encuentro de dobles, que se jugaba en la cancha vecina, la trebolense Daniela Degano, compañera de Podoroska en la academia donde se preparan, no quiso perderse el último punto. Había algo especial. Y flotaba en el ambiente.

La Rusita rosarina, como la apodó Ovación, había conseguido a fines del año pasado sus primeros puntos profesionales. Pero para que esos puntos se tradujeran en ranking, este año debía defenderlos al menos en cuatro torneos distintos. Al Challenger de Rosario, donde Podoroska llegó por Wild Card, arribó con cinco puntos pero conseguidos en tres certámenes. Aún perdiendo ayer, Nadia sumaba una unidad por su participación, pero por el haber ganado le dio ocho. Con 15 puntos en su haber, en algunos días Podoroska será un nombre nuevo en el ranking. Y con muy buenas perspectivas para trascender. Aparecerá cerca del puesto 900 y con cada paso que dé en este tipo de torneos avanzará considerablemente. El talento, el trabajo y la suerte decidirán su techo.

Para el tenis de Rosario es una excelente noticia el presente de una de sus hijas dilectas. La mejor fue Mary Terán de Weiss y después no hubo más registros en el circuito profesional salvo la incursión de Aranza Salut, quien irrumpió en el ranking en 2008 con 18 años.

Hoy Podoroska tendrá enfrente a una rival muy difícil para sus aspiraciones. Cerca de las 11.30 enfrentará a una de las integrantes del equipo argentino de la Fed Cup, la tandilense María Irigoyen.

A esta altura no es disparatado pensar que ese resultado será anecdótico. Porque ayer fue el día en el que la Rusita Podoroska se hizo grande.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS