Ovación

Triunfo de alto nivel

Las Leonas se quedaron con el segundo encuentro ante Gran Bretaña en Rosario, en una muy buena presentación.

Lunes 12 de Febrero de 2018

Ahora sí, aparecieron Las Leonas en Rosario. Con todo, más allá de que siempre tengan cosas por corregir. Con la fiereza que las distingue, forzando al rival a ponerse cara a cara con sus falencias. El segundo encuentro entre Argentina y Gran Bretaña, de la serie de cinco que tiene lugar en el Mundialista Luciana Aymar, terminó 3 a 1 para el local gracias a tres golazos: los de Delfina Merino, María José Granatto y Julieta Jankunas. Otra vez, como en el sábado, el campeón olímpico abrió el marcador. Y de nuevo temprano, a los 7', por el gol de Elena Rayer.

La premisa de Argentina va cambiando partido a partido. Si bien el que está enfrente es el dueño de la última medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Río 2016, Las Leonas se enfocan, antes que nada, en lo propio. Y para cada encuentro el entrenador Agustín Corradini propone algo diferente. La búsqueda de ayer era implementar con éxito un sistema diferente de defensa con las británicas teniendo la bocha en campo argentino. Y a juzgar por lo que se vio, anduvo. La posesión fue de Las Leonas en casi todo el encuentro, obligando al agazape permanente de un equipo que generó muy poco si se tienen en cuenta sus antecedentes. Que obligado o no por las virtudes rivales defendió muy mal.

Sintonizaron bárbaro las chicas de Argentina, que casi no sufrieron en defensa, el aspecto que más preocupa. A veces retrocedieron con paso en falso, pero supieron cambiarlo a la carrera. La apertura del marcador llegó justamente de una contra que tras la arremetida contra el arco de Belén Succi, encontró a Alex Danson tirándose de cabeza para empujarla al fondo. No pudo la rubia hacer que la bocha supere la línea, pero sí Elena Rayer entrando por la derecha de Succi. En la captura de rebotes venció Gran Bretaña.

Pero ni siquiera acusaron golpe Las Leonas. No se sintió como impacto. No se notó nerviosismo, quizás por la tranquilidad que da la tenencia de la bocha. Que circulaba muy bien a manos de sus volantes y delanteras: otra vez impecable Lucina von der Heyde, en el quite, en la distribución, haciendo un tándem ideal con Florencia Habif en ese sector del campo. Acordes las demás. Ni hablar de las delanteras, súper enchufadas. Volvieron y jugaron en un altísimo nivel Delfina Merino y María José Granatto, más Agustina Albertario (ver aparte).

Por eso a los 11' ya estaban las cosas igualadas porque Merino no perdona frente al arco. La delantera de Banco Provincia recibió distante de su marca, se acomodó para el revés, el tiro que la deleita y la clavó en el ángulo, su especialidad. Celebró todo el estadio las cartas de presentación de quien hoy es dueña del premio más codiciado entre los jugadores del mundo. A los 27, Majo Granatto sacó sus credenciales y le pintó la cara a las defensoras británicas para irse sobre la salida de Rose Thomas y definir sobre el cuerpo. Una vaselina, dirían en el fútbol. Imparable la delantera de Santa Bárbara.

Para entonces, Argentina dominaba en todos los rubros, a tal punto que ni siquiera los sucesivos cambios modificaron el nivel en algún momento. Además tuvieron otro gran mérito Las Leonas: jugaron tranquilas. La paciencia que pregonaba Corradini desde el banco se hacía carne.

Las Leonas están hoy en su preparación hacia el Mundial de Londres, de julio. Y es una obviedad que para todas será durísimo ganarse un lugar en la lista definitiva. Sin embargo, cuando se mira a las delanteras, los interrogantes son mucho más grandes: están todas a un altísimo nivel. Son hoy la gran virtud. El ataque es la gran virtud de este equipo. En este sentido, la cordobesa Julieta Jankunas, la más chica de este plantel que vino a Rosario, con 19 años, también hizo de las suyas. Arrancó por el medio, tocó, siguió la jugada y la fue a completar la obra mandando la bocha al fondo del arco. Otra factura de alta estirpe, desde lo colectivo.

Estaba todo dicho 38' cuando sucedió eso más allá y de que en el final del último cuarto Gran Bretaña se esperanzó con los atisbos individuales y la guapeza de Danson. Aunque no tuvo con qué equilibrar las acciones. Hollie Webb se puso la pechera, se fue la arquera Cochrane y con 11 jugadoras de campo sólo logró generar un córner corto que no prosperó, como tampoco lo hicieron los cinco de Argentina que sigue teniendo allí su cuenta pendiente.

El miércoles habrá nuevo encuentro. Cerrado al público en general y abierto a las escuelitas de los clubes que componen la Asociación de Hockey del Litoral. Una gran oportunidad para las nenas. Y para Las Leonas de seguir creciendo, porque el reto no variará por el marco. Eso aspiran en este camino y ya se anotaron dos victorias ante el campeón olímpico.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario